¿El trabajo de los profesores está “burocratizado”?

Hay profesores que piensan que tienen una gran carga de trabajo de carácter burocrático, porque cada año tienen que realizar la planificación y la programación de las asignaturas que imparten, e igualmente llevar a cabo una evaluación de las actividades realizadas. Y que esta carga de trabajo es un lastre para la mejora de nuestro sistema educativo.

Estos profesores piensan que este tipo de tareas exceden con mucho la “rendición de cuentas” que debería regir el ejercicio de su actividad profesional. Entienden también que el destinatario de esta “rendición de cuentas” es la Administración Autonómica de la que dependen, pero en ningún caso los estudiantes o sus padres, motivo por el cual se resisten o se niegan directamente a facilitar o publicar en las web de los centros las programaciones y su evaluación. No participan de la idea de que el ejercicio de la transparencia en el ámbito educativo significa que las familias tienen derecho a conocer qué se hace en los centros educativos (en cada una de las materias que se imparten, etc.), qué objetivos se persiguen, qué actividades se van a realizar para lograrlos, cuándo se llevarán a cabo y cuáles son los resultados que se logran alcanzar.

Para ellos, la “rendición de cuentas” y el ejercicio de la “transparencia”, son innecesarios, “alienantes” y además van en contra de la necesaria autonomía que debe tener el profesorado en el ejercicio de su actividad. Los ven como actos de desconfianza, vigilancia y control de la Administración  y/o de las familias que demandan estar informadas sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos. No entienden que es precisamente el ejercicio de esa autonomía, que efectivamente es imprescindible en el ejercicio de la docencia, lo que exige que la misma se realice con transparencia. Si la Administración pautara tanto como ellos piensan su actividad como profesores no sería necesario que elaboraran programaciones, se las darían hechas; es justamente porque se respeta su autonomía, su criterio y buen hacer, su capacidad de innovar, por lo que tienen que diseñar, realizar y proponer ellos mismos esas programaciones que entienden como un trabajo burocrático.

Es más, estos profesores piensan que en otras profesiones, como por ejemplo en el ejercicio de la medicina, este tipo de “rendición de cuentas” no se realiza. Se olvidan, obviamente, que los médicos ante cada enfermedad (o síntomas de las mismas) tienen que seguir unos protocolos establecidos que deben cumplir para su correcto diagnóstico y tratamiento, que uno y otro lo deben registrar documentalmente al igual que los medicamentos que recetan, y que por su puesto tienen que informar no solo al Hospital donde se encuentre el enfermo y a los otros profesionales que estén en contacto con él, sino también al propio  paciente y, si fuera el caso, a sus familiares, de las características del tratamiento que se les va a aplicar y de las consecuencias que del mismo se pueden derivar. Hasta el punto de que, ante determinados tratamientos, se pide el consentimiento explicito de los pacientes. Si un médico no cumpliera con los protocolos establecidos o recetara medicamentos inadecuados, y el paciente empeorara de su enfermedad, puede ser llevado a juicio y condenado por negligencia.

El problema no es que haya profesores que piensen de esta manera, lo cual es legítimo, sino quealgunos de ellos incumplen con sus obligaciones, por considerar que algunas de ellas son tareas burocráticas que no tienen ninguna utilidad. De manera que se hacen programaciones que en muchos caso no responden a la realidad de lo que se va a hacer en las aulas, y/o son un “copia y pega”, lo cual constituye un fraude a toda la comunidad educativa. En el siguiente texto que publica un profesor en su blog queda esto perfectamente reflejado:

El control administrativo es absolutamente ilusorio, el profesorado sigue haciendo “lo que le da la gana en sus aulas”, es por eso que las reformas nunca funcionan. La diferencia es que tiene que malgastar su tiempo justificando lo que hace –o no hace- en forma de papeles burocráticos, sin que exista un proceso de reflexión sobre qué quiere hacer. Ejemplos de esto tenemos a diario y en nuestra propia experiencia, yo pasé de EGB a LOGSE de un curso a otro, la diferencia, como alumno en las clases… ninguna. Eso sí, la diferencia en los papeles, era abismal. Mucho más cambio se nota ahora con las dichosas competencias… en los papeles, por supuesto, las actividades de clase y el trabajo del alumnado sigue siendo, exactamente igual, en la inmensa mayoría de los casos.” ( http://blog.manuelfnavas.es/2014/11/23/la-burocratizacion-de-la-ensenanza/)

Hay muchos estudios que muestran que las reformas educativas y los cambios de leyes por si mismos no cambian las prácticas del profesorado, si esos cambios no van acompañados de acciones que transformen el pensamiento de los docentes.

En todo caso, hoy por hoy, no son pocos los profesores que se han infiltrado en las “mareas” que defienden la educación pública, y mantienen una concepción muy “neoliberal” de su profesión. Son los que bajo la demanda de la necesaria autonomía del profesorado plantean, como condición necesaria para que nuestro sistema educativo pueda mejorar, una desregularización de su actividad (apelando a su desburocratización), pero sin rendición de cuentas ni transparencia.

Esta situación hace necesario, reivindicar y poner en valor una vez más, el trabajo que muchos otros profesores realizan cada curso en la planificación y programación de sus materias, intentando ajustarlas a las características de sus estudiantes, introduciendo innovaciones y mejoras que repercutan en su motivación y aprendizaje, etc. Y que además son conscientes de la importancia que tiene que las familias y la Administración lo conozcan, para que puedan implicarse más y mejor en la tarea común de la educación de nuestros niños y jóvenes.

Fuente: Fracaso Académico

El peor enemigo de los buenos profesores son sus propios compañeros.

Por Fracaso Escolar.

El peor enemigo de los buenos profesores son sus propios compañeros. Ellos son los que les ponen trabas y zancadillas para formar grupos de trabajo, poner en marcha mejoras e innovaciones, coordinar las actuaciones en cada curso y en el centro en su conjunto. Son ellos los que cuestionan y critican de manera encubierta o incluso abiertamente las iniciativas que quieren emprender. Esta situación se puede ver perfectamente ilustrada en el artículo “Sé profesor y sé sumiso” donde el autor y varios profesores que lo comentan, se burlan de manera cínica de estas iniciativas, a las que otros llaman “milongas educativas”.

Esgrimiendo todo tipo de causas y razones buscan, dice Débora Kozak (una maestra con una larga trayectoria), desesperanzar a todo aquel que quiera hacer algo diferente y, si es joven, explican su comportamiento atribuyéndolo a la corta trayectoria en el sistema y rematan con la frase: “en unos años se te va a pasar”, como si quien trajera las nuevas ideas portara una enfermedad transitoria que se irá diluyendo con el paso del tiempo.

La oposición que ejercen este tipo de profesores propicia que cuando las iniciativas para mejorar la actividad docente y/o el aprendizaje de los estudiantes, finalmente logran llevarse a cabo, sean experiencias en general de carácter individual o aisladas.

El trabajo colaborativo, en equipo, entre los profesores de los centros educativos es poco frecuente, no porque no haya en cada centro profesores dispuestos a trabajar de esta manera, sino porque tienen compañeros que se niegan en rotundo aduciendo una inadecuada interpretación de su “libertad de cátedra” u otro tipo de excusas: no se puede, para qué, así no se hace, que lo hagan otros, nada sirve, etc.

Esto conduce a que en muchos centros los profesores realicen su trabajo de manera individual, en soledad. Es común que no exista “ambiente de trabajo” entre ellos, o que este sea irrespirable.

Esto también hace que los esfuerzos y las energías de los buenos profesores pierdan eficiencia y eficacia. Y que bastantes de ellos tengan que realizar, a su vez, tremendos esfuerzos psicológicos para acudir a sus centros, que finalmente se traducen en depresiones y en el síndrome del “profesor quemado”.

No es extraño comprobar que cada comienzo de curso se produzca una situación paradójica: muchos estudiantes desean que éste comience para encontrarse con sus compañeros, mientras que son numerosos los profesores que lo que más les acongoja es justamente encontrarse con los suyos.

Los profesores de los centros donde estas situaciones son habituales harían un gran servicio a nuestro sistema educativo, y a ellos mismos, si superaran el espíritu corporativo que les impide enfrentarse, pronunciarse o incluso denunciar las malas prácticas presentes en sus centros. Mientras su silencio siga amparando las actitudes, formas y actuaciones de los compañeros que dificultan o impiden introducir los cambios y las mejoras que nuestro sistema educativo necesita urgentemente, poco se podrá hacer. Es necesario romper con el hermetismo presente en los claustros de profesores.

Entiéndase esta reflexión como un mensaje de ánimo y apoyo a esos magníficos profesores que hay en nuestro sistema educativo, y que día a día se esfuerzan por mejorar en un entorno como el que se acaba de describir, no es un cuestionamiento o un ataque a la profesión docente, todo lo contrario, es una reivindicación de la misma. Tampoco con esta reflexión se pretende que se olviden las consecuencias de unos recortes mal intencionados en educación. Pero estos no pueden seguir siendo la excusa para el inmovilismo.

Fuente: Fracaso Académico

Campesinos protestan contra incursión militar en Hidalgo y Veracruz.

Por Juan Ricardo Montoya, corresponsal

Huautla. Tras denunciar diversas incursiones en sus localidades por parte de los militares acampados en la delegación municipal de Chapopote Chico Veracruz, un contingente conformado por miles de campesinos, amas de casa y jóvenes integrantes del Frente Democrático Oriental de México Emiliano Zapata (Fdomez) filial al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo marcharon en demanda del cierre de la base militar.

El contingente, de cerca de dos mil personas provenientes de diversas localidades cerca de la base militar marcharon a lo largo de 15 kilómetros  de Huautla, Hidalgo hasta el vecino Chapopote Chico Veracruz gritando consignas y entregando volantes contra la presencia militar.

En las afueras de la base militar de Chapopote Chico, donde se encuentra acampado el 40 Batallón de Infantería se manifestaron en repudio de los militares.

De acuerdo al Fdomez el pasado 13 de marzo alrededor de las 11 de la mañana cinco elementos del  ejército  pertenecientes al 40 batallón de infantería incursionaron la comunidad de “Felipe Ángeles” del municipio de Chalma Veracruz, ese mismo día a las 13:20 horas.

Horas después esos mismos soldados presuntamente se presentaron  en la casa campesina-popular, cultural que alberga las oficinas del Comité de Derechos Humanos de las Huastecas y Sierra Oriental (CODHHSO) y del Frente Democrático Oriental de México “Emiliano Zapata” (FDOMEZ-FNLS), ubicadas en Tecoluco Calpan, del municipio de Huautla, Hidalgo.

Según el Fdomez los militares con  gritos e insultos exigieron a dos integrantes de la agrupación que abrieran la puerta  “para revisar que había adentro de la casa”.

Como los integrantes del Fdomez no accedieron a abrir las puertas, los militares  les pidieron sus identificaciones personales a lo que también se negaron hacer. Los militares al ver que no lograron intimidarlos supuestamente recurrieron a la amenaza.

“Si no traen identificación los podemos desaparecer sin que nadie se entere… si no entramos ahorita vamos por más elementos y entraremos más tarde”, fue lo de acuerdo al Fdomez dijeron los militares.

Tres días después, un vehículo militar incursionó con cinco elementos a la comunidad de Metlatepec, del municipio de Huautla, Hidalgo  por el camino de  terracería que conduce a la galera publica y se desviaron  hacia donde se encuentra la capilla de la localidad para salir a la escuela telesecundaria.

Al notar la presencia de los militares, las mujeres tocaron la campana para convocar a los vecinos lo que desalentó a los militares quienes se marcharon del lugar.

De igual forma el Fdomez denunció patrullajes militares tanto de día como en  altas horas de la noche en las comunidades de Metlaltepec, Tzacuala, Chalingo, Amatzintla y 21 de Enero del municipio de Huautla.

Tras señalar que la presencia militar más que garantizar la seguridad tiene como fin reprimir a su organización el Fdomez exigió al gobierno federal la salida del ejercito de la región de la Huasteca donde confluyen Hidalgo, Veracruz y San Luis Potosí.

Fuente: La Jornada

Repite vicios el programa que sustituye la carrera magisterial.

Por Laura Poy Solano.

Estímulos económicos no mejoran la práctica pedagógica, advierten expertos.

Si aprueban las evaluaciones, pero no hay recursos, les darán un gracias por haber participado.

Como un mecanismo perverso y engañoso calificaron especialistas del sector educativo el Programa de Promoción en la Función por Incentivos en Educación Básica, que desde este primero de junio sustituye al de carrera magisterial, que desde 1992 fue el principal mecanismo para la entrega de estímulos económicos a los profesores de preescolar, primaria y secundaria.

En entrevista con La Jornada, Juan Manuel Rendón y Socorro García Manzano, expertos en el estudio del sistema educativo, destacaron que el nuevo esquema para la entrega de mejoras salariales recupera los vicios y errores con que se creó carrera magisterial. Diversos estudios internacionales han demostrado que los programas de pago al mérito no funcionan para mejorar la práctica pedagógica en el aula.

El documento, difundido en el portal electrónico de la Secretaría de Educación Pública (SEP), señala que dicho programa se aplicará a docentes, técnicos docentes, directores, supervisores y asesores técnico-pedagógicos que obtengan resultados destacados en la evaluación al desempeño –que es obligatoria– y sobresalientes en la evaluación adicional, aunque no se detalla en qué consisten.

El nuevo esquema contempla siete niveles de estímulo. El ascenso al primero, requiere una confirmación que permita acceder a los subsiguientes. Los incentivos económicos podrán ser de carácter temporal o permanente. Quienes alcancen buenos resultados y laboren en zonas rurales recibirán mayores porcentajes de mejora económica.

Sin embargo, la SEP advierte que la asignación de los incentivos estará sujeta no sólo a los resultados de la evaluación –cuya vigencia corresponde al ciclo escolar en que fueron aplicados–, sino al presupuesto anual disponible, tanto federal como estatal.

Al respecto, García Manzano, experta en evaluaciones de desempeño docente, destacó que con estos esquemas de estímulo, los profesores acaban más interesados en buscar puntos y pasar exámenes, que en modificar su quehacer educativo.

Carrera magisterial, agregó, “no funcionó, y ahora quieren insistir con el mismo modelo de estímulo a los docentes. Es un programa que aparenta estar del lado de los maestros, pero no es así. Se aplica de forma tramposa. Los resultados sólo tienen vigencia por un ciclo escolar, el recurso que se entrega es temporal para quienes inician en el primer nivel, pues tienen que probar en un segundo año que han mejorado para mantener este apoyo, y en el peor de los casos, puedes aprobar todas las evaluaciones, pero si no hay recurso, lo que queda es un ‘gracias por haber participado’”.

En entrevista por separado, Rendón, ex director de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, agregó que con este programa se soslayan todas las experiencias nacionales e internacionales que han demostrado el fracaso de estos mecanismos. Los profesores no cambian su forma de trabajar en el aula sólo por recibir un estímulo.

Se trata, dijo, de un programa poco novedoso que repite los vicios del anterior. Es una repetición mecánica de carrera magisterial, con una mirada burocratizante que pervierte cualquier objetivo real de mejora de la enseñanza.

Fuente: La Jornada

En Iztapalapa: Maestra despedida da clases en la banqueta.

Por: Paréntesisplus.

Los cinco alumnos que acudieron a clases ayer en la primaria Nicolás García, en la Unidad Ermita Zaragoza, de Iztapalapa, luchan por sostener una lona que se les viene abajo por el viento, en su improvisado y nuevo salón a un lado de la entrada de la escuela. Tienen que recurrir a esto luego de que su maestra de quinto año fue despedida sin derecho a liquidación y sin recibir los últimos días trabajados en la quincena.

Érika Núñez Montes es una de los 3 mil 360 profesores despedidos por no presentarse a la evaluación docente a la que fueron convocados 153 mil maestros en el país.

No presentó ninguna de las cuatro evaluaciones docentes a las que fue convocada, porque, al igual que miles de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), rechaza la reforma educativa aprobada desde 2013, que por primera vez aplicó las sanciones que tienen consideradas la Ley General del Servicio Profesional Docente, como la de retirarle su nombramiento “sin responsabilidad para la autoridad educativa”.

El pasado 7 de marzo, cuatro personas irrumpieron en el salón de quinto A y notificaron a Érika que no podía seguir dando clases, y que desde el primer día de marzo no era considerada parte del personal en esa escuela. Según la maestra, hace un mes le entregaron un formulario en donde le preguntaban los motivos por los que no se presentó, no contestó.

En los 13 años que Érika ejerció dice que nunca fue visitada en ninguno de los salones en los que trabajó: “Nunca evaluaron mi plan de estudios ni las condiciones en las que di clases”, reclama. El día del despido fue la primera vez que tantas autoridades entraron a uno de sus salones.

Los índices de violencia en la colonia Ermita Zaragoza siempre la han mantenido en la nota roja. El año pasado éste fue uno de los puntos de la Ciudad de México en donde sicarios colgaron de un puente un cadáver.

Los padres de familia que hablan a favor de la maestra Érika aseguran que su intervención con los niños les ha permitido sobrellevar varios problemas y mejorar sus calificaciones.

Luego de 10 años como maestra de la escuela Nicolás García ha logrado la simpatía de algunos. Una docena de padres de los 15 alumnos de quinto A dirigieron un escrito al supervisor de la zona escolar, Lorenzo Mendoza, en donde además de la reinstalación de la profesora le piden una reunión para que reconsidere el despido.

Como respuesta, el supervisor entregó un oficio en donde explica que las reuniones son convocadas únicamente por la Dirección Escolar para la rendición de cuentas, dos veces al año. También dice que no pueden impedir que la maestra siga dando clases fuera de la escuela si así lo desean, y advierten que no pueden intervenir con la separación del cargo, que tienen que acatar la ley que la dejó sin nombramiento.

Según la dirigencia de la CNTE a la que pertenece Érika, 7 mil maestros fueron convocados a la evaluación docente, y 11 docentes despedidos por no presentar la prueba en la Ciudad de México. No se sabe exactamente cuántos profesores como ella siguen en resistencia, no hay encuestas, listas o un registro que la CNTE lleve para conocer a sus agremiados, pero la SEP afirma que de los convocados, sólo 2.2% será despedido por no presentarse a la primera prueba que dispuso la reforma.

Pese a que el secretario Aurelio Nuño interpretó que los más de 3 mil despedidos no tienen derecho a una liquidación, la CNTE busca exigir que a estos 11 maestros le respeten sus derechos laborales, con una demanda colectiva por despido injustificado.

El artículo 74 de la Ley del Servicio Profesional Docente obliga a los maestros a someterse a evaluaciones periódicas y les advierte que “perderán su nombramiento en caso de no cumplir, sin necesidad de que exista resolución previa del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje o sus equivalentes en las entidades federativas”, aunque también dicta que esto no tendrá perjuicio en “su derecho del interesado de impugnar la resolución respectiva ante las instancias jurisdiccionales que correspondan”.

Fuente: Insurgencia Magisterial

Veracruz: Hacia una Agenda Electoral, de Gobierno y Legislativa de la disidencia magisterial.

Por: Oswualdo Antonio González.

Los Callejistas, los Fidelistas, los Arellano, los Duartistas, los Antorchistas, los Obradoristas, los Morenistas, los maestros Disidentes, todos, se agrupan en torno a un “núcleo compartido de intereses”. Incluso, se podría afirmar que se agrupan para ampliar el poder que tienen y acotar el poder de los “otros”.

Los grupos más consolidados tienen bien claro su núcleo de intereses (económico, político, sindical, social, educativo…) y sobre ese consenso se mueven. Sus integrantes reconocen y aceptan estructuras formales o informales de poder en su interior, reglas de permanencia y ascenso, una interpretación común de la historia, un abanico de verdades, la aceptación de ciertos símbolos y prácticas y un lenguaje verbal y corporal, entre otras cosas.

Hay grupos que no logran articular un “núcleo compartido de intereses”. Por lo regular,  estos surgen de coyunturas, de rupturas al interior de otros grupos y de expulsiones. Su carácter de oposición a la cúpula de otro grupo, no así a su “núcleo compartido de intereses” les complica consolidarse y de no ganar la disputa con el otro grupo en el poder, terminan diluyéndose, y sus integrantes vuelven al grupo anterior, se incorporan a otro grupo u optan por el ostracismo.

La importancia del “núcleo compartido de intereses” 

La disidencia magisterial, como grupo emergente (no la CNTE como opción sindical), surge como respuesta ante la falta de defensa de los derechos laborales de los maestros por parte del SNTE, derechos que en esos momentos eran atacados por una alianza de partidos políticos, con clara complicidad del propio sindicato. Simplificando, la disidencia surge en respuesta, ante una decisión de la cúpula del SNTE, pero no por desacuerdos con el “núcleo compartido de intereses”, los cuales podrían existir, pero eran procesados en el interior con distintos mecanismos.

¿Cuál es el “núcleo compartido de intereses” de la disidencia magisterial? No es claro y urge empezar a trabajar en ello, ya que de no hacerlo, se corre el riesgo de que grupos más fuertes empiecen a darle seguridad y rumbo a las bases que lo integran y en un abrir y cerrar de ojos se incorporen a esas nuevas “siglas”.

Grupos fuertes establecen alianzas, pero en grupos desiguales, el fuerte ofrece espacios, “cuotas” de poder, y el débil asume sin discusión su “núcleo compartido de intereses”. No se necesita mucho análisis para saber el desenlace, las bases se incorporan al grupo más fuerte y el grupo débil desaparece o se vuelve solo un membrete, sin ninguna influencia sobre sus supuestas bases, ni en la toma de decisiones de su rumbo.

La única posibilidad de que un grupo sobreviva, es contando con un “núcleo compartido de intereses”.

La Agenda pública 

El “núcleo compartido de intereses” se vive al interior de los grupos. La disputa con otros grupos por el poder, se da en el espacio público, teniendo como referentes empíricos algo que se denomina Agenda.

En las Agendas públicas, los grupos plasman sus temas de interés, los definen, explicitan un deber ser y una ruta ideal para lograrlo. Son las Agendas las que definen los alcances de los grupos y desnudan los “núcleos compartidos de intereses”.

Cuando en un mismo campo, como en el caso de la educación, coinciden varios grupos, el elemento que los diferencia, en un primer momento, es la Agenda pública, es decir, su postura ante temas clave. La Agenda perfila a los grupos, “chantajistas”, “negociadores”, “vividores”, “radicales”, “congruentes”, “conservadores”, “de izquierda”, “derecha”, “social-demócratas”, “marxistas”, “anarquistas”, pero sus acciones los definen.

También existen, Agendas ciudadanas, las cuales se construyen en torno a temas estratégicos, no se conforman a partir de un grupo, sino de una corriente de pensamiento y acción, por ejemplo, la defensa de la naturaleza, el agua, la tierra; buscan influir en la agenda gubernamental y de los grupos a través del costo reputacional que implicaría que no se asumieran como propios.

En la coyuntura electoral, urge que la disidencia magisterial, clarifique si su Agenda únicamente se restringe a la defensa de sus derechos laborales y a la lucha por lograr ganar la cúpula nacional del sindicato. Si además de eso, se piensa en una educación “alternativa”, un gobierno “alternativo” e incluso fomentar una “sociedad alternativa”, es necesario se explicite. Teniendo claro esto, es posible, establecer alianzas o coaliciones con otros grupos.

La Agenda electoral 

En los procesos electorales, la mercadotecnia borra la agenda pública y prueba en situaciones límite el “núcleo compartido de intereses” al grado que iguala a “contrarios” o fortalece diferencias.

En el actual proceso electoral, MORENA plantea como parte de su Plataforma “echar abajo la Reforma educativa” y sobre eso la CNTE nacional establece una Alianza. La CNTE da votos y MORENA les cede candidaturas a diputaciones. Algo similar han hecho los Callejistas con el PRI en Veracruz.

Si la disidencia magisterial no empuja una Agenda electoral que se construya de manera democrática entre todos los grupos movilizados, la viabilidad del Movimiento magisterial en Veracruz está en riesgo. La alianza con MORENA no se puede acotar al otorgamiento de “puestos” y una “promesa”.

La Agenda de gobierno

La agenda electoral deberá incluir líneas de acción en lo legislativo, pero también propuestas en el plano de la administración pública, ya que en esta elección también se elige gobernador. Por lo menos, la disidencia magisterial debería presentar propuestas de cómo debe funcionar la SEV de ganar las elecciones, que líneas de política se deben impulsar. Aquí debe haber una diferencia marcada con los Callejistas, los cuales han administrado y administran la SEV, con los resultados ya por todos conocidos. No basta con decir son corruptos, es necesario decir cómo se haría una gestión diferente.

Toda vez que la política educativa abarca más niveles y responsabilidades que solo la educación básica, la disidencia magisterial debe establecer compromisos claros con MORENA en este rubro, puntualizar cuáles son los mínimos que impulsaría de ganar la elección. La disidencia no puede esperar que estas líneas de política las presente MORENA, las debe presentar la disidencia y negociarlas con los planteamientos del Partido.

Hacia una propuesta de Agenda 

En los próximos días, el Colectivo Insurgencia Magisterial lanzará una Convocatoria pública para diseñar una propuesta de Agenda Legislativa, Electoral y de Gobierno, factible de ser retomada en el actual contexto electoral y asumida como compromiso público, que posteriormente sirva de insumo para la elaboración del Programa de gobierno y la Plataforma legislativa.

Fuente: Insurgencia Magisterial

 

Nuevo León: Cesan a 51 maestros de NL por evadir examen.

Por: Daniel Santiago.

La SEP dio de baja a 51 maestros de educación básica de Nuevo León por no presentar en noviembre la Evaluación de Desempeño Docente, informó ayer Esthela Gutiérrez, Secretaria de Educación estatal.

Sin embargo, 20 de estos profesores aún podrían recuperar sus cargos, explicó la funcionaria, ya que dependen del Gobierno del Estado y todavía pueden justificar por qué incumplieron con sus pruebas.

Los otros 31 maestros dados de baja trabajaban directamente para la SEP y están completamente fuera de las aulas.

“Quedaron solamente cuestionados 51”, dijo Gutiérrez.

“A nivel federal ya se dieron de baja”, explicó, “y a nivel estatal creo que tenemos aproximadamente unos 20 (en revisión).

“Acá se va a seguir el procedimiento de citarlos”, agregó, “que presenten ellos sus razones por las cuales no se presentaron”.

Dos semanas después de que la SEP informó que 3 mil 360 maestros de todo el País iban a ser despedidos por incumplir con la evaluación, Gutiérrez detalló ayer que 167 profesores de Nuevo León no se presentaron al examen.

Pero 116 maestros justificaron su ausencia ante la Federación y mantuvieron sus plazas.

Una fuente añadió que los 51 profesores no cobran actualmente sus sueldos.

Derivado de la reforma educativa, es la primera vez que las autoridades pueden realizar despidos por no cumplir con las evaluaciones docentes.

Fuente: El Norte

Maestro cesado apelará “con todos los recursos” contra la SEP.

Por Karina Velasco

Julio César Tzec Suárez, originario de Nunkiní, Campeche, con 18 años de trayectoria pedagógica, es uno de los siete docentes cesados de su cargo el pasado viernes 18 de marzo en Benito Juárez, por no presentar el examen de evaluación de desempeño que determina la Reforma Educativa.

El maestro Julio César ejercía sus labores didácticas en la escuela primaria Víctor Hugo Bolaños Martínez, de la región 224, donde tenía a su cargo a los alumnos del segundo “B”.
“La manera como nos separaron del grupo es ilegal, ellos argumentan que fue por no someternos a la evaluación educativa, pero como todo mundo sabe, hicieron una notificación a través de correo electrónico y si buscamos en las leyes pues no existe una que diga que por vía de correo electrónico, mensajes de texto o llamadas telefónicas sea una manera oficial para hacerlo “, acusó.
El mismo viernes 18, padres de familia realizaron una marcha en protesta por el despido del profesor Julio César, que consideraron injusto.
“Los papás en son de protesta no metieron a los niños al aula, estuvimos trabajando con ellos afuera de la escuela pero sólo fue un momento porque desafortunadamente las autoridades educativas y policiales están al pendiente de todo lo que hacemos y tratan de
intimidarnos “, manifestó.
Asimismo, el profesor Tzec cuestionó la arbitrariedad con la que, a su decir, actúan los dirigentes de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en represalia contra los mentores que objetaron ser parte de la evaluación.
“¿Quién evalúa los planes y programas, quién evalúa a las autoridades educativas? Ellos están tan tranquilos detrás de un escritorio ganando quizás más que un maestro, que sí está al pendiente de la educación, yo siempre he dicho que la mejor persona para evaluar son
los padres de familia y los propios alumnos”, enfatizó.
Como parte de las sanciones implementadas a los profesores que se resistieron al examen de evaluación, Julio César refirió que perderán todos sus derechos, incluso el de antigüedad que estipula la ley.
“Me dijeron que no podían hacer nada por mí y me sugirieron que en el mes de mayo vaya a presentar un examen de oposición como si estuviera recién egresado de la normal, dejando atrás mis 18 años de carrera como docente”.
Tzec Suárez también deploró el “oportunismo de Rafael Gonzalez Sabido”, secretario General de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien en ningún momento se ha acercado a ofrecer apoyo a pesar de descontar del
salario de los trabajadores educativos en general, una cuota sindical sin consentimiento alguno.
“Él va a tratar de lanzarse para ser diputado por el partido Nueva Alianza y el magisterio ya está harto de que sólo llegan al movimiento para usarlo como trampolín para sus fines políticos y no para velar por los intereses de los maestros”, aseguró.
Por último, expresó que no plantea la posibilidad de dar clases en algún tipo de institución del sector privado u otra vía, ya que se mantiene enfocado en la defensa de sus derechos magisteriales que la SEP le coartó.
“Aún busco abogados para dar el siguiente paso, que logre nuestra reinstalación, vamos a apelar la decisión con todos los recursos que tengamos a la mano y el apoyo de la sociedad”, concluyó.

Fuente: Contrapunto Noticias

Todo depende del Imperio.

Por FRANCISCO RODRÍGUEZ

Índice Político.

Los inútiles intentos del gobiernito mexicano por presumir que tiene el control sobre la “seguridad nacional”, la libertad y el cautiverio de los actores principales del narcotráfico y el lavado financiero de sus actividades, son como gritos en el desierto que ninguna persona en su sano juicio puede ?oír, ni mucho menos dar crédito.

Las recientes vergüenzas exhibidas ramplonamente en éstos y otros temas forman parte de un escarnio internacional insoportable.? De una miseria moral que quiere parecer pudibunda y pacata ante acontecimientos que no sabe ni con qué se comen. La pretensión de “mafiocracia” se ha enredado en su propio ridículo, de pena propia y ajena.

No tiene, nunca ha tenido, ni la capacidad, ni el poder, siquiera para opinar sobre estos temas, que rebasan a los “mandarines” nacionales, por distancias galácticas y grados de mando incomprensibles, tan lejanos como Plutón de la Tierra. Más, si se trata del nivel de comprensión de la “canalla itamita”, oluca y pachuquita, manufacturada sólo para la obediencia lacayuna.

Peor todavía, el colonialismo interno

En la década de los sesentas fue puesto sobre el tapete de las discusiones universitarias un tema demasiado importante para que los teóricos exquisitos quisieran ocuparse de él, exprimirlo hasta su última expresión, pues mostraba con inigualable nemotecnia la punta del hilo que llevaba a descubrir la madeja de todos los entramados de la explotación: el colonialismo interno, una de las expresiones más afortunadas del lenguaje académico.

Mucho nos hubiéramos ahorrado, en tinta, en papel periódico, en horas-hombre y en discusiones peregrinas de tempo político si nos hubiéramos –el verbo siempre hay que estirarlo, si no queremos estrangular la belleza incomparable de nuestro idioma– abocado a la idea del colonialismo que proponían André Gunder Frank y los estructuralistas latinoamericanos, al comparar las enormes diferencias entre la burguesía y el lumpenproletariado.

Sus niveles de exacción, sus grados de superlativa desproporción, entre los que todos lo tenían y los que todo lo necesitaban?, fue evidenciado con maestría. Sesenta años sin volver al tema, descompusieron más todo, desfiguraron el sentido y el rostro de cualquier identidad. Avasallaron todos los conceptos emergentes de equidad e incipiente justicia social.

Descolonización africana, una hipocresía

En palabras de obras emblemáticas en boga, el mundo se hizo “más ancho y ajeno”. Los “sonidos del silencio” político se repantigaron sobre una sociedad en medio del “mundanal ruido”, ensordecida por la publicidad del “capitalismo de Estado”, el “desarrollo estabilizador”, la “sustitución de importaciones”, los presidentes nacionalistas, obreristas y todas las zarandajas de rigor.

El imperialismo financiero internacional jalaba todos los reflectores hacia el proceso independista que se desarrollaba al otro lado del mundo y que los parlamentarios franceses, como Cartier, juraban por ésta que se trataba de una hipocresía mayor: la descolonización africana, cuyos líderes habían sido formados en las capitales de las metrópolis europeas.

Allí les habían extirpado a los proyectos de líderes todos los tumores de la adolescencia revolucionaria. Los habían hecho a su imagen y semejanza, inculcándoles siguieran los pasos hacia el desarrollo imperial, que a ellos ya los habían arruinado. Las metrópolis europeas ya habían sido colonizadas por las metrópolis financieras instaladas en Nueva York?.

99% de necesitados y 1% de trúhanes

El tema del colonialismo geográfico, estratégico e internacional lleva de la mano, necesariamente, a los graves problemas internos, pues se refleja con su misma crudeza y su asimetría comparada por los grados de desarrollo relativo, al que se practica, sin freno, hasta nuestros días, entre el asiento del poder federal y los estados cautivos, y entre las entidades federativas y sus municipios, y así, hasta dónde llegue. Hacia arriba, es perfectamente igual.

La pésima distribución del ingreso por sectores, regiones y clases, explica en toda su crudeza al modelo de desarrollo mexicano, una expresión insuperable de colonialismo interno, que nos ha llevado a ocupar los últimos lugares del planeta, casi en cualquier renglón de productividad y competencia: 99% de necesitados, frente a 1% de trúhanes, lo dice todo.

Estamos a la cola de la retaguardia, inermes y explotados, en materia de inequidad, injusticia y desigualdad material en nuestras condiciones objetivas de existencia. Lo peor, es que con nuestros gobiernos de gerentillos de las empresas extranjeras, no tenemos para dónde hacernos, una sola rendija para dónde asomarnos.

Gunter Grass: la Calcuta mexicana

Me platica un amigo que él charlaba, hace unos años, en un café del segundo piso ubicado frente al Palacio de Bellas Artes? con el Nobel alemán Gunter Grass –muy ligado a México, porque su hijo mayor había casado con la hija del gran cineasta Hiram García Borja– el novelista, acusado de militar en el nazismo hitleriano en su primera juventud, le hacía ver algo que le asombraba, que lo acompañó hasta su muerte.

Que México era del primer mundo, si se observaba desde la terraza del café y se avizoraban los marmóreos edificios de Adamo Boari, el del Correo Mayor, el antiguo de Telégrafos –hoy Munal–, pero si te asomabas hacia abajo, hacia la calle, te encontrabas, de repente, viendo hacia Calcuta. La lucha de los de a pie por sobrevivir.

Los octogenarios trazaban nuestro rumbo

El porfirismo, primer aggiornamiento económico e ideológico de México, construyó ferrocarriles, puertos, carreteras, medios de movilidad, servicios públicos, y “modernizó” las estructuras comerciales, financieras y agroexportadoras, incluyendo la minería y los bitúmenes petroleros, lo que permitía la perfecta inclusión del país en la división internacional del trabajo.

El mito extravagante del primer liberalismo seco fue “dejar hacer, dejar pasar”, sin la intervención del poder público, como necesidad histórica, incluso del capitalismo industrial actual, en su período formativo. Decían, los repetidores de las consignas imperiales, que la acumulación privada debía llevar al progreso total.

Todas las actividades primarias se concentraron, en beneficio del industrialismo y las macrocefalias urbanas. El proceso llevaba necesariamente a generar los excedentes necesarios en el campo, para el enriquecimiento sin límites de los sectores empresariales y financieros.

El gran teórico del “porfiriato” –saludos donde esté, Don Daniel Cosío Villegas–, Francisco Bulnes, en su famoso discurso de 1903, ante la crema y nata del Dictador, decía que el modelo político estaba vinculado, en cuanto a su futuro, a la vida misma del caudillo, a una biografía personal ya declinante. Los octogenarios trazaban el rumbo del país.

País débil, presa de ambiciones imperiales

La regionalización de la miseria, estudiada a fondo por Pablo González Casanova, David Barkin y Rodolfo Stavenhagen?, siempre ha sido defendida a capa y espada, para su hipócrita conveniencia, por los teóricos al servicio del gran capital: concentración del excedente económico en pocas manos, regiones y sectores…

…ofrecimiento de mano de obra abundante y bajos salarios, estímulo a la importación indiscriminada de bienes de producción, apoyos generosos del Estado para el crecimiento desigual, desproporcionado y desequilibrado, para integrar un entorno de país débil, presa fácil de ambiciones imperiales, de la mano de una clase política meteca y descastada.

“Gobernantes”, simples mensajeros y mandaderos

Los últimos cuarenta años han agudizado las contradicciones: llevaron al colonialismo interno a un supremo grado de certeza. Nada se mueve en México, si no es bajo la orientación de los grandes depredadores, que para colmo del país, son los grandes lavadores del dinero del narcotráfico, obtenido por operaciones de “matasietes”, pero ellos sí, de talla y reconocimiento mundial.

Toda orden llega, infaliblemente, desde el exterior: desde el permiso de concesionar y acumular, hasta el de matar. Son simples mensajeros y mandaderos de la moderna expresión del colonialismo financiero, del expansionismo y del intervencionismo, presente hasta en la mesa y en las mentes de un pueblo explotado y vaciado de contenidos.

La libertad, la capacidad de acumulación, hasta la aprehensión de los que ya “cumplieron su ciclo”, según los patrones, de salteadores rurales y urbanos, es ordenada desde esos poderosos centros de subordinación y miseria.? Todos los fracasados intentos para demostrar que el gobiernito mequetrefe tiene el control sobre esos temas, son agua de borrajas.

Aparentes empresarios, lobos del dinero y dirigentes, en el modelo del colonialismo interno, forman una especie de lumpen burguesía, pues se han sujetado y comprometido, en su desenfrenado culto de poder, a designios superiores. Ellos mismos, nunca llegan a ser recibidos por los que verdaderamente mandan. No conocen ni al pueblo, ni a sus patrones.

Son unos infelices que viven en la angustia de ser señalados, en cualquier rato inesperado, para el sacrificio y el sostenimiento del sistema internacional, pero que acá en el rancho, deben aparentar soberbia, inmunidad, control de todo y autosuficiencia. ¡Brincos dieran! Están atrapados, como gusanos en un gallinero.

Índice Flamígero: Más temprano que tarde, el Imperio ordenará poner a resguardo carcelario a Humberto Moreira, no obstante las machicuepas del gobiernito mexicano para liberarlo, hace una semanas, de una aprehensión que duró sólo una semana en un reclusorio madrileño. Hoy ya se sabe que el togado que llevó su caso alguna vez fue su invitado en México –vía el farsante juez Garzón—y, también, luego de que uno de sus socios conocidos, presumiblemente “lavador” de Los Zetas, haya sido indiciado en España. + + + Desde Fresnillo, Zacatecas, escribe don Alfredo Álvarez Barrón: “El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, arremetió contra el candidato del PRI a la gubernatura de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, al llamarlo –y cito textualmente—‘hijo de un cacique’, en alusión directa a su padre, el ex gobernador del mismo Estado, José Murat Casab. Pero fue José Antonio Estefan Garfias, de la coalición PAN-PRD, el que se llevó la peor parte pues a él lo tachó de ‘corrupto y zángano’. ¡Ah que mi Peje!, a ver si ahora no lo acusan de difamación y daño moral. Y en una de esas, hasta de disolución social.” Y enseguida El Poeta del Nopal hace de ello un epigrama: “Una feliz dinastía / quiere volver al futuro / y apuestan al voto duro / con renovada energía, / pues nadie quiere hoy en día / otro gobierno inexperto; / no es Gabino Cué, por cierto, / un simple chivo expiatorio / cuando es público y notorio / ¡que el PRI nunca ha estado muerto!”.

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

 

Morena ofrece a la CNTE rectoría de educación en Oaxaca.

Por la Redacción AN

“El problema de fondo no son las evaluaciones, sino el interés de utilizar ese instrumento de manera facciosa y coercitiva”, señaló AMLO.

Andrés Manuel López Obrador, dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), firmó un acuerdo con los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), con el que se compromete a devolverles la rectoría de la educación en Oaxaca.

En ese sentido, con miras a las próximas elecciones en la entidad, el político criticó la reforma educativa: “basta de engaños, es un cuento, una vil mentira creer que a los potentados corruptos de México les preocupe la calidad de la enseñanza, la educación de los niños, como sostienen de manera hipócrita”.

“Es una canallada no apoyar a los pobres y echarle la culpa a los maestros por la mala calidad de la educación”, dijo.

Y agregó: “es claro que el problema de fondo no son las evaluaciones, sino el interés de utilizar ese instrumento de manera facciosa y coercitiva para someter al magisterio”.

De acuerdo al documentos, ambas partes “reconocen la necesidad de cambios institucionales en el sistema educativo estatal, más allá de los cambios constitucionales, lo que implica la participación de todos los sectores sociales involucrados en el proceso educativo”.

En el acuerdo se reconoce que “prevalecen condiciones de inequidad, discriminación y exclusión de los pueblos originarios que ven vulnerada su cultura y realidades específicas en planes y programas educativos”.

Las declaraciones firmadas son las siguientes:

Morena se compromete con las y los oaxaqueños para llevar a cabo un programa de transformación social y educativa. Al ganar nuestro candidato la gubernatura del estado se implementarán las siguientes acciones:

I. Se impulsará la promulgación en el Congreso del estado una nueva Ley Estatal de Educación de conformidad con el proyecto que aprobó la Asamblea Magisterial de la sección 22.

II. El gobierno democrático dialogará y mantendrá acuerdos permanentes con el magisterio para mejorar la calidad de la enseñanza, combatir el analfabetismo, la deserción escolar y garantizar el derecho del pueblo a la educación pública y gratuita en todos los niveles escolares.

III. El gobierno democrático cumplirá los siguientes compromisos:

1. La política educativa será definida y conducida de manera conjunta por el gobierno del estado, los gobiernos municipales, las comunidades, los padres de familia y el magisterio.

2.- Se creará la Secretaría de Educación Pública y su titular será nombrado a partir de una terna que presentará el movimiento magisterial democrático al gobernador del estado. Las candidatas o candidatos deberán cumplir con el requisito de ser originarios de Oaxaca y tener como profesión una licenciatura en Ciencias de la Educación, Pedagogía o ser egresado de una escuela normal.

3.- Se impulsará un programa de comedores gratuitos en todos los planteles educativos del nivel preescolar, primaria y secundaria para garantizar la alimentación nutritiva de los niños.

4. Se apoyará a los estudiantes pobres y todos los jóvenes que cursen el nivel medio superior recibirán una beca mensual.

5. Se otorgarán de manera gratuita uniformes y útiles escolares para todos los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria.

6.- Se ampliará y mejorará la infraestructura y las instalaciones educativas.

7. Se otorgará presupuesto suficiente a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

8. Ningún joven que quiera ingresar a la universidad pública será rechazado y se crearán nuevas universidades en municipios y regiones del estado.

9. Se impulsará y fortalecerá la educación bilingüe e intercultural.

10. Se apoyará el sistema de normales públicas.

IV. El gobierno democrático promoverá ante los tres poderes de la Unión la cancelación de la mal llamada Reforma Educativa. En Oaxaca, con base en el ejercicio de la soberanía y las condiciones sociales y culturales, se aplicará, actualizado, el Plan Estatal para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO). Además de las siguientes acciones.

A) Cesará cualquier tipo de represión contra el magisterio oaxaqueño.

B) se pagarán los sueldos que les fueron retenidos injustamente a los maestros y demás trabajadores de la educación.

C) Desde ahora se emprenderán acciones legales para liberar a los maestros presos por motivos políticos o sociales.

V.- Los maestros que suscriban este convenio hacen el compromiso a título personal, como ciudadanos,  de apoyar a Morena en los trabajos de promoción y defensa del voto para asegurar el triunfo en las próximas elecciones de presidentes municipales, diputados locales y gobernador.

Fuente: Aristegui Noticias