Oaxaca: una vuelta de tuerca más.

Por Carlos Ornelas. (Excélsior).

Las relaciones entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y los gobernadores de Oaxaca parecen surgir de un cuento tenebroso. Algunos aplauden la “visión” del novel gobernador, Alejandro Murat, por haberse reunido, a escasos días de iniciar su gobierno, con la Comisión Política de la Sección 22 y lograr acuerdos con los maestros disidentes. Éstos se comprometieron, según el boletín del gobierno local, a respetar el calendario escolar, normalizar la prestación de los servicios de educación y que los egresados de las normales participen en la evaluación para el ingreso.

A cambio de ello, el gobernador se comprometió a regularizar la situación de tres mil 699 trabajadores que comprobaron estar laborando, incluyendo salarios “devengados”, que, según esto, personal del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca revisó en cada escuela.

A otros observadores, como Jorge Fernández Menéndez, no les extrañó que se llegara a ese pacto, aunque sea ominoso. José Murat, padre del actual gobernador, acostumbraba otorgar canonjías a grupos de la S22 con el fin de controlarlos. Hecho que nunca logró, pues los docentes recibían las mercedes y luego seguían con sus prácticas. Aunque en los tiempos del gobernador Ulises Ruiz, en particular en 2006, José Murat contribuyó a encender los ánimos en contra de su ex amigo.

Peor aún, José Murat fue el “asesor” de la Secretaría de Gobernación para lidiar con la CNTE entre 2013 y 2014, justo cuando el subsecretario Luis Enrique Miranda firmaba minutas entregándoles puestos y dinero a cambio de que regresaran a Oaxaca y rompieran las huelgas. Los líderes de la S22 se burlaban de los altos funcionarios. Aceptaban los frutos de sus chantajes, pero continuaban con la movilización. Si algo los distingue es no cumplir con los pactos. ¡Y les va muy bien!

Parecía que el gobierno había tomado la medida a los disidentes cuando dejó de prestar atención a sus amenazas y, en una sacudida, se aventuró a reconquistar el IEEPO. Asunto que granjeó credibilidad al presidente Peña Nieto y al exgobernador Gabino Cué.

Ya sin recursos, con las cuentas congeladas, con sus dirigentes en la cárcel, la CNTE iba en retirada, el escenario político sugería que el gobierno afinaba su tecnología del poder y limitaba a los aguerridos disidentes. Pero llegó Nochixtlán. El descontrol del gobierno central mostró la fragilidad de sus estrategias. La CNTE se reanimó. Sus movilizaciones en Oaxaca y Chiapas le rindieron dividendos.

Al final de cuentas, Nochixtlán reconvino al secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, y —paradoja— premió a Enrique Miranda, hoy secretario de Desarrollo Social, dador de bienes a la disidencia y vapuleador de diputadas.

Aurelio Nuño, el abanderado de la reforma, el que empujaba con ardor por “recuperar la rectoría de la educación”, le bajó a su discurso contra “los malos docentes”. Además, declaró: “No es un acuerdo sindical, esto es un acto de justicia con un grupo de maestros que están trabajando frente a grupo y otro grupo de trabajadores administrativos que estaban en una cuestión laboral que no tenían por qué estar”. ¡Órale!

Además, Nuño aseguró que la regularización de esos trabajadores “es un proceso que lleva varios meses haciéndose, en donde se hicieron las inspecciones para saber que los maestros efectivamente estaban frente a grupo…” (El Universal, 8 de diciembre).

Sin embargo, Samael Hernández, en su blog, documenta que la S22 giró instrucciones a sus bases de no permitir la entrada a las escuelas de los funcionarios del IEEPO. Éstos no verificaron la situación del personal ni el expediente de los trabajadores “regularizables”. Las autoridades recibieron información de directores de los planteles, fieles de la S22.

La reunión del 7 de diciembre de Alejandro Murat con los maestros encabezados por Rubén Núñez pasará a la historia como un acto de ingenuidad —o perversidad— política. Ese pacto es un ejercicio en optimismo. La Comisión Política de la S22 firmó —si es que lo hubo— el convenio. La Asamblea Estatal aceptará la regularización de las plazas, pero va por más. Pronto, los maestros disidentes regresarán a los paros.

Aunque lo parezca, no es un cuento macabro. El gobierno cumple con los acuerdos que firmó el exsubsecretario Luis Enrique Miranda en 2013.

Los maestros de Chiapas insistirán en que también les cumplan a ellos. Siguen la huella de sus camaradas de Oaxaca, tan pronto como llegue enero darán otra vuelta de tuerca.

Fuente: Presente. Periodismo Libre

El SNTE y los últimos grandes héroes de la CNTE (primera parte).

Por

Desde antes de nacer, el SNTE, como un huevo de serpiente que se trasluce,  ya dejaba ver su estructura y su naturaleza: la corrupción. Característica principal que le acompañaría, como marca de Caín, durante más de 70 años. Nacía lentamente, sin prisa, sin embargo, tan pronto abrió los ojos, rápidamente comenzó a alimentarse  de la ubre del sistema político mexicano.

El SNTE, nacía bien cobijado  en la cuna del PRM.  Como buen tutor, le ofreció calor, y ropaje tricolor, a cambio de un corporativismo que le redituaría fortaleza al mismo PRM. Como cuando los hijos terminan manteniendo a los padres envejecidos.

Con el tiempo, ya crecido, esta agrupación  de maestros, y con la venia de que sería el único sindicato mayoritario, que representaría a los maestros, ante la Secretaría del Trabajo, se convertirían en  amos y señores del contrato colectivo de trabajo. Esto les permitió, llegar  a considerase como el  sindicato más poderoso de América Latina”.

Pronto, sus  miembros  descubrieron las bondades y delicias  del poder. Aprendieron a nadar de ha muertito, es decir, trabajar sin trabajar. El sistema les pagaría su salario y otras prestaciones mientras estuvieran “comisionados” y al servicio del poder.  Dice el dicho que “cuando Dios ayuda hasta los costales te presta”, en el caso del SNTE, su dios fue el sucio poder político.

Raudos y en las agonías del PRM,  y a partir del parto forzado del PRI, los dirigentes magisteriales, se sacarían la lotería. Nunca en su pobretona vida,  se imaginaron el caudal de riquezas que obtendrían, por representar a los maestros mexicanos.

Inmediatamente se aplicaron a la venta de plazas,  a los negocios inmobiliarios, y  la renta de cafeterías escolares, que  les daría suficientes recursos para tener varias casas chicas. La adjudicación de créditos hipotecarios, venta de fraccionamientos, casas, departamentos les redituarían suficientes fondos, para financiar campañas electorales.

Desde luego que la tajada más grande, era pare el presidente del SNTE, desde Luis Chávez Orozco y  Jesús Robles Martínez, hasta el golpeador de Vanguardia Revolucionaria Carlos Jongitud Barrios. A la postre,  su pupila Elba Esther Gordillo, superaría a todos con creces.  Todos, absolutamente todos estuvieron supeditados al dedo presidencial, hasta el actual sucesor de la Maestra, Juan Díaz de la Torre.

De buenas a primeras, los autóctonos y folclóricos  líderes  cambiaron las raídas camisas de mezclilla y pana, por Guayaberas presidenciales de lino murano, los más osados, se atrevieron a entacucharse con trajes de casimir inglés. Sus zapatos  bostonianos de la “destroyer”, fueron desplazados por calzado de pieles finas y  elegantes marcas.

Con dinero y poder, muchos comenzaron a sentirse intocables, algunos comenzaron a hostigar sexualmente a las maestras con mejores atributos, a cambios de plaza o cambios de adscripción,  sus asambleas y congresos  eran absolutamente antidemocráticos.

Se daba paso a la ley del garrote, si  alguien disentía del “líder”, rápidamente recibía el poder de los puños de maestros  golpeadores, que la hacían de guaruras del sindicalismo antidemocrático. El aceite que movía el engranaje de la perfecta maquinaria del SNTE, era la complicidad y la prebenda, en otras palabras; la corrupción.

En este contexto, a finales de los años setenta, el SNTE, sin poder evitarlo, vio cómo se desprendía un importante grupo de maestros que buscaban la democratización del  sindicato. Especialmente en los estados más pobres del país, los maestros, comenzaron agruparse, primero  buscaron una identidad propia dentro del mismo sindicato, al no encontrar respuesta, ellos mismos, con unos cuantos pesos en la bolsa y con una mochila repleta de inconformidades e ideas, fundaron la agrupación que llegaría a ser la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Estos valientes maestros, a pesar del clima de represión, exigían el respeto a sus derechos laborales, buen uso de sus cuotas sindicales y el voto universal para elegir al dirigente nacional, derecho al que actualmente no gozan los agremiados.

El poder de estos disidentes se hizo evidente, o mejor dicho el presidente Carlos Salinas de Gortari, se valió de este, para sacar de la Jugada a Carlos Jongitud Barrios. De inmediato la represión contra la CNTE, se hizo presente con el ungimiento de la maestra Elba Esther Gordillo Morales.

Fin de la primera parte.

Fuente: Libertad Bajo Palabra

Guerrero: Otorga un juez amparo a 68 maestros del SUSPEG contra las sanciones de la SEG por la reforma.

Por DOCENTES PRIMERO

El juez octavo de distrito de Guerrero, Adrián Ortega Navarro, otorgó a 68 maestros de primaria y telesecundaria adheridos a la sección 14 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), una “suspensión definitiva” para que las autoridades educativas no apliquen ninguna medida sancionadora, ya sea la retención del salario o el cese, hasta que no se resuelva la audiencia constitucional en el amparo principal.

La sentencia del juez fue dada este 1 de agosto y, sobre ello, el abogado de los maestros, Alfonso Treviño, explicó que la medida cautelar dictada por el juez a favor de los quejosos es buena, que hay muchas posibilidades de que salgan amparados por la justicia federal, aunque precisó que no se puede cantar victoria todavía, hasta que quede firme en el amparo principal.

Explicó que el procedimiento es que el juez ordena que se habrá un cuaderno incidental donde se da una suspensión provisional, cuando ve que puede haber afectaciones a los derechos de los quejosos y no se afecta a terceras personas o ciudadanos.

Indicó que luego, las autoridades educativas rinden su informe y con base en lo que informan éstas, el juez determina si otorga la suspensión definitiva o la niega, por lo que en este caso “los informes previos de las autoridades no fueron convincentes al juez y por eso una medida cautelar donde la autoridad no pueda ejecutar ningún acto que pueda perjudicar al quejoso; esa medida cautelar que dicta el juez, la suspensión, es para efectos de que la autoridad no ejecute ningún acto sancionador, que pueda causar daños o perjuicios al quejoso”.

Agregó el abogado que en el caso de los maestros se inicia un procedimiento administrativo sancionador, que puede ser la retención del salario o el cese, como lo manejo la SEG, pero aunque la autoridad pueda concluir el procedimiento, la medida cautelar actúa para “no ejecuten en relación con estos quejosos”.

Indicó que esta situación queda “firme” en el cuaderno incidental, pero “se tiene que estar a la espera de la resolución del cuaderno principal, del expediente principal, que esta próximo a resolverse, cuando se resuelva el expediente principal del amparo y si el juez de distrito da protección de la justicia federal, entonces queda firme definitivamente para que la autoridad no pueda ejecutar nada en contra de los quejosos”.

Insistió en que los maestros están amparados “hasta en tanto se resuelva el expediente principal y ya como van las cosas, se ve que hay la posibilidad que salgan amparados por la justicia federal, pero no podemos cantar victoria hasta que se ejecute la audiencia constitucional en el amparo principal”.

Mientras que el secretario general de la sección 14 del SUSPEG, Robespierre Moreno Benicio, informó que los amparos son para maestros de telesecundaria y primaria, que para preescolar todavía no salen debido a que los juzgados de distrito tuvieron vacaciones, no sesionaron, pero se espera que el día 4 de agosto empiecen las sesiones y determinen un fallo favorable.

El dirigente comentó que además de la lucha jurídica en la Ciudad de México, se están llevando a cabo las mesas de trabajo con la Secretaría de Gobernación, donde se busca derogar la reforma educativa. Adelantó que este viernes estarán en la marcha estatal que se llevará a cabo en Zihuatanejo, como parte de las acciones para derogar la nueva ley educativa y contra los despidos de los maestros.

Reforma educativa es reforma política y laboral que atenta contra maestros: especialistas.

Por Parentesisplus

Los especialistas Hugo Casanova, Antonia Candela y Manuel Pérez Rocha, parte del grupo de 14 asesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el diálogo con la Secretaría de Gobernación, sostienen que hay evidencia internacional  sustentada.

La llamada reforma educativa es, en realidad, una reforma política, administrativa y laboral, que atenta contra los derechos laborales del magisterio y también contra los derechos de los niños a recibir una buena educación.

Afirmaron lo anterior los 14 investigadores universitarios que integran el grupo asesor de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para las pláticas con la Secretaría de Gobernación, en una declaración política que se presentó durante la mesa de diálogo con funcionarios de esa dependencia y la Secretaría de Educación Pública (SEP), el martes pasado.

Los universitarios rechazaron el planteamiento de las autoridades federales de que los derechos de los menores a recibir educación están por encima del derecho de los docentes a defender sus condiciones laborales. “Estas normas no pueden contraponerse para sostener que la ‘calidad’ de la educación sólo se puede construir mediante la creación de un régimen de precariedad laboral para el magisterio”.

En el grupo asesor participan investigadores reconocidos a escala internacional por sus aportaciones en el estudio de temas educativos, como Hugo Casanova, de la Universidad Nacional Autónoma de México; Tatiana Coll, de la Universidad Pedagógica Nacional; Antonia Candela, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados; César Navarro, del Instituto Mora, y Teresita Garduño, de la Universidad Autónoma Metropolitana, así como Hugo Aboites y Manuel Pérez Rocha, rector y ex rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, entre otros, quienes hacen severas críticas al punto nodal de la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto: la evaluación.

Hay evidencia internacional sustentada, enfatizaron, que muestra que la evaluación estandarizada no mejora la calidad de la educación, sino que contribuye al deterioro de la misma, a la polarización de sistemas educativos, al cierre masivo de escuelas públicas para los sectores más empobrecidos y al despido de profesores.

Las primeras evaluaciones aplicadas a los maestros como parte de la reforma, subrayaron, lejos de llevar a una profesionalización, conduce a la precarización del trabajo docente con la contratación, a menudo temporal, de personal con nula formación pedagógica. Amén de que se aplicó en condiciones inhumanas y con grandes fallas técnicas, inconsistencias e irregularidades de los instrumentos de evaluación reconocidos e implementados por la SEP y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Propusieron la suspensión de todo sistema de evaluación punitivo y de sus consecuencias legales y laborales, pues el clima amenazante del proceso de evaluación continúa y es impulsado por las propias autoridades.

Con la reforma, agregaron los expertos, la administración federal insiste en una gestión absolutamente centralizada en el gobierno nacional y los gobiernos estatales; supervisores, directores y maestros “aparecen como meros operadores responsables de ‘bajar’ a las aulas las políticas y los programas de estudios”.

Fuente: Paréntesis Plus

Modelo educativo de la SEP, para un México irreal: especialistas.

Por Parentesisplus

El nuevo modelo educativo que presentó el titular de la Secretaría de Educación Púbica (SEP), Aurelio Nuño Mayer, no se inscribe en un prototipo económico, de desarrollo social o de salud; por el contrario, es una abstracción que no se relaciona con ninguna de las esferas del país.

Durante el foro Modelo educativo de la SEP y el proyecto de educación democrática de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), organizado por La Jornada y Casa Lamm, Ángel Díaz Barriga, profesor del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, de la Universidad Nacional Autónoma de México, lamentó que el documento que presentó Nuño refleje un México al revés.

‘‘El documento pareciera ser de avanzada; tiene conceptos que responden a una pedagogía del siglo XXI, como autonomía de gestión, curricular, evaluación interna/informativa, aprendizaje clave… sin embargo, tiene una profunda raigambre productivista centrada en indicadores, reiteradora de la evaluación docente y defensora de un plus salarial de acuerdo con los resultados de evaluación’’.

Por su parte, el también investigador universitario Hugo Casanova señaló que el modelo educativo presentado recientemente ‘‘se encuentra absolutamente a destiempo de su papel como soporte o fundamentación de la política educativa nacional’’.

Ante un auditorio lleno, el especialista apuntó que la ‘‘confección de un modelo educativo no puede ser generada a partir de una consulta formalista y mucho menos ser consecuencia de reuniones privadas con las cúpulas, en las que se pretende aprobar aquello que no se ha discutido y en muchos casos ni siquiera se ha comprendido’’.

El documento de la SEP, añadió Casanova, apela mucho más a un tratamiento conceptual del hecho educativo que a su planteamiento estratégico.

‘‘Es decir, apela más a un discurso en el que se refieren las características intrínsecas de los factores de la educación, pero que se encuentran muy lejos del marco de actuación de un gobierno en términos pragmáticos y de operación.

‘‘Al considerarse su aplicación hacia el final del sexenio, no hay manera de contrastar su solidez y aplicabilidad y está lejos de constituir una ruta para mejorar la educación’’, concluyó.

Fuente: Paréntesis Plus

CNTE confirma que Segob habría aceptado derogar reforma educativa.

Por Diario Noticias Mx

La Secretaría de Gobernación (Segob) habría cedido a las peticiones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que incluyen una propuesta legislativa para derogar la Reforma Educativa, la liberación de líderes sindicales presos y la restitución de maestros cesados.

En un documento de información para las bases del movimiento magisterial, la Comisión Política de la Sección 22 afirma que la mesa de negociación con el gobierno federal dejó 7 acuerdos.

Los consensos entre magisterio y autoridades contemplan tanto concesiones laborales, como acciones de carácter político, pues los maestros inconformes habrían conseguido la liberación de las cuotas y cuentas sindicales, así como la restitución de maestros cesados en Oaxaca, y el pago inmediato de adeudos salariales.

La dependencia encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong también habría aceptado conducir una ruta de propuesta para echar abajo la reforma educativa, así como el compromiso de liberar a dirigentes detenidos y la renuncia a dirigir más procesos judiciales en contra de integrantes del magisterio.

“La Segob ofrece realizar los enlaces necesarios con el Poder Legislativo para la ruta de la abrogación de la Reforma Educativa. La exigencia sigue siendo que salgan todos los presos políticos de la CNTE y de Organizaciones Sociales, comprometiéndose la Segob la salida de todos nuestros presos políticos en el tiempo establecido”.

El resolutivo será valorado este miércoles por la Dirección Política Nacional. La CNTE reiteró su rechazo al Nuevo Modelo Educativo de la SEP, y dijo que el próximo 3 de agosto iniciará su propio foro educativo, cuyo primer tema será la evaluación docente. (sdpnoticias)

EL DOCUMENTO

cntefotomarc

¿Quién tiene razón? La CNTE dice que acordaron soltar a sus presos; Osorio, que no es cierto.

Por Parentesisplus

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) informó en un comunicado que la Secretaría de Gobernación (Segob) se comprometió a liberar a los presos políticos del magisterio, a pagar el día de mañana los adeudos de salarios retenidos, además de reinstalar a tres docentes cesados.

Sin embargo, el Secretario Miguel Ángel Osorio Chong negó la existencia de algún acuerdo con el magisterio para la liberación de Rubén Núñez, líder de la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca.

“Aunque sí hubo una petición de cambio de penal, no estamos trabajando ninguna liberación, son procesos que se siguen, ya interviene el Ministerio Público, interviene el juez, no es nuestra vía”, explicó a la prensa al término de un evento.

Rubén Núñez, Francisco Villalobos, Heriberto Magariño y Aciel Sibaja, líderes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, fueron detenidos en el marco de las protestas contra la Reforma Educativa.

La Comisión Política del Comité Ejecutivo de la Sección 22 de la CNTE detalló en un comunicado de prensa  siete respuestas a sus demandas dentro de la mesa de negociación que reanudaron ayer con autoridades de la Segob.

Entre las respuestas de la federación, dicen que está la liberación de los presos políticos.

“La exigencia sigue siendo que salgan todos los presos de la CNTE y de las Organizaciones Sociales, comprometiéndose la SEGOB la salida de todos nuestros presos políticos en el tiempo establecido. Asimismo, se exige la cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de los compañeros del magisterio y de las Organizaciones Sociales”, destaca el boletín.

En materia de los profesores que fueron suspendidos, la Segob, dice la CNTE, prometió reinstalarlos.

En cuanto a la petición de la abrogación de la Reforma Educativa, los líderes magisteriales reportaron que Gobernación ofreció realizar “los enlaces necesarios” con el poder Legislativo para avanzar en esa ruta.

En el comunicado, la sección 22 también pide justicia en el caso del enfrentamiento en Nochixtlán, Oaxaca, que dejó al menos nueve muertos.

“Se exige que de manera inmediata se integre una comisión con organismos internacionales para el castigo a los culpables del crimen de lesa humanidad, atención médica y reparación integral”.

Ayer la mesa de negociación entre los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Secretaría de Gobernación (Segob) fue reanudada después de concluir sin acuerdos el jueves pasado.

El 21 de julio la Segob ofreció a los maestros incluirlos en los foros del nuevo modelo educativo, pero lo rechazaron.

A la par, la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) analizó el modelo educativo y la propuesta curricular para la educación obligatoria, y manifestó su apoyo a la Reforma Educativa.

Los gobernadores anunciaron que al inicio del próximo ciclo escolar se realizarán foros de consulta sobre el modelo educativo y la propuesta curricular, y serán convocados maestros, padres de familia, organizaciones sociales y empresariales.

El Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer arrancó con los gobernadores foros de consulta sobre el nuevo modelo educativo que se deriva de la Reforma Educativa así como de la propuesta de desarrollo curricular.

“El paso que hoy estamos dando es único y nunca se había tenido en nuestro país. El día de hoy damos un primer paso para la definición de la construcción de la esencia del cambio educativo que requiere México en el siglo XXI”, destacó en su mensaje dentro de la reunión en la que participaron 28 entidades federativas.

Fuente: Paréntesis Plus

¿Cómo cambia México a raíz del movimiento magisterial?

Por Cuauhtémoc Ruiz.

Este texto, redactado y dado a conocer dentro del POS y el CRIR el 9 de julio, se basa en que el movimiento triunfa. Hoy, 12 de julio, al menos dos hechos abonan en esa dirección: la transformación del diálogo entre la CNTE y el gobierno en negociaciones en las que se incluirá modificar la ley educativa, y el traslado de los cuatro líderes del magisterio de la remota Hermosillo a un penal de Oaxaca.

Aquí se parte de que el levantamiento magisterial popular triunfa. Hace más de un mes lo pronosticamos. Aquí no entramos a dilucidar la vía por la que sucederá la victoria, ya sea si los charros del SNTE (la SEP) proponen a las cámaras modificaciones legales o alguna otra vía. Para los fines de estas reflexiones es secundario cómo ocurrirá la victoria.

Hemos hablado de un levantamiento. Para ser más precisos, se trata de una insurrección, al menos en dos o tres estados. Vladimir I. Lenin, el comunista ruso que fundó la primera república obrera en el mundo, definió como insurreccional a un movimiento local, en 1902, en una ciudad alejada de Moscú. En Rostov, los ferrocarrileros se fueron a huelga por “pequeñas” demandas laborales. Pronto se les unió el resto del proletariado. Pronto también llegó la policía a reprimirlos y el pueblo resistió y exigió “el derecho a una vida libre”. Así, ese movimiento ya no sólo era obrero sino de más capas de la población y apuntó “involuntariamente a la idea de la insurrección.”

México 2016 es parecido: un paro laboral de un sector asalariado, los profesores, es visto como suyo por amplios segmentos sociales que los apoyan activamente. Los métodos ya no son sólo la huelga y la manifestación sino la barricada, el bloqueo de carreteras, el incendio de vehículos, la ocupación de edificios y de grandes comercios. A la represión policial se responde con piedras, bombas molotov, cohetones de días de fiesta… y con los pechos, con más de una decena de mártires. El odio al gobierno une a todos, los agravios acumulados son muchos y encuentran salida y un cauce. Es una insurrección, así no busque ya derrocar al gobierno pero sí derrotar algunas de sus políticas más irritantes.

Esta insurrección es la continuación de otras. Para no ir más atrás, de la de Chiapas en 1994; Oaxaca en 2006; Guerrero en 2013 con las policías comunitarias y los educadores oaxaqueños en la Ciudad de México; un año después en Michoacán, con los autodefensas contra los delincuentes y sus muchos cómplices gubernamentales. Y así llegamos en 2016 a una versión aumentada de esos levantamientos, porque la insurrección que estamos viviendo abarca toda una región del país y algunos estados más.

El movimiento que sacude hoy a México hunde sus orígenes en la lucha de los ferrocarrileros en los años cincuenta del siglo pasado, en las batallas de los profesores en el DF una década después, en el movimiento de 1968, en la insurgencia de los electricistas democráticos y los obreros industriales en los 70s del siglo pasado, y en las movilizaciones de los maestros en 1989.

La gran diferencia de 2016 es que ahora se vislumbra una victoria, en un largo camino de décadas empedrado de fracasos y derrotas. Allí están las tardes sangrientas del 2 de octubre de 1968 y al 10 de junio de 1971. En 1976 decenas de miles de soldados y de esquiroles priístas quebraron a la Tendencia Democrática electricista. En los primeros años de los 80 fueron abatidos prácticamente todos los sindicatos independientes. En el año 2000, mil estudiantes cayeron a prisión luego de diez meses de huelga en la UNAM. Oaxaca 2006 fue fulminada con más de 20 asesinatos y cientos de detenidos y torturados (y mediante la traición de los dirigentes).

Las pocas victorias que hubo en el pasado fueron desviadas o contenidas: en 1989 la CNTE derrocó al charro vitalicio en el SNTE pero el gobierno pudo poner al frente de ese sindicato nacional a Elba Ester Gordillo. En Chiapas, la insurrección zapatista –que buscaba el cambio por todos y para todos los oprimidos del país– se transformó en una causa sólo indigenista y sin demanda nacional de tierras. Otros movimientos terminaron bajo las balas, las torturas y con encarcelados, como los de Guerrero y Michoacán.

El triunfo de 2016 es un quiebre histórico que podría traer consecuencias hoy difícilmente imaginables y que apuntan a una democratización de fondo del país y con ello mejores condiciones para la lucha de todos los de abajo y los de en medio. Es decir, podrá reaparecer en el horizonte político la perspectiva socialista. Las relaciones de fuerza entre las clases podrían empezar a cambiar y, al menos hoy, parte del pueblo perdió el miedo de protestar. El gobierno no puedo lanzar a los soldados y gendarmes a hacer una matanza. El gobierno ha quedado debilitado y el PRI ha perdido estados bastión. El PAN y el PRD, cómplices del PRI, lo seguirán en su despeñadero, así el partido azul obtenga aquí o allá victorias en las urnas. Todo el sistema electoral está en jaque. Sobre los escombros del PRI, del PRD y sus satélites podría surgir nuevas opciones electorales. Tal vez el pueblo le dé una oportunidad a AMLO y su partido, que mostrarían el cobre si gobiernan, pues lo harían con la sumisión (autoritaria) al orden neoliberal, como hizo Syriza en Grecia y sus predecesores suramericanos: el PT en Brasil y el chavismo venezolano.

En perspectiva histórica, 2016 será más importante que la derrota electoral del PRI en el año 2000. Al nacer el siglo escribimos que el régimen político pasaba de una dictadura con ingredientes democráticos a una democracia burguesa con numerosos elementos dictatoriales. Ahora tal vez podamos decir que la derrota del gobierno, del PRI y de sus cómplices PRD y PAN arrincona algunas de las peores aberraciones represivas y antidemocráticas y que en el país se vislumbran más conquista de libertades. La casta política, acostumbrada durante décadas a desaparecer, asesinar, torturar y encarcelar opositores de manera regular y sistemática, tendrá menores márgenes para esas acciones.

La prensa y los medios han resentido el golpe. Como en 1968, la mayoría del periodismo apoyó rastreramente al gobierno. En este terreno igualmente veremos transformaciones o el declive de Televisa y otras.

El triunfo de 2016 podría abrir el camino para la otra gran democratización que hace falta y que quedó dramáticamente rezagada: la de los sindicatos y las organizaciones de las masas, dominadas por caciques sinvergüenzas y corruptos. En 1989 el PRI y el PRD pudieron inventar el neocharrismo debido a que la economía daba para incrementar sustancialmente los sueldos de cientos de miles de profesores que así quedaron adormecidos y esperanzados en que los otros cambios vendría votando por la “oposición” cada tantos años. En 2016, en contraste, el mundo vuelve a arrimarse a una nueva, honda y prolongada crisis económica en la que las primeras víctimas son los empleos y los ingresos del proletariado. Los charros del SNTE, súbita y convenencieramente descubridores de que la reforma educativa afecta a los docentes, enfrentarán luchas por sustituirlos por dirigentes democráticos y honrados. La misma CNTE, después de estas jornadas intensas, no será la misma: se pondrá también en el orden del día el reformarse, limpiarse de elementos nocivos, recuperar sus principios rectores socialistas y clasistas que le dieron vida. También, y muy importante, deberá feminizar su dirección y todos sus espacios de decisión y poder.

La democratización e independencia de los sindicatos, su confirmación como organizaciones clasistas, cobrará nueva vigencia. Esto es una gran necesidad que sentirá la clase trabajadora mexicana para incrementar los salarios y conseguir condiciones de vida dignas.

La derrota de la “reforma educativa” significa igualmente que en México las directrices imperialistas y de los grandes capitalistas comenzaron a ser detenidas. La victoria magisterial podría abrir nuevas y mejores posibilidades para los combates de las comunidades contra los “megaproyectos”, la minería abierta, los parques eólicos y todo tipo de despojos y saqueos de los bienes comunales y nacionales. La lucha por una nueva expropiación energética también encontrará mejores condiciones para ser levantada.

La causa magisterial encontró un terreno fértil, abonado por los familiares de los jóvenes asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa; por los decenas de miles de gays que marcharon hace unas semanas en 82 ciudades mexicanas; por los que consiguieron un nuevo sistema penal, oral y menos injusto y represivo; por los que votan contra los partidos del sistema y por todos aquellos que se oponen de distintas maneras a la casta política. Estos millones de mexicanos son también partícipes y actores de la victoria popular en ciernes.

En suma, han ocurrido cambios en la conciencia de las masas en estos meses históricos de mayo a la fecha. La experiencia de que sólo organizándose y luchando con decisión puede quedar sólidamente grabada. Con ella, la convicción de que la lucha paga y de que puede derrotar al gobierno y las empresas crecerá. Sumado a la anterior, el uso de métodos semi-insurreccionales como forma de lucha es un progreso que podría reavivar la experiencia michoacana y guerrerense de autodefensas y policías ciudadanas más allá de los ámbitos en las que nacieron.

La gran bandera de Lenin, la unión de explotados y oprimidos, de asalariados y de campesinos, de sectores populares y médicos, enfermeras, padres de familia es un avance que, para consolidarse, requiere de dar el paso de conformar un gran frente nacional de lucha, como lo soñaron los electricistas en 1976.

Ojalá las nuevas condiciones abran espacios para la construcción de partidos clasistas. Ojalá resurja ese partido revolucionario de los indígenas llamado EZLN y partidos proletarios de todas las tendencias. Por lo que respecta al POS, fundado en 1980, ha pasado por casi todas las experiencias enunciadas: es un sobreviviente no sólo de las derrotas populares nacionales sino de las ideologías que daban al socialismo por fracasado. Lo hizo sin abandonar sus banderas, sin traicionar ninguna lucha, sufriendo también cada golpe propinado al proletariado. El POS sale del levantamiento magisterial con uno de sus principales dirigentes encarcelado y con uno de sus militantes gravemente herido. Pero hoy también para el POS son más las ganancias que los golpes recibidos. La nueva etapa histórica que parece comenzar en México lo será también para nuestra organización, la cual podrá postularse como una verdadera opción para millones de mexicanos y no sólo como una expresión socialista a contracorriente.

Fuente: 30 – 30

La estrategia fallida Nuño-Chong: perder sin concederle la victoria a la CNTE.

Por: Oswualdo Antonio González.

La soberbia y prepotencia de Aurelio Nuño, lo hunden cada día más. Su incapacidad para reconocer en la CNTE un actor de fuerte base social, lo ha llevado al punto en el que se encuentra actualmente: arrinconado y obligado a recurrir al SNTE.

Estratégicamente Nuño se ha mostrado, rígido, dogmático y visceral. Combinación que lo ha derrotado.

La mano dura como estrategia de Nuño para legitimarse y tomar distancia de Chuayffet, su antecesor, se tradujo en una polarización que no tomó en cuenta un factor, tal vez desconocido por él: la dignidad magisterial.

Nuño se ha mostrado predecible y con pocos recursos políticos para implementar una reforma que desmantela los derechos laborales de los maestros y sienta las bases para la mercantilización de la educación pública.

Su estrategia ha sido simple:

  • Repetir hasta el cansancio que la Reforma es Ley y que la Ley no se negocia. Lo cual es a todas luces falso, ya que semanas atrás, ante la presión de empresarios, Enrique Peña Nieto ordenó modificar la Ley del Sistema Nacional Anticorrupción, recién aprobado, por citar un ejemplo.
  • Producto de la premisa anterior, se deriva que la ley se impone y aquel que se resista debe sufrir la “fuerza legítima del Estado”. Por ello, se militarizó la aplicación de las evaluaciones punitivas. La estrategia de Nuño implicó golpear, encarcelar y asesinar a maestros que se resistían a la evaluación.
  • A mayor resistencia, más mano dura. Ya que Nuño supone que el miedo es el motor que mueve a todos los maestros. En esta fase, donde estados completos se negaron a presentar la evaluación, recurrió a la suspensión de pagos, amenazas de ceses y despidos, encarcelamientos y congelamiento de cuentas bancarias.
  • Pero la resistencia magisterial se encontró con el apoyo de la ciudadanía y entonces Nuño, incapaz de leer las realidades, recurrió a más violencia, “fuerza letal” para infundir más miedo, asesinatos oficiales. El mensaje que mandó, es que su “Reforma” vale más que decenas o cientos de vidas.
  • Su necedad y actuar violento, vacío de política, obligó al gobierno de Peña Nieto a relevarlo con Osorio Chong. El cual recurrió a la estrategia del cansancio y la amenaza.
  • Pero la CNTE-Ciudadanía respondieron a Nuño-Chong con una creciente movilización que lejos de bajar aumenta día con día, amenazando la permanencia de Peña Nieto. Las movilizaciones son de tales dimensiones que rebasan a la dirección formal de la propia CNTE, por ello, el gobierno sabe que no puede ser controlada mediante “acuerdos” con la Comisión negociadora.

Nuño-Chong construyen una salida ante su derrota

Predecibles en sus acciones, ahora Nuño intenta traducir su derrota en el menor daño posible para sus aspiraciones presidenciales. Para ello, recurre a un actor sobre el cual tiene un control absoluto, el SNTE.

Acciones clave de la estrategia:

  • Arrebatarle la bandera de lucha contra la reforma y de defensa de los derechos laborales de los maestros a la CNTE y trasladarlo al SNTE.
  • Darle al SNTE el triunfo de la revisión de la reforma en lo público y su cancelación temporal en lo privado.
  • Dejar intacta la reforma en el plano constitucional, solo modificar su implementación de tal forma que se tengan márgenes de maniobra con grupos como Mexicanos primero.
  • Mientras el SNTE “revisa” la implementación de la reforma, se le “concede” a la CNTE la revisión del Modelo educativo, con un candado que la mantendrá ocupada: la autonomía curricular. La cual posibilita compartir la rectoría del Estado en materia de contenidos educativos, pero con diversas condicionantes que la inmovilizarán en el mediano plazo.
  • Con el dominio absoluto sobre el SNTE, Nuño puede controlar los daños que se deriven de esta estrategia.

Un problema en la estrategia Nuño-Chong

La estrategia que han echado a andar contra la CNTE, tiene el mismo problema que las demás acciones de Nuño, se basan en la arrogancia, lo que provoca que no le concedan ninguna capacidad de incidencia focalizada. Este hecho es el inicio del fracaso de Nuño.

Además de la arrogancia, la estrategia Nuño-Chong, tiene problemas en su concepción del “juego” y sus “jugadores”, concibe a los actores involucrados como estáticos, sin capacidad de ofensiva. Hecho que crea escenarios donde la única posibilidad de acción de Nuño es la imposición, la amenaza y el uso de la fuerza, reproduciendo el ciclo que lo ha llevado hasta este punto.

Un elemento que no puede dejar de valorarse, es la vida artificial que Nuño le da al SNTE, en otro artículo abordaremos las posibles rutas y escenarios al respecto.

CNTE-Ciudadanía con la posición de fuerza

La CNTE-Ciudadanía tiene arrinconado a Nuño, con un margen de maniobra acotado. La estrategia oficial es a todas luces fallida, basta con que la CNTE use la posición de fuerza que tiene para orientar la negociación hacia la agenda que impulsan y que puede sintetizarse en:

  • suspensión inmediata de la reforma y todas las implicaciones pasadas y futuras,
  • inicio del procedimiento legislativo para reformar el marco constitucional (contrarreforma) y,
  • liberación inmediata de los presos, liberación de salarios retenidos, reinstalación de maestros cesados, castigo a los asesinos…
  • instalación de una mesa de negociación con la Secretaría de Gobernación para resolver las diversas problemáticas de los grupos sociales que acompañan la lucha magisterial,
  • instalación de una mesa de trabajo para impulsar una reforma educativa necesaria y pertinente.

La CNTE tiene arrinconada a la SEP por segunda ocasión, ojala el pasado inmediato le permita impulsar una estrategia efectiva, más allá de la estridencia de aparecer como triunfador. 

Fotografía: segob

Fuente: Insurgencia Magisterial.

Qué tiemble el gobierno, dicen nuevos líderes magisteriales de la Sección 22 del SNTE de Oaxaca.

Por Nvi Noticias.

La Comisión Política de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) advirtió a los gobiernos federal y estatal que tras las detenciones de las dos “cabezas” del gremio; Rubén Núñez Giménez y Francisco Villalobos Ricardez – ocurridas este fin de semana- saldrán a la calle con mucha más contundencia para demandar la liberación de sus presos políticos.

“Este movimiento no es de líderes, es de bases. No pasa nada si vienen a encarcelar a toda la dirigencia de la Sección 22, estamos dispuestos de estar allá – en la cárcel- sí aquí en las calles se sigue luchando por la dignidad de Oaxaca”, enfatizó contundente la representante sectorial y Enlace de la Sección 22 con los medios de comunicación, Isabel García Velasco.

En conferencia de prensa, en el quiosco de la capital del estado, con la asistencia Florentina Toledo Villalobos – esposa de Francisco Villalobos – los representantes del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación (MDTEO) señalaron que la Sección 22 está en alerta máxima ante la continuidad de la liberación de las ordenes de aprehensión en contra de miembros de la estructura sindical. Según un reporte de la Procuraduría General de la República (PGR) aún faltan por ejecutar 26 ordenes en contra de maestros.

“No porque hayan desaparecido al uno y al dos – Giménez y Villalobos- nosotros dejaremos de salir a las calles. Esta movilización tiene que llegar a más, este movimiento no se va a apagar. Somos CNTE, somos defensores de los derechos humanos. Es hoy o nunca, o son nuestros derechos o es el poder que quiere seguir gobernando”, acentuó.

La docente continuó su discurso ante una presencia magisterial que minuto a minuto sumaba más profesores, que rápidamente abarrotaron el zócalo. “ No nos derrotaron. Tenemos que continuar con esta batalla que hoy ha iniciado un nuevo comienzo”, conminó.

En la conferencia “de apoyo a los líderes detenidos” se sumaron integrantes de la Coordinadora de Madres y Tutores en Defensa de la Educación Pública, el Frente de Abogados Democráticos y el frente hacia la reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblo de Oaxaca (Full-Appo).

DENUNCIAN INFILTRADOS

El representante sectorial de la región de la Cañada y miembro de la Comisión Política, Juan García García, denunció la presencia de grupos de infiltrados que desde ayer asediaron el plantón de maestros que se instaló en el zócalo desde el 15 de junio.

Aunque a nivel nacional ya se tenia conocimiento del traslado del secretario general, Rubén Núñez Giménez y del secretario de Organización, Francisco Villalobos Ricardez, al penal de máximo seguridad de Hermosillo Sonora, el docente consideró a los detenidos por las fuerzas federales como desaparecidos forzados.

Exigió el cese al hostigamiento y persecución de los integrantes de la Coordinadora, “piensan que le pegaron a la cabeza de la Sección 22, pero que sepan que no vamos a renunciar a la lucha”, indicó.

Finalmente los integrantes de la Comisión Política hicieron un llamado a las organizaciones sociales, civiles y sindicatos para que se sumen a las acciones de inconformidad.

EL RECUENTO DE LOS DAÑOS

Durante la mañana, los profesores esperaban impacientes información sobre la noticia que rápidamente le dio la vuelta a las redes sociales; la detención de su líder sindical.

Para los docentes este hecho no fue para menos, pues por primera vez en la historia del movimiento magisterial, sus dos principales mandos habían sido detenidos.

En las bocacalles, los disidentes permanecían en resguardo. En calles como el cruce de Independencia con 5 de mayo, aún quedaban las huellas de la barricada de la madrugada de este domingo. En ese mismo punto un poste de las cámaras de vigilancia del C4, lucía derrumbado por los maestros. La memoria no olvida, la imagen rápidamente traslado los recuerdos a las barricadas que los disidentes comenzaron a colocar tras el fallido desalojo del 14 de junio de 2006.

Cerca de las 10 de la mañana los trabajadores del servicio de recolección de limpia terminaron las labores de retiro de escombro y basura en las entradas al zócalo. En tanto, mientras que en el zócalo permaneció el plantón de docentes.

Fuente: nvinoticias