La Reforma silenciosa para las Normales.

De unos meses para acá, quienes tenemos un conocimiento sobre los distintos acontecimientos que en el medio educativo suceden, particularmente, los relacionados con la educación normal que se brinda en las más de 200 escuelas normales públicas del país; hemos escuchado o leído, sobre la propuesta que se está diseñando con la intención de fortalecer el subsistema normalista.

Muchos, me incluyo, hemos hecho una crítica sobre las posibilidades que tal diseño implica. Sobre todo, porque como reiteradamente lo he señalado en este y otros espacios, por años el normalismo mexicano estuvo olvidado. Ciertamente con el paso del tiempo, algunos esfuerzos se han hecho para “mejorar” lo que podía mejorarse, como por ejemplo, los que a partir de 1984 se implementaron y que llevaron a las escuelas normales, a formar parte de las Instituciones de Educación Superior (IES); pese a lo anterior, ningún otro esfuerzo ha cuajado por completo dadas las lagunas jurídicas y administrativas que existen en varias entidades del país y en el propio centro.

Dese cuenta, mientras las reformas al nivel básico de enseñanza van “tomando forma”, y los docentes hacen “magia” para ajustar su ejercicio profesional a las “realidades” que les son impuestas; las normales, han tenido y tienen, que ajustarse a las dinámicas que este nivel educativo trae consigo. No hay más.

Ahora bien, qué tanto ha sido bueno o malo el que, hasta este momento, se haya dado dicho tránsito de esta manera. La lógica o el sentido común, nos dice que tal situación no es nada buena, y es cierto.

Y es que mire usted, me consta, que las escuelas normales se han ajustado a lo que las políticas educativas han dictado desde hace mucho tiempo en educación básica, y bueno, los resultados, aunque no han sido sobresalientes en la formación de sus egresados, han demostrado que estas escuelas, siguen formando profesionales de la educación, con los conocimientos y habilidades para desarrollarse en el ámbito de su competencia.

¿Por qué asegurar o implementar una reforma al medio normalista para que éste vaya a la par de lo que acontece en educación básica? Si coincidimos con el planteamiento anterior, alinear esos procesos parece lógico y harto pertinente. Lo malo del asunto es que, mientras no haya una claridad jurídico-administrativa al respecto, esa supuesta reforma no verá los resultados esperados.

¿A qué me refiero con ello? A que la misma Dirección de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), se encuentra en la disyuntiva de considerar al subsistema normalista como parte de esa educación básica que refiero o, seguir bajo el esquema que plantea las IES en el país.

Con seguridad pensará que esta situación es sencilla y que puede subsanarse rápidamente. Le pido que vayamos con calma y analicemos la siguiente situación.

¿Conoce usted la normatividad que regula la contratación, permanencia y promoción de los maestros para las escuelas normales? Supongo, que muy pocos la conocen, y los que tenemos algún conocimiento sobre ello, difícilmente llegamos a tener una certeza en cuanto a ese ingreso, permanencia y promoción que se vive en el medio en los distintos estados del país. ¿Por qué sucede esto? Porque cada entidad federativa, ha ajustado a “su medida” dicho reglamento y, en complicidad con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), han sedimentado prácticas que le han permitido hacer y deshacer lo que se les venga en gana. ¿Desea usted un ejemplo? Bueno, volteemos a ver lo que en el Estado de Morelos acontece. Las escuelas normales están adscritas al Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), específicamente, a la Dirección de Educación Secundaria, mientras que en el Estado de Tlaxcala, se hayan integradas a la Dirección de Educación Terminal de la Secretaría de Educación Pública del Estado. ¿Es lógico esto?, es decir, ¿es lógico que el subsistema normalista que, en teoría debería ser una entidad perteneciente a las IES, dependa de dos estructuras organizacionales diferentes entre sí? No, no es lógico, ni administrativamente viable. Caray, no imagino la complejidad que debe representar para el personal directivo y docente de las normales, comprender el “limbo” jurídico-administrativo que esto representa, y luego, para acabarla de amolar, los subsistemas de estas entidades, deben y tienen que atender las políticas educativas que se desprenden de la propia DGESPE. ¿Alcanza a dimensionar tal embrollo?

Pues bien, me parece importante señalar en este momento – aunque será un tema que abordaré en otra ocasión – que la reforma curricular es necesaria por lo que sucede, insisto, en educación básica. No obstante, el reto es mayor, y no me refiero precisamente a contar con un nuevo reglamento de ingreso, permanencia y promoción para las escuelas y los docentes normalistas, sino de lidiar con todas esas prácticas institucionalizadas donde el SNTE y muchas autoridades locales, vuelvo a insistir, han hecho lo que se les venga en gana. ¿Por qué si la DGESPE está encabezando una modificación reglamentaria de lo que hasta estos días ha permeado en las escuelas normales el SNTE no hace lo propio y modifica sus estatutos? No sé si usted lo sepa pero hasta el día de hoy, esa organización sindical, no ha realizado algún ajuste en este sentido y, por ello, se mantienen aquellos esquemas de representación sindical (por el número de maestros integrados un centro de trabajo) que se denominan “Delegaciones Sindicales”. Delegaciones que para acabar pronto, en las normales, poco o nada hacen para apoyar a cientos de profesores que continúan preparándose y/o profesionalizándose.

Tengo claro que generalizar es malo, y le ofrezco una sincera disculpa por ello. Sin embargo, es menester reconocer una problemática latente y que no ha sido atendida como debiera por las autoridades educativas oficiales y sindicales, sencillamente, porque los “cotos” de poder, generan votos y esos votos, se canalizan a través de un partido pequeño (Nueva Alianza) que, al final de cuentas, termina cual rémora hambrienta, viviendo del mejor postor.

En suma mi estimado lector, propongo que exista una reforma a la educación normal, pero ésta debe partir de los órganos rectores que conducen la vida normalista: SEP-SNTE, y los “acuerdos” que en lo oscurito hasta la fecha se han firmado. Obviamente, definiendo en primer lugar, a qué nivel educativo deben pertenecer, para después, definir cuáles serán sus formas de contratación. Del asunto pedagógico, repito, le dedicaré otro espacio en otro momento. No obstante, y sin temor a equivocarme – sobre este rubro –, considero que los normalistas han podido y podrán con lo que se les ponga enfrente.

Su carácter aguerrido, combativo y académico, está más que demostrado.

Tomado de: Profelandia

Una Reflexión: El camino del Maestro.

Por Jesús Adoney Chi López.

El mundo está lleno de historias, algunas  son de éxito otras de transformación social, pero de lo que no hay duda es que un maestro siempre estará en nuestras vidas, ese agente social que día a día con su humanismo transforma la sociedad y enfrenta sus retos desde su ámbito, algunas  veces con apoyo y otras veces no, apoyo por parte de las autoridades educativas que muchas veces no llega, por estar más preocupado por aplicar una reforma educativa que es el caso de México donde los propios maestros la rechazan por considerarla dañina y por eso miles han salido a las calles a protestar contra ella, como ha venido sucediendo en nuestro  México.

El Maestro mexicano como muchos docentes de otros países recorren caminos, enfrenta sus propias dificultades pero enseña,  el maestro mexicano está lleno de historias  de las cuales aprovechare estas líneas para compartir algunas de ellas entre docentes de nuestra América que seguramente alguna de ellas se entrelazara en los pensamientos de quien recuerda a su maestro. Seguro también estoy que escondido por algún lugar hay más historias que contar. Cuatro maestros, cuatro historias.

Miguel Ángel Díaz, doctor en educación, creador de INTERLEADER docente del Estado de Jalisco me ha permitido conocer y aprender con él su esfuerzo por mejorar la educación en México, su propuesta inicial para dar seguimiento  a los directivos lo ha llevado por caminos  del mundo y en su paso muchos docentes hemos sido participes de sus enseñanzas para mejorar nuestra labor educativa. Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de conocernos en España en un diplomado y muchos de los que asistimos hoy seguimos enfrentando los retos de la educación; recorrer con Miguel Ángel  el poblado de Tihosuco, Q. Roo donde habita la raíz de la insigne raza Maya para conocer y participar de los saberes de los maestros rurales dejo mucho significado en mí y seguramente también en el  maestro Miguel Ángel quien mediante la investigación continua  sigue buscando la forma de fortalecer el trabajo docente para los maestro rurales en México. Siguiendo su huella hace unos días me entere que  participara en Australia con la experiencia rural, en hora buena por un maestro mexicano que seguramente traerá mayores saberes para compartir con los educadores de México, pero sobre todo que enfrenta los retos de la educación en un mundo globalizado partiendo de lo local a lo global.  

Todo maestro sabe ingeniársela para educar, para ser esa luz que haga brillar a sus alumnos, y más cuando los niños carecen de oportunidades, esa es la historia del maestro Colombiano Luis Soriano que mediante la lectura está intentando  combatir  la ignorancia y dar una mayor oportunidad a la gente del campo, la idea de Luis de crear la biblioteca mediante un burro (El Biblioburro)  para algunas personas fue algo genial mientras que para otros pareció una verdadera locura. El lomo del burro de Soriano lleva   a cuestas 70 libros de matemáticas, literatura, geografía e historia y literatura que llega a lugares apartados de la zona de su Municipio. Sin duda Soriano representa a la figura Quijotesca de Don Miguel de Cervantes. La historia de Luis Soriano remueve el afán por la lectura con sus pequeños lectores y es una campaña real contra el analfabetismo. No hay muchas historias como la de Luis Soriano, porque uno pensaría no hay muchos locos, pero de lo que si estoy seguro que muchos maestros hoy en día se la siguen ingeniando en esas áreas apartadas para dar a sus alumnos lo mejor de cada uno de ellos.(Publicado el 18 de septiembre del 2016 por (sin embargo/GlobalVoices).

Una historia que contrasta con  la de Luis Soriano viene de Uruguay donde el maestro y periodista Leonardo Haberkorn mediante una carta  ha tirado la toalla, ¿Qué ha sucedido con este docente? Pues resulta que él se a cansado de luchar contra la tecnología, esa que muchos piensan  que son la salvación de la educación, el maestro Haberkorn nos dice en su carta que los celulares, el watsap y Facebook le han ganado, que se ha cansado de hablar con maleducados, con personas carentes de interés por la clase, por quienes tienen mayor interés en no despegar la vista de su teléfono. 

Hoy en día en este mundo globalizado muchos creemos que la tecnología es lo mejor, pero en realidad, la tecnología nos ha llenado de información de un bombardeo constante que la información no puede ser procesada correctamente y por lo tanto la lectura que debe permitir el desarrollo de la conciencia y acercamiento a la realidad se ha tergiversado de tal forma que hoy al parecer una selfie se vuelve más importante que saber quién fue Gabriel García Márquez.  Tal parece que la incultura, el desinterés y la ajenidad están triunfando en la gente que emplea la tecnología y el maestro Habrkorn señala que ya no quiere ser cómplice de esa estafa social que esta con llevando a la mediocridad de una juventud y por eso prefiere tirar la toalla. Se habrá rendido o es tan sólo un llamado de atención para sí mismo, porque un maestro no se rinde, cambia, se transforma  y retoma su camino.

De Uruguay nos vamos a Honduras donde el maestro Hugo Armando Pinto tiene que remar 10 kilómetros en un cayuco tomado a préstamo no  sólo para allegar a trabajar diariamente sino que con él lo acompañan algunos de sus alumnos por el río san Juan en el Caribe hasta llegar a la escuela “Francisco Boca Cerrada del Municipio de la Másica. Al menos Hugo ha sido reconocido por su gobierno como el maestro del año este  2016, su historia sale a la luz pública al conmemorarse el día del maestro Hondureño, Armando Pinto es maestro interino como muchos en su País y otros en México y en otras partes del mundo, el sueño de Hugo es tener su propia lancha para transportarse a su trabajo y seguramente su propia plaza.

Así como la historia de Hugo, Leonardo, Luis y Migue Ángel que día a día hacen camino, seguramente en muchas partes existen historias que  merecen ser contadas, la vida de un maestro tal vez para muchos no sean importante o tal vez pensemos que tenga poco que contar, pero seguro estoy que al leer estas líneas recordaran alguno de sus maestros, aquellos testarudos que nos han cambiado la vida, porque fuimos tocados en nuestro interior por alguno de ellos, sabemos que hay tiempo difíciles para nosotros  los docentes, pero seguro estoy que los caminos seguirán siendo abiertos por los maestros y que cada historia de vida cambiara el pensar de  nuestra sociedad.

Los maestros de México estamos enfrentando una mal llamada reforma educativa y seguramente si los maestros decidieran compartir sus historias entre ellas encontraremos el verdadero significado de la docencia en nuestro País, esa a semilla del Normalismo mexicano que ha rendido frutos en las comunidades, rancherías y lugares apartados así como en las grandes ciudades.

El reto del maestro mexicano hoy reside en saber adaptarse a los cambios sin claudicar en sus derechos y sobre todo no permitir que se le arranque el derecho a su plaza base.

                                                                                            Jesús Adoney Chi López.

La Historia del Normalismo en México.

Por: Profesor Artemio Ortiz Hurtado.

De origen, hasta Ayotzinapa y hoy, acosado por los gobiernos para su desaparición.

El normalismo mexicano, heredero de las heroicas gestas revolucionarias, es origen, base y sustento de la educación pública mexicana; elemento clave contra la sumisión cultural de los pueblos.

El normalismo es pilar fundamental de defensa contra la feroz agresión neoliberal a la soberanía e independencia de México. Forjador de ideales libertarios y parte esencial en las causas justas de las luchas con el pueblo a lo largo de la historia; es sinónimo de defensa permanente de la patria.

Este es el sentir y práctica permanente de los normalistas, dignos hijos de una escuela formadora de maestros.

Una vez que los gobiernos postrevolucionarios lograron la estabilidad política de México, iniciaron el proyecto para generar la transformación en el marco de las exigencias y promesas de la Revolución Mexicana.

En 1921 se abre paso a la creación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), estando al cargo José Vasconcelos, quien de inmediato efectuó su plan de fundación de escuelas rurales, escuelas de artes y oficios, bibliotecas, así como formación de nuevos maestros.

La primera Escuela Normal Regional fue la de Tacámbaro, Michoacán con la finalidad de formar maestros que se convirtieran en líderes de las comunidades.
Las primeras normales trabajaron un plan de dos años combinando materias académicas con el aprendizaje de labores agrícolas y oficios.
Debido a la falta de experiencias con el normalismo, la SEP permitió que cada director de las nuevas escuelas normales trabajara con base a esquemas de trabajo que consideraran más convenientes hasta que, en 1926, se diseñó un plan de estudios de manera formal.

En la legislación de 1927 se estipuló que todas las normales tendrían internado y que los alumnos contarían con becas.
Para 1928, se declaraba que las Normales Rurales eran un gran acierto para la construcción del México moderno. Las bases de organización de estas innovadoras escuelas eran configuradas desde el discurso de la SEP como una familia.

El interés de estas instituciones se centra en la formación de maestros normalistas rurales, en las cuales se ponía especial énfasis a la autodisciplina, la formación del autogobierno y las formas de convivencia democrática.
En 1932, estas pasaron a depender del Departamento de Enseñanza Agrícola y Normal Rural.

Otro cambio fundamental fue que en 1934 se estableció un nuevo reglamento que estipulaba que el gobierno y dirección de la escuela estaba a cargo del Director, como la figura de Consejo Técnico quien valoraría las faltas al reglamento y aplicaría las sanciones correspondientes. Con esto se terminó por derrumbar las prácticas democráticas que habían surgido en el incipiente crecimiento normalista y fueron sustituidas por prácticas autoritarias.

Debido a estas circunstancias, los estudiantes normalistas se agruparon y formaron, en 1935, la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM); uno de sus objetivos era proteger y defender a los alumnos de las injusticias que cometían los directores y maestros de dichas instituciones.

Esta etapa del normalismo mexicano y de Gobiernos postrevolucionarios, estaba impregnada de una ideología jacobina y marxista que se develó expresamente en el sexenio del General Lázaro Cárdenas, quien dio impulso a la educación socialista, la cual dio pocos resultados por la aversión generada por el alto clero mexicano y durante la guerra de los cristeros.

A mediados de la década de 1940, se promovió una tendencia educativa que se conoce con la expresión de Escuela de la Unidad Nacional. A partir de entonces comenzó a desarrollarse lo que llegaría a ser la política de modernización educativa.
Desde ahí, las normales rurales dejaron de tener un lugar importante en el discurso educativo reduciéndoles el presupuesto y, al igual que en otras dependencias, la SEP depuró al profesorado y al estudiantado calificado de “comunista”.

En 1945 se adoptó un nuevo plan de estudios que constaba de seis años en dos ciclos: el primero equivalente a la secundaria y el segundo con materias profesionales.
En 1946, las 18 Escuelas Normales Rurales que quedaban, fueron separadas en mitad para mujeres y mitad para varones.
Ya para 1953 las normales dependían de la Dirección General de Enseñanza, la cual tenía registradas 64 normales. En 1957 incrementaron a 72, de las cuales 14 eran normales rurales.

Durante el sexenio de Adolfo Ruiz Cortines se dio la explosión demográfica en casi todos los niveles educativos, expresando la SEP la necesidad de planificar el desarrollo educativo.
Sin embargo, con Adolfo López Mateos (1958-1964) y en su segundo período de Jaime Torres Bodet en la SEP, se elaboró el primer plan nacional de educación denominado Plan de Once Años, con una clara influencia de los trabajos de la OCDE (creada en 1961) y de la UNESCO, en particular del Proyecto Regional Mediterráneo denotando tintes neoliberales.

En 1959 se integró una Comisión preparatoria para la revisión de planes y programas de educación preescolar y primaria, la cual determinó que dicha currícula estaba sobrecargada, que manifestaba más su ambición teórica que responder a las necesidades concretas de los alumnos en el campo y la ciudad. Debido a esto se instrumentaron los nuevos programas en 1960 en educación básica, y para la educación normalista se resolvió aplicar dicha reforma a manera de plan piloto en nuevas instituciones que denominaron: Centro Regional de Educación Normal, que su finalidad principal fue mejorar la calidad de la formación docente, además de que reflejan un costo operativo mucho menor que las normales rurales del país, que llegaron a ser 29 en toda la república mexicana.

Lo característico de los egresados de las escuelas normales rurales era su pronta identificación e integración a los diversos movimientos sociales, rurales y urbanos, que se han generado desde la fundación de estas instituciones, debido a su ideología mayormente marxista, por lo que no era de extrañarse que en 1968 muchos normalistas participaran abiertamente en las luchas estudiantiles. Lo que tuvo como represalia el cierre de 14 normales rurales.

Durante los años setenta, en el sexenio de Luis Echeverría, se dio una etapa de persecución política y represión a los líderes estudiantiles de las normales rurales por sus vínculos con movimientos políticos radicales y la guerrilla, por lo que día con día era latente su exterminio.
A pesar de la persecución oficial y debido a presiones políticas regionales, se crearon las últimas dos Normales Rurales, la de Morelos y la de Tamaulipas.

Para 1975 se generaliza en la república mexicana y en todas las instituciones formadoras de docentes la aplicación del nuevo plan y programa de estudios de la educación normal, en el cual los jóvenes después de haber estudiado su educación secundaria, ingresaban a la educación normal con la finalidad de propiciar un desarrollo intelectual y moral de los futuros docentes.

En el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988) las políticas educativas se plasmaron en el Programa Nacional de Educación, Cultura, Recreación y Deporte 1984-1988. El Programa planteaba una revolución educativa con seis objetivos, siendo el primero elevar la calidad a partir de la formación integral de docentes que, aunado a las exigencias de profesionalización del magisterio, dio origen al plan de estudios 1984 que exigía para el ingreso, estudios del nivel medio superior (bachillerato), y estaba diseñado para cuatro años durante los cuales se generarían docentes capacitados para la investigación educativa y al mismo tiempo se les preparaba para su labor áulica.

Posteriormente se impone otra reforma más a la educación normalista, que se realiza con el Plan y Programas de estudios 1997, en donde se generan normalistas capacitados para su labor áulica y además de realizar investigaciones acerca de los aprendizajes de sus alumnos en un lapso de cuatro años para el sistema escolarizado y de seis para el sistema semiescolarizado.

Actualmente existen 16 Escuelas Normales Rurales, a las que se integra la Normal Indígena de Cherán, Michoacán (17), en su resistencia por sobrevivir bajo la constante persecución oficial; gracias a su tradición de lucha se mantienen aglutinadas en la FECSM enarbolando, como desde su fundación, una ideología sobre todo marxista, teniendo como principal misión de los maestros rurales: enseñarle a la gente del pueblo cuáles son sus derechos.

Desde su origen, a casi un siglo de su creación, y más en las últimas décadas por la profundización del ataque al normalismo por los gobiernos neoliberales -véase Ayotzinapa, Guerrero- , todos los logros han sido producto de intensas luchas estudiantiles de las generaciones que han cruzado por las aulas de las heroicas Escuela Normales Rurales y Oficiales, con huelgas, marchas, mítines, plantones, hambres, desvelos, represiones, persecuciones, acosos policiacos del gobierno, cárcel e incluso muertes de varios estudiantes normalistas durante la historia forjada con esfuerzos supremos de sobrevivencia.

Habría que decir que el presupuesto para las Escuelas Normales, sobre todo las Rurales, el gobierno y autoridades educativas lo retrasan recurrentemente, lo que obliga a ir en acción ante los gobiernos estatales o el federal, para exigir su cumplimiento puntual. Esto es motivo de permanentes luchas y acciones estudiantiles y populares.

Durante los necesarios movimientos y luchas de estudiantes normalistas por mantener y aumentar la matrícula de ingreso, el incremento de la beca alimentaria, mejoras materiales y más necesidades de las escuelas, entre otras demandas siempre amenazadas de ser arrebatadas por el gobierno, se fortalece la unidad y solidaridad con todas las normales del país y el pueblo.

En el acontecer diario en una escuela normal, la convivencia con los demás compañeros, las permanentes luchas estudiantiles, el estudio y formación teórica, se comprende a la perfección que, el verdadero maestro, de vocación, de convicción intacta es el que se forja para la defensa de la soberanía y la patria; es el que se hace fuerte en las adversidades y ambientes, a veces complicados y otras de camaradería, de las áreas más marginadas de todas las entidades y de México”.

Recientemente, con el Decreto Presidencial en materia educativa impuesto al gobierno mexicano por la OCDE y aprobado por el Pacto por México, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el día 26 de febrero de 2013, y que modifica los Artículos 3º y 73º Constitucionales para la ejecución de la reforma educativa de interés económico pleno para los neoliberales, va de la mano un proceso mucho mayor de agresión contra todas las escuelas normales públicas -274 aproximadamente-, con intención de desaparecerlas gradualmente, al que han dado por llamarle:
“El plan integral de diagnóstico, rediseño y fortalecimiento para el sistema de normales públicas”. Plan que pretende sepultar el normalismo e implementarse a partir de agosto de 2016.

Para sustentar este letal plan contra los estudiantes normalistas y las escuelas normales, los incluyen en todo el proceso de la regresiva reforma educativa que aprueban en el Congreso de la Unión, la mayoría de los Congresos Locales de Diputados en las entidades, las leyes reglamentarias del INEE, LGE y LGSPD, enlazados con la “armonización” de las leyes educativas de las 31 entidades, incluido en los Lineamientos del INEE, el Nuevo Modelo Educativo, y que en su tarea central del plan para las escuelas normales, con metas precisas y los argumentos banales para su aplicación son:

– La supuesta “calidad educativa”.
– Reorganizar a las escuelas normales para trascender a las necesidades actuales que la educación y México requieren.
– Que las escuelas normales nacieron y se han interpretado bajo el signo de la diversidad.
– Que no respondieron a un solo proyecto ni se fundaron en un mismo momento histórico.
– Que se ubicaron geográficamente en puntos muy diversos del territorio nacional.
– Que las escuelas normales han permanecido en una condición de homeostasis.
– La falta de un modelo que articule las etapas del desempeño profesional.
– El diseño curricular, con características del maestro que requieren para la reforma educativa.
– Que las instituciones normalistas deben ser solo una opción para la formación inicial.
– Que es necesario que otras instituciones de educación superior oferten programas de estudio y carreras afines para participar en procesos formativos y de actualización docente.
– Ingresar al docente egresado de una escuela normal al esquema de oferta educativa profesional reconocida por su “buena calidad”. – Ubicar los elementos a considerar para el nuevo diseño curricular neoliberalizado.
– El perfil para la participación de los egresados en los concursos de oposición para el ingreso al servicio profesional docente, como parte de la reforma educativa.
– Integración de un modelo que responda a las características y necesidades cambiantes de la sociedad del siglo XXI.

La desaparición, por el Estado mexicano en 2014, de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, deja marcado para siempre al normalismo mexicano.

Este letal ataque, y otros, al normalismo histórico formador de docentes patrios, contempla la desaparición total de las escuelas normales púbicas y los ejemplos de sus características son:

– La oferta educativa que sólo contempla dos licenciaturas: Educación y Docencia y Educación Inclusiva, además, programas de posgrado en 11 disciplinas.
– La tendencia e desaparecer las demás carreras que ahora se imparten como educación preescolar, primaria, telesecundaria, educación física, especial e indígena.
– En esta lógica, el plan del gobierno es el de cerrar muchas de las escuelas normales que hoy existen.
Un ejemplo claro es la reciente entrega de fichas y el examen que refleja muy a la baja el interés de los jóvenes por ingresar a una escuela normal.
– El INEE pretende formar docentes con perfiles y criterios de idoneidad en base a las reglamentaciones de la reforma educativa empresarial impuesta por la OCDE. Que se sometan en competencias desleales en evaluaciones punitivas, y los “idóneos” ingresen al servicio educativo sin derechos laborales.
– Con el pretexto de asegurar la “calidad educativa” y competencia académica de los egresados de las normales, habrá muchas trampas para que puedan ingresar al servicio educativo.
– Obviamente que, con el mencionado Plan Integral de la regresiva reforma educativa, el objetivo del gobierno es acabar con las plazas automáticas a los egresados normalistas que aún la conservan, desalentar el ingreso a las escuelas normales y abrir el espacio a todas las profesiones desde el nivel superior de educación.
– La clara ruta de la desaparición del normalismo es cuando se pretende establecer convenios con instituciones de educación superior y compartir la formación inicial de docentes.
– Una prueba grave para la desaparición del normalismo se exhibe cuando la Coordinación General del Servicio Profesional Docente (CGSPD) promueve el que las universidades apoyen la formación de los docentes a través de una mayor articulación con las escuelas Normales, y la posibilidad de contratar como profesores a los egresados de otras licenciaturas.
– Otro aspecto contra el normalismo es el plan de consolidar la planta académica de las escuelas normales por un sistema de ingreso, permanencia y promoción como lo marca el SPD, con evaluaciones punitivas permanentes por el INEE, lo que obligará a los docentes normalistas a integrarse a los desventajosos programas de “retiro voluntario”.

El redefinir los perfiles profesionales de los docentes que egresan de las escuelas normales, la formación de profesores “idóneos”, la renovación de planes de estudio, la reorganización de las escuelas normales y los cambios a fondo en la estructura administrativa y presupuestaria, entre otras medidas, no es otra cosa que el anuncio del fin del normalismo en México.

La perspectiva, ante las letales agresiones a contra del normalismo mexicano, es la integración a todo el proceso de lucha nacional magisterial, estudiantil y popular con objetivos muy claros como:
– La abrogación de la regresiva reforma educativa.
– La integración de la mayoría de las escuelas normales públicas en rechazo total a “El plan integral de diagnóstico, rediseño y fortalecimiento para el sistema de normales públicas”.
– El integrarnos en lo posible al proceso nacional en la ruta de la derrota del régimen y sus partidos del Pacto por México, para rescatar al país e iniciar su reconstrucción desde el pueblo y para el pueblo.

Quienes amamos el normalismo, quienes lo llevamos en el corazón, nos sentimos orgullosos de ser los maestros normalistas de la patria.

El normalismo, al igual que a lo más sublime de la patria, se le ama y se defiende.

¡No estamos todos, nos faltan 43!
¡Viva por siempre el heroico normalismo mexicano!

Ciudad de México, agosto de 2016.

COMBATIVAMENTE

Profesor Artemio Ortiz Hurtado
Maestro normalista rural.

(artemiomichh@gmail.com)

Fuente: Facebook/Artemio Ortíz Hurtado.

10 puntos explosivos del informe #GIEIAyotzinapa

Por Jenaro Villamil | homozapping.com.mx

El segundo y último informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) profundizó en la misma tendencia que el reporte de septiembre de 2015, pero con revelaciones aún más delicadas.

Estas revelaciones conducen a desmontar la “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y va perfilando un “encubrimiento histórico”, tal como declaró Joy Olson, directora ejecutiva de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés).

En este segundo informe podemos identificar al menos los siguientes 10 puntos explosivos del “encubrimiento histórico”.

1.- “Siembra” de evidencias por parte de Tomás Zerón.- ¿Qué hacía Tomás Zerón, director de la Agencia Criminal de Investigación, el domingo 28 de octubre de 2014, en el lecho del río San Juan, un día antes de que se conociera la “versión oficial” sobre el encuentro de los supuestos restos de los 43 estudiantes en ese mismo río y en el basurero de Cocula? Carlos Beristain, uno de los cinco integrantes del GIEI, destacó la contradicción de las fechas al mostrar el video donde se observa a Zerón junto con otro personal de la PGR. No lo dijo con contundencia, pero todos pensaron lo mismo: se sembraron evidencias un día antes para ajustar la versión de la “verdad histórica” obtenida a partir de la tortura de la mayoría de los inculpados.

“No encontramos ningún informe sobre esos hechos, ninguna diligencia el día 28. Toda la información oficial empieza el 29 de octubre”, sentenció Beristain.

Este es el punto más explosivo que colocaría al gobierno mexicano, en general, y a la PGR y a Zerón, en lo particular, en una situación de vergüenza internacional y de posibles delitos muy graves.

2.- Tortura documentada en al menos 17 de los 61 detenidos.- Al menos 17 de los 61 detenidos por las autoridades estatales y federales fueron torturados. Entre estos torturados están los 5 principales “autores intelectuales” y “materiales” de la “verdad histórica” en donde se señala que sicarios de los Guerreros Unidos se llevaron a los estudiantes y los calcinaron en Cocula.

“Los informes médicos realizados de forma secuencial tras la detención muestran que en todos los casos se dan lesiones nuevas durante el periodo de detención bajo custodia”, señala el documento del GIEI.

Para la directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara Rosas, el informe es “demoledor” porque documenta la práctica de la tortura generalizada. Justo unos días después que prácticamente todo el gabinete de seguridad nacional presentó “disculpas” por la evidencia de un video donde se torturó a una mujer por parte de soldados y policías federales.

3.- ¿Quién es El Caminante?– Por primera vez, los integrantes del GIEI mencionaron a un presunto integrante del cártel Guerreros Unidos, identificado como El Caminante, que sostuvo comunicación con al menos siete policías municipales ubicados en Cocula e Iguala durante las “horas críticas” del ataque del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Se ignora quién es El Caminante, pero el GIEI subrayó que “es una línea de investigación que no se ha agotado”.

4.- Suplantaron al verdadero chofer del quinto autobús.- Ángela Buitrago, una de las integrantes del GIEI más atacadas por la campaña mediática orquestada oficialmente, subrayó al leer el punto sobre el quinto autobús –el que tendría “heroína sembrada” y fue secuestrado por los normalistas por equivocación- que el chofer que les presentaron las autoridades no es el mismo que se observa en el video oficial.

“Ostensibles diferencias” existen entre el chofer original y la persona que fue presentada ante el GIEI.

El quinto autobús y su chofer son claves para confirmar la hipótesis del trasiego de heroína de Guerrero a Chicago.

“El quinto autobús es una hipótesis investigativa que podría justificar el ataque masivo e indiscriminado” contra los estudiantes de Ayotzinapa. Ahí estaría el verdadero móvil.

5.- Hubo llamadas telefónicas de estudiantes vivos.- En contra de la tesis de la PGR de que “todos los teléfonos móviles de los estudiantes fueron destruidos”, el GIEI identificó que días después se activaron llamadas de algunos estudiantes desde el municipio de Huitzuco o desde Iguala.

El estudiante Jorge Aníbal Cruz Mendoza envió un mensaje de texto a su madre, a la 1:16 de la madrugada del 27 de septiembre, pidiéndole “que le pusiera saldo”. “Este teléfono siguió activo incluso meses después”, subrayó el GIEI. No se investigó esta línea y menos la posibilidad de que varios estudiantes estuvieran vivos a partir del análisis de la telefonía.

6.- Es insostenible la “quinta versión” de la PGR.- El GIEI fue enfático al afirmar que antes de su primer informe existían cuatro versiones sobre el destino de los 43 estudiantes. Cuando se exhibió la “mentira histórica” de que todos los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula, la PGR a través de Tomás Zerón dio origen, en septiembre de 2015, a la “quinta versión”: un grupo importante, no todos los estudiantes, pudo haber sido incinerado en el basurero de Cocula.

“No hay ningún sustento en el expediente para sostener esta versión”, sentenció el GIEI. Es decir, la PGR y Tomás Zerón en particular han mentido o “fabricado” esta quinta versión.

7.- El tercer peritaje de dinámica de fuego en Cocula es un fraude.- El GIEI fue contundente para descalificar el tercer peritaje que la PGR entregó sobre la “dinámica de fuego” en Cocula, en marzo de este año. Este peritaje detonó la ruptura entre el GIEI y la PGR.

En su informe los expertos afirmaron que sólo se presentó un informe de 9 páginas, que incluyen fotos de Google Earth y su dictamen está en sólo 3 páginas. En opinión del GIEI este documento “no alcanza el estándar mínimo” para ser analizado por un tribunal nacional o internacional, según leyó Francisco Cox.

El tercer peritaje “no contiene cálculos, no hay referencia al estudio de (José) Torrero ni al peritaje del Equipo Argentino. La respuesta dada a los objetivos del estudio no contiene ningún análisis ni ningún razonamiento científico. No hay el rigor científico mínimo para dar respuesta a los objetivos fundamentales”, sentenció Cox.

Además, el informe reveló que los peritos contratados por la PGR fueron obligados a firmar un acuerdo de confidencialidad “a perpetuidad”, bloqueando la posibilidad de saber si hubo disenso o no en el grupo que realizó el tercer peritaje.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) encontró restos óseos de 17 personas y “ninguno corresponde” a los 43 normalistas. Por tanto, la “quinta versión” es insostenible.

8.- La Policía Federal “colaboró” en el ataque a los estudiantes.- En contra de la hipótesis oficial de que sólo los policías municipales y estatales, coludidas con Guerreros Unidos, secuestraron y entregaron a los 43 estudiantes, el GIEI aportó elementos para confirmar que elementos de la Policía Federal participaron en tres retenes en Iguala, Cocula y Huitzuco, que impidieron así que los normalistas abandonaran Iguala la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Al menos cinco vehículos de la PF tuvieron algún tipo de participación en los eventos. E identificaron estos vehículos con los números 11742, 11744, 11740, 9908 y 9910.

“Hubo un control cerrado, directo y permanente del movimiento de los estudiantes desde Chilpancingo hasta Iguala durante más de 10 horas; hubo un control y presencia de seguridad pública, policía ministerial, policía municipal, PF, Ejército y otros miembros de seguridad pública que monitorearon, segundo a segundo, las actividades de los estudiantes en la entrada de la caseta de Iguala”, subrayó Ángela Buitrago al leer esta parte del informe.

9.- La participación del 27 Batallón fue al menos por omisión.- A pesar de que se les negó la posibilidad de entrevistar a los integrantes del 27 Batallón de Iguala, el GIEI informó que varios normalistas llegaron a la puerta de este batallón y se les negó ayuda, al igual que familiares del equipo Los Avispones, cuyo autobús también fue atacado. Los militares han negado esta versión.

También exhibieron contradicciones en las versiones de los militares que han declarado. Uno de ellos afirmó que acudió a la barandilla para preguntar por una motocicleta, pero había elementos suficientes para afirmar que también fue a averiguar por la situación de los 43 normalistas desaparecidos.

10.- La doble victimización de Julio César Mondragón.- El GIEI pidió una segunda autopsia al cuerpo de este joven, cuya foto con el rostro desollado y con múltiples heridas en el cuerpo se convirtieron en la imagen internacional de la trágica noche de Iguala y del nivel de violencia contra los normalistas.

El GIEI afirmó que los familiares “pasaron por un calvario de 3 meses” para que se realizara la segunda autopsia y que sufrieron una “victimización secundaria” por la indolencia, burocratismo y sadismo de las autoridades ministeriales.

En México, afirmó Carlos Beristain, “existe una legalidad que no está al servicio de las víctimas”.

Contacta al autor: @jenarovillamil

Fuente: Viborianus

 

SE RECUPERA EL INTERNADO DE LA ESCUELA NORMAL RURAL “MACTUMACTZÁ”.

¡¡¡SE RECUPERA EL INTERNADO!!!

ESCUELA NORMAL RURAL  “MACTUMACTZÁ” ERES LA ESPERANZA DE LOS POBRES.

RECONSTRUCCIÓN DE DORMITORIOS PARA VARONES EN EL MISMO ESPACIO EN DONDE FUERON DESTRUIDOS POR UN GOBIERNO REPRESOR.

LA CONVICCIÓN, DETERMINACIÓN Y RESISTENCIA DE ALUMNOS DE LAS DIFERENTES GENERACIONES POR RESCATAR EL INTERNADO, INTERNADO  QUE FUE CANCELADO EN EL AÑO DE 2003.

LA DEFENZA DE NUESTRA ESCUELA SE ESTÁ DANDO EN EL TRABAJO QUE SE REALIZA DÍA A DÍA, ACADÉMICO, POLITICO, CULTURAL, DEPORTIVO Y EN LA PRODUCCIÓN, (SIEMBRA DE MAÍZ, TÓMATE,  CHILE, PEPINO, EJOTES, CILANTRO, CALABAZAS, Y MUCHO MÁS,  EN LO REFERENTE A ANIMALES SE ENGORDAN PUERCOS, POLLOS, CONEJOS, BORREGOS Y GALLINAS PONEDORAS, Y MUCHA PRODUCCION MÁS.

ESTAMOS RECUPERANDO LO QUE NOS QUITARON.

NOS FALTA POR RECUPERAR LAS MATRÍCULAS.

¡¡¡MIENTRAS EXISTA LA POBREZA, NUESTRO DEBER ES LA LUCHA CAMARADAS!!!

Tomado de: Facebook/Azul Chiapas

2016-03-18 001 2016-03-18 004

Comunicado de LA COORDINADORA DE ESTUDIANTES NORMALISTAS DEL ESTADO DE CHIAPAS (C.E.N.E.CH.)

SOBRE LAS ESCUELAS NORMALES, MUY IMPORTANTE SABER PARA DEFENDER… – DE LA OCDE, EL GOBIERNO MEXICANO, GRANDES EMPRESARIOS, LA SEP Y LOS CHARROS DEL SNTE, LA DEDICATORIA LETAL , COMO PARTE DE LA REGRESIVA REFORMA EDUCATIVA, EN CONTRA DE LAS ESCUELAS NORMALES RURALES Y OFICIALES, LOS ESTUDIANTES, LA EDUCACIÓN PUBLICA-GRATUITA, EL MAGISTERIO Y LA PATRIA…

LA COORDINADORA DE ESTUDIANTES NORMALISTAS DEL ESTADO DE CHIAPAS (C.E.N.E.CH.)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a 14 de febrero de 2016.          

La Coordinadora de Estudiantes Normalistas del Estado de Chiapas (C.E.N.E.Ch.) se pronuncia en contra del PLAN INTEGRAL: DIAGNÓSTICO, REDISEÑO Y FORTALECIMIENTO DE LAS ESCUELAS NORMALES (PIDIRFEN), este proyecta un nuevo modelo educativo para todo el sistema normalista del país, puesto que busca ser un proyecto “educativo” para “fomentar” el humanismo y sensibilizar a los futuros profesionales de la educación en las necesidades sociales de un pueblo con más necesidades que respuestas a la misma.          

Este proyecto no fue consultado y menos consensuado entre los estudiantes y académicos de las instituciones formadores de docentes, que se especializan en la verdadera formación de docentes; estas decisiones son tomadas desde el seno de los organismos de la globalización económica.          

Por lo que no es permisible aceptar un “plan” que nace desde la cúpula de sistema de gobierno, guiados por agentes externos que no tienen ni poseen la menor idea de la situación del país. No es permisible aceptar un “proyecto” que nace desde arriba y se empeña en no conocer, recoger los saberes y sentimientos de la comunidad normalista en México.          

La “integridad” de la que tanto se habla en el PIDIRFEN de la SEP es una de las muchas palabras sin contenido que usan para convencer de que tienen sólidos fundamentos pedagógicos, después de todo, uno de sus trabajos es disfrazar la mentira con la verdad; y los “fundamentos” que tienen es que en el sistema magisterial se necesitan maestros “idóneos”, pero, ¿qué significa ser idóneo para el sistema?          

Significa contestar plantillas repletas de preguntas legales, administrativas, memorísticas y simuladoras de posibles escenarios, seguir órdenes sin ningún tipo de análisis o reflexión como simples empleados mecánicos; todo eso está muy lejos de lo que los docentes en formación necesitamos realmente, está lejos de una formación para enfrentar la diversidad, para educar e instruir en el desarrollo del ser humano en sus diferentes dimensiones, para sensibilizarse ante la realidad de escuelas llenas de carencias y múltiples factores que merman el aprendizaje de lo que es y será el futuro de esta nuestra tierra. Que sea capaz de tomar decisiones propias, que reconozca su pasado para comprender su presente y así emprender el camino a un futuro mejor.          

Una propuesta integral que debiera contener propuestas de mejora con un verdadero diagnóstico extraídas de todas y cada una de las escuelas Normales que existen en nuestro país, tomando en cuenta nuestra cultura, nuestra geografía, nuestras necesidades y sobre todo: las necesidades educativas de la sociedad en que vivimos, plantea más bien lo opuesto: la creación de un único & homogéneo programa que incluye Escuelas Normales, Universidades Pedagógicas Nacionales y demás escuelas públicas y privadas formadores de docentes.           El Plan Integral de la SEP eliminará las licenciaturas en:    

Educación Preescolar    

Educación Primaria    

Educación Especial    

Educación Física    

Telesecundaria    

Y las específicas de cada asignatura en Secundaria.          

Toda esa diversidad de especialidades necesaria para cada modalidad en educación básica quedará sepultada por sólo dos licenciaturas:    

Licenciatura en Educación y Docencia.    

Licenciatura en educación inclusiva.          

Esto fomenta la desprofesionalización del maestro, como un simple paralítico funcional ya que cualquier universidad entra en igualdad de condiciones para que carreras afines o similares a la formación docente compitan en el mercado laboral, tal y como lo maneja el actual modelo económico fallido, pero también atenta contra el derecho de los niños que requieren cuidados y atención especial, porque la inclusión significa trasladarlos a las escuelas regulares que no están acondicionadas para darles una educación apropiada y acorde a sus necesidades. Ante ello se observa una clara contradicción en los comentarios de los secretarios de educación que han desfilado sin voltear a ver la realidad de su gente, pero que se ven corrompidos por la avaricia y egoísmo, la falsedad e hipocresía.          

Se está preparando al Normalismo para que pierda su trayectoria en la formación inicial de los maestros.          

Las Escuelas Normales perderán sentido si sólo fungen como medio para la capacitación y actualización del magisterio y no para la formación profundamente ética, pedagógica, didáctica, humanista, patriótica y nacionalista.          

Por lo que manifestamos la necesidad de un cambio pero que venga desde abajo en comunión con estudiantes, directivos, maestros y sociedad, todos unidos bajo un mismo fin.          

Hoy más que nunca se hace el llamado a sentirse orgullosos de ser normalistas, de emprender la lucha y la defensa de lo que ha sido por años el eje articulador del cambio nacional. Puesto que la profesión del docente es innata y fundamental, no se debe permitir que personas que no valoran su nación decidan el camino peor para nuestro pueblo, guiados por agentes externos que en su conciencia solo tiene dinero y poder.

¡¡2016, AÑO DEL NORMALISMO!! ¡¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!! ¡¡NORMALES UNIDAS, JAMÁS SERÁN VENCIDAS!! ¡¡POR LA DEFENSA DEL NORMALISMO!! ¡¡DE LA SALA DE CLASES, A LA LUCHA DE CLASES!!

¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE CAMARADAS!! ¡¡C.E.N.E.Ch. VIVE!!

Combativamente: Coordinadora de Estudiantes Normalistas del Estado de Chiapas (C.E.N.E.Ch.)

Dos fracasos del Estado: la formación y capacitación de los maestros.

Por José Antonio Martínez Gutiérrez

Con la reforma educativa, la evaluación docente se convirtió en elemento central para determinar los ingresos al servicio docente (evaluación de ingreso), el acceso a cargos directivos y de supervisión (evaluación para promoción) o  tener más horas e incrementos de salario (promoción en la función).

Así también evalúa a los maestros de nuevo ingreso (diagnóstica) y condiciona la permanencia en el servicio  docente (evaluación del desempeño).

Todas las citadas evaluaciones enmarcadas en la Ley General del Servicio Profesional Docente son obligatorias en función de su objetivo, sin embargo en torno a ellas, también existen responsabilidades adquiridas por el Estado.

Cito dos: la formación de maestros y la formación continua de los que están en servicio.

La primera intrínsecamente relacionada con la evaluación de ingreso y la segunda con la evaluación del desempeño docente.

Sobre el ingreso al servicio es válida la polémica.   Mientras que algunos tendrán razones para argumentar que los concursos de oposición no garantizan la idoneidad, otros podrán argumentar que es el ejercicio más justo para determinar quién si y quién no merece ser maestro.

Lejos de ser un defensor de lo idóneo y lo no idóneo, me parece que es el propio Estado el que se dispara en el pie si en base a un juicio sumario de los últimos concursos de ingreso al servicio, las cifras de aspirantes ‘no idóneos’ sobrepasan el 50 %.

Se trata de una conclusión sencilla: el Estado perfila un tipo de maestro que no está formando, es decir, está fallando en su responsabilidad de garantizar maestros a su propio sistema educativo.

Pero lo grave no está ahí sino en la falta de imaginación para atender las necesidades de las instituciones para la formación de docentes.

Y es que según reveló la Presidente del INEE, Sylvia Schmelkes del Valle, en este 2016 los concursos de oposición para el ingreso al servicio docente serán abiertos no solo para normalistas y otras carreras afines a la educación, sino también para “otros profesionales en general” (El Universal, 28 de junio de 2014).

Este agravio de la reforma educativa a mi juicio, atenta contra la profesión docente y más aún, contra su genuina supervivencia.

Y si de agravios hablamos, la evaluación de permanencia.

Dicha evaluación busca evaluar el desempeño de los maestros en servicio contratados antes de la entrada en vigor de la reforma educativa.

En torno a esta evaluación las autoridades educativas de la mano con el INEE hablan de beneficios y más beneficios de ligera manera que causa estupor.

¿Quién no ha escuchado del Secretario Nuño la trillada zanahoria de los aumentos automáticos al salario y créditos preferenciales en virtud de resultados destacados?, ¿Quién no ha escuchado del titular de la SEP la generosa oferta de plaza por cuatro años a maestros que aprueben la evaluación? o ¿Quién no ha escuchado la promesa de que los maestros que salgan con resultados insuficiente recibirán capacitación?

Hoy que la moda es la evaluación docente obligatoria para los maestros no se dice mucho de la capacitación, por cierto también obligatoria, pero para el Estado.

Hasta el momento no existe  certeza de que el Estado -con  mal pasado en la materia-, cumplirá con creces su  obligación de capacitar (y bien) a los docentes con resultados insuficientes en la evaluación del desempeño.

Lo que hasta el momento existe en el discurso del Secretario Nuño es el abultado incremento en el rubro de capacitación a los maestros que pasó de 220 millones de pesos a más de mil 800 millones de pesos.

Dicho incremento que presume cada lunes -cual favor a los maestros-, no tiene sentido si no hay una ruta objetiva que asocie a la evaluación con la capacitación en los hechos, y no a través de discursos mediáticos.

Cabe preguntar:  ¿debemos tener certeza en una Secretaría como la SEP que se ha probado experta en dilapidar recursos públicos?

El joven Nuño, político al fin, debería dejar de lado las ligerezas y concretarse en las certezas.   El magisterio más que recursos reclama claridad de rumbo en materia de capacitación que por momento no hay…no existe.

Y es que la máxima que ha prevalecido sexenio tras sexenio es el abandono padecido por los maestros mexicanos en materia de formación continua.   Son víctimas de un sistema de formación inútil y simulador que ha contribuido a  la distorsión de que ellos son unos “flojos que no se capacitan” y como consecuencia, los culpables inmediatos del desastre educativo.

Reproducir la historia no solo sería prolongar el agravio hacia los maestros sino condenarlos (aún más) a inmerecida estigmatización social, y lo que es peor; censurarlos para siempre del ejercicio docente.

EL COMENTARIO APARTE.- Se sabe del mala fama que se carga Mexicanos Primero entre el magisterio, sin embargo, vale la pena una revisión a su estudio “Prof. Recomendaciones sobre formación inicial y continua de los maestros en México” en virtud de que sube a debate público, el pésimo estado que guarda  la formación y capacitación de los maestros en México.

Y aunque el estudio no descubre el agua tibia, si es necesario insistir sobre la obligación del Estado (derecho de los maestros) a una formación continua e integral con impacto en los aprendizajes de los alumnos.

Ver Nota : Maestros en Movimiento

Fuente: Profelandia

Más de 240 mil alumnos inician vacaciones decembrinas en Nayarit

Alrededor de 249 mil 423 alumnos de nivel básico iniciaron el periodo vacacional de fin de año en la entidad, para regresar a clases el 6 de enero de 2015.

Asimismo, la Dirección de Protección Civil y Resguardo también reforzó sus actividades.

Junto con las vacaciones se han reforzado acciones tanto para turistas como residentes en los municipios del estado, a través del programa “Nayarit es tu casa” que ofrecerá servicios de atención al turismo, vialidad, emergencias, seguridad y otros rubros en los que participarán dependencias estatales y federales.

Entre ellas Protección Civil del estado, Policía Nayarit, Alas de la Gente, Ángeles Verdes, Cruz Roja, Guardia Civil, Secretaría de Marina, la XIII Zona Militar, Profeco y otras.

Durante este periodo vacacional, las autoridades del estado montaron también puntos de atención turística en las principales zonas de afluencia de personas en la capital y otros sitios de interés en los municipios, con la finalidad de guiar a los visitantes por los atractivos de la entidad.

El coordinador del programa Alas de la Gente, Nemesio Pérez Carlos, reiteró que los servicios de auxilio vial que ofrece su corporación en las carreteras y caminos de Nayarit son es gratuitos.

Dijo que entre los apoyos están cambio de llantas, problemas del sistema eléctrico y otras emergencias; para ello deben contactar al personal a través del 066.

Toman alcaldías de Michoacán para exigir que liberen a normalistas

La CNTE informó a Efe que el 80 % de las alcaldías fueron paralizadas como parte de la jornada de lucha para exigir la liberación de los estudiantes.

Maestros de educación básica tomaron hoy el 80 % de las 113 alcaldías  de Michoacán para demandar la liberación de 30 estudiantes acusados de delitos federales.

Los maestros forman parte de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el ala disidente del magisterio michoacano, la cual también mantiene un campamento indefinido en el Centro Histórico de Morelia, capital del estado.

La CNTE informó a Efe que el 80 % de las alcaldías fueron paralizadas como parte de la jornada de lucha para exigir la liberación de los estudiantes.

La Policía Estatal detuvo el 7 de diciembre pasado a 22 mujeres y 30 varones en poder de tres autobuses de pasajeros que previamente tomaron por la fuerza y en los cuales transportaban explosivos de fabricación “casera”.

El operativo policial se realizó sobre la autopista Siglo XXI, que une Morelia con la costa del Pacífico, donde los estudiantes de la Escuela Normal del municipio de Arteaga, realizaban un bloqueo para exigir al Gobierno de Michoacán que los contratara como profesores al egresar del plantel.

El gobernador Silvano Aureoles advirtió que la Administración del presidente Enrique Peña Nieto autorizó para Michoacán 2.200 plazas para los egresados de las escuelas normales (para maestros), condicionadas a un proceso de evaluación contemplado en la reforma educativa instrumentada por el Gobierno federal, a la cual se oponen los normalistas.

Los 30 varones fueron internados en el penal federal de la ciudad de Hermosillo, Sonora, mientras las 22 mujeres fueron recluidas en una cárcel de máxima seguridad del estado de Morelos, donde quedaron a disposición de diversos jueces federales.

El Poder Judicial de la Federación informó que el pasado sábado el Juez Séptimo de Distrito dictó auto de formal prisión contra los 30 varones al existir pruebas suficientes que hacen presumir su responsabilidad en el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

También reveló este martes que el Juez Tercero de Distrito otorgó un auto de libertad, bajo las reservas de ley, a las 22 mujeres al establecer que no existen elementos para acreditar la responsabilidad de las estudiantes en la fabricación de los explosivos.

En Michoacán existen 8 escuelas normales, las cuales también han sido paralizadas por los estudiantes que en el último mes han retenido por la fuerza 52 autobuses de pasajeros, camiones de carga y diversos vehículos, para exigir su contratación como docentes.

FUENTE : MVS