El gobierno del sistema educativo (1)

Por Gilberto Guevara Niebla

El sistema de educación pública de México se desarrolló a partir del Estado y hasta el presente se conserva como una entidad bajo control eminentemente burocrático. El gobierno de la educación no está en manos de funcionarios electos (como ocurre en Estado Unidos con los Boards of Education) sino en las de funcionarios designados.

La fuerte presencia del estado en el gobierno educativo ha desdibujado la participación de la sociedad. Es importante destacar que la sociedad no tiene papel significativo en el gobierno educativo pues, aunque existen los consejos de participación social, concebidos en 1992 como contrapeso al estatismo, lamentablemente esos consejos han tenido una existencia meramente virtual debido, en gran parte, al hecho de que nunca se les dotó de ningún poder de decisión sobre las escuelas o sobre los procesos educativos. El SNTE se opuso categóricamente a esto y dado que las comisiones de educación tanto del Senado como de la Cámara de Diputados siempre fueron controladas por miembros del sindicato, a la hora de incorporar a la LGE la creación de los consejos, en 1973, se decidió dejarlos como cajas vacías.

Como consecuencia, tanto los padres de familia como la comunidad, metafóricamente hablando, no han logrado entrar a la escuela. Pero tampoco otras entidades de la sociedad intervienen en el gobierno educativo. Me refiero no sólo a asociaciones de empresarios o a colegios profesionales, sino a asociaciones con interés directo en la educación como las asociaciones de padres de familia o colegios profesionales de docentes. Es lamentable que en México no existan, por ejemplo, asociaciones de directores de escuela o de supervisores, academias nacionales o estatales de docentes y que los colegios de profesiones cuya cercanía con la práctica educativa es indiscutible, como son la psicología y la pedagogía, no tengan ninguna participación directa en las decisiones educativas. Por otro lado, numerosas organizaciones de la sociedad civil despliegan desde hace años un intenso activismo por todo el país, pero no han logrado romper la camisa de fuerza burocrática en la que está encerrada la educación mexicana.

La participación de la sociedad en las decisiones educativas se ha inhibido, pero no como producto de la espontaneidad sino como resultado de la oposición activa y sistemática para que esto ocurra tanto de las burocracias educativas, como del SNTE –organización que siempre ha mostrado gran sensibilidad cuando se trata de cualquier cambio que amenace su poder y su hegemonía sobre las escuelas.

El gobierno burocrático es un universo complejo en el que hay que distinguir, al menos, dos estratos: la alta burocracia y la burocracia media. La alta burocracia la integran los secretarios de educación (tanto el federal como los estatales) y sus respectivos equipos dirigentes y es siempre un estrato transitorio. Casi por regla, cambian cada seis años ¿Quiénes la integran? En general, personas calificadas. Lo secretarios de educación y los miembros de sus equipos cuentan, al menos, con formación universitaria y algunos han realizado estudios de posgrado, aunque sólo excepcionalmente los miembros de esta capa de funcionarios han realizado estudios en educación. En realidad, las motivaciones e intereses de los funcionarios de este grupo son diversas, aunque a simple vista se puede percibir que no siempre se dedican, con compromiso y ahínco al tema educativo y frecuentemente prima en ellos, sobre el interés educativo, el interés político.

La burocracia media o meso-burocracia la forman los burócratas educativos que permanecen en sus puestos y no están sujetos al calendario sexenal. Es un universo muy complejo y diverso cuyo conocimiento exigiría una investigación escrupulosa. Sin embargo, sí se puede decir que no se trata de una burocracia que  pueda ajustarse al modelo de administración racional, eficiente, jerárquica y reglamentada que concibió Max Weber, en realidad en este estrato de empleados públicos (como en el resto de la burocracia nacional) no se cuenta con un servicio profesional de carrera (como el que se creó para los docentes) y su desempeño no siempre se ordena dentro de planes de gestión racionales y claros. Esa burocracia es la fuerza de inercia con la que se enfrentan, día con día, las escuelas y los docentes.

Artículo publicado en Crónica

Tomado de: http://Profelandia

Las falsedades de la Reforma Educativa.

Por Abelardo Carro Nava

Llegado este momento, en que el Presidente Peña Nieto comienza a vislumbrar su salida de Palacio Nacional, vale la pena preguntarse qué es lo que ha pasado con la implementación de sus famosas “reformas estructurales” porque, a decir de muchos – y me incluyo –, ni se ha reformado lo prometido, ni ha habido una transformación sustantiva en varios de los frentes que, en su momento, pensó se transformarían; y lo que es peor, esas promesas que incluían grandes beneficios para los mexicanos, se han quedado en eso, en meras ilusiones veraniegas sin que en los hechos se haya percibido un cambio radical en los bolsillos de los ciudadanos o, en la educación que se brinda en mi México querido.

Hechos para sustentar mi dicho son muchos y muy variados; sin embargo, me detendré a analizar los que están relacionados con el tema que nos ocupa, el educativo, sin que ello implique que éste esté separado del resto, que también son materia de análisis, pero que dejaré para otro momento.

Pues bien mi querido lector, con la detención de la maestra Elba Esther, se pensó que la reforma educativa de la que tanto habló el Presidente en los primeros 100 días de su gobierno, las cosas serían miel sobre hojuelas. El Secretario en turno, Emilio Chuayffet, poco pudo hacer, y fue relevado del cargo tres años después. Sin embargo, el mal estaba hecho. El “Pacto por México” logró su cometido: reformar la Constitución Política Mexicana y las leyes que de ella emanaron. Todo, con el propósito de “mejorar” la educación en el territorio mexicano pero afectando los derechos de los trabajadores que se encuentran en este ramo.

No, ante ello, no hubo una respuesta sindical como era de suponerse y esperarse, por el contrario, Juan Díaz de la Torre guardó silencio y el gremio magisterial fue brutalmente golpeado. Se dijo que las modificaciones a la carta magna tenían un sustento: recuperar la rectoría de la educación pero, ¿acaso los gobernantes la habían perdido cuando en los hechos ellos mismos la había cedido?

Por su parte, por esas fechas el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) cobró presencia pero no autonomía. Claro, la amenaza era constante: te evalúas o te vas. Así de simple, así de complejo.

Los argumentos de varios especialistas y asistentes que nos dimos cita en Chihuahua durante el XIII Congreso Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), no importaron. La reforma es la reforma y no admite punto de discusión ni debate – se dijo –.

Los maestros, sin una representación, sin un liderazgo que los defendiera de las autoridades, fueron apabullados; aún y cuando las evidencias de la serie de injusticias por la implementación incorrecta de una ley (del servicio profesional docente) en cada una de las entidades federativas, se documentaron y denunciaron.

Las evaluaciones de desempeño se aplicaron y los resultados demostraron que “el mal” no estaba en los maestros sino en el intricado Sistema Educativo Mexicano (SEM) y en las políticas educativas que hasta el momento se habían ejecutado. ¿Puede entender porque en nuestros días solo se evaluarán cerca de 170 mil maestros de los más de 1.2 millones que se tenían contemplados?

Las pruebas internacionales se desestimaron, los recursos fueron insuficientes pero, también, la capacidad de las instituciones encargadas de evaluar el proceso de enseñanza y de aprendizaje, y surgió entonces un examen que mediría el conocimiento de los estudiantes que cursan alguno de los grados del nivel básico y medio superior del SEM: PLANEA (Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes). ¿Y los resultados?

Así las cosas, el modelo educativo, solo tres años después se presentó. Se dijo que éste traería grandes propuestas pedagógicas y que ahora sí, los alumnos se formarían adecuadamente y por los mejores maestros, y nada de ello ha pasado. Claro, tendremos que esperar hasta el 2018.

En esos días, dicho modelo fue duramente criticado – con el debido fundamento – y el Secretario Nuño tuvo que recular y repensar su estrategia de implementación. Para ello, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y su titular, Blanca Heredia, le entraron al quite y durante un tiempo considerable, recabaron las propuestas de la sociedad y de los maestros.

Culminado este proceso, se “relanzó” el famoso modelo. Con bombos y platillos se presentó ante los medios de comunicación y los mexicanos; sin embargo como hemos visto, leído y conocido, en los documentos se hallan grandes errores, tanto de forma como de fondo, que generaron una nueva oleada de críticas y de argumentos que han propiciado una falta de legitimidad y de credibilidad, que ni el mismo Secretario ha podido contrarrestar.

En estos días, la mira se encuentra en las elecciones que en próximas fechas tendrán lugar en algunas de las entidades del país, resultando trascendental la del Estado de México. Se dice, que de perder el Partido Revolucionario Institucional (PRI) las elecciones en este estado, y la Presidencia de la República en el 2018, se corre el riesgo de que la propuesta educativa se venga abajo. Con este argumento, se busca a toda costa asegurar la permanencia de un partido político en el poder, más no el bienestar de los mexicanos; se busca a toda costa “lucrar políticamente” con las necesidades de la gente, más no traer beneficios en su colectividad ni en su individualidad; se busca a toda cosa fomentar la ignorancia, más no educar al pueblo para que piense, analice y reflexione.

Ese es el mensaje que el gobierno está mandando a los mexicanos. Ese es el propósito de los comerciales que se difunde la SEP por las grandes televisoras nacionales. Ese es el circo, maroma y teatro que quieren vendernos con la idea de conservar un puesto.

En conclusión, las reformas estructurales no han traído el cambio tan prometido, y el sexenio comienza a irse en picada. ¿Y la educación? La educación está pasando por el peor momento en la historia de mi México querido. La reforma educativa, ha sido y es, la suma de falsedades que quiere vendernos el gobierno como verdades absolutas, y no es cierto.

Tomado de: Educación Futura

Las Barreras para la Transformación Educativa.

Por Jennifer L. O’Donoghue y Fernando Ruiz.* (Mexicanos Primero).

Maestros en Movimiento reproduce un análisis que realiza Mexicanos Primero de los obstáculos y barreras que se han detectado para la implementación de la Reforma Educativa, misma que tiene que ver con una infinidad de prácticas de los gobiernos en los estados por situaciones de corrupción y sin una clara visión que más que ayudar entorpecen acciones que vengan a beneficiar el Sistema Educativo Nacional, y lo más complicado del asunto que le echan la culpa al maestro de todas sus fallas administrativas y desviación de recursos propios para la educación.

La democracia no se agota con los procesos electorales; es más bien un proceso continuo, una construcción social que implica mantener un diálogo público sobre los proyectos sociales y las políticas públicas. Por esta razón, en Mexicanos Primero, con la información pública disponible, nos hemos dado la tarea de monitorear los avances en el cumplimiento del derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes en México.

A casi cuatro años de la promulgación de la reforma constitucional de 2013, ¿en qué situación nos encontramos? Aunque se han hecho importantes avances en el proceso de implementación, no estamos donde deberíamos estar. Nos enfrentamos con barreras a la implementación que limitan nuestra capacidad de aprovechar plenamente los cambios estipulados en la ley.

1.- Los gobiernos estatales entorpecen la implementación de las reformas.

La conducción de los gobiernos estatales ha dejado mucho que desear, por acción u omisión, la mayor parte de ellos incumplen con su responsabilidad, como lo hemos documentado en el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE). Su voluntad de cambio tampoco se ha mostrado en aspectos claves para la transformación educativa. Siguen reacios a someter a concurso todas las plazas vacantes, ocultan a los comisionados sindicales y facilitan su permanencia en medio del desorden administrativo que mantienen en sus registros de personal, no fomentan la participación social y prácticamente ninguno ha instaurado un sistema público efectivo de atención a quejas y denuncias. Una irregularidad lamentable, por su simbolismo, es que incluso las autoridades educativas de 17 entidades federativas cobran un sueldo del fondo destinado para financiar maestros; los secretarios de educación estatales resultan ser los comisionados principales a eliminar.

2.- El gasto educativo no corresponde con lo que la ley manda y las políticas proponen.

Es contradictorio las señales que se envían con los recortes presupuestales de programas educativos fundamentales para hacer efectiva la transformación educativa. Un ejemplo notable es reducir el gasto en formación continua ya que deja a los profesores en servicio desfasados ante la inminente reforma curricular propuesta en el nuevo Modelo Educativo.

3.- No se han fortalecido las capacidades locales para que los cambios lleguen a las escuelas.

La implementación de cualquier reforma educativa sucede a final del día, en la escuela y en el salón de clases. No puedes simplemente mandatar desde arriba y esperar un cambio a nivel local. Requiere de un proceso de concientización, de romper viejos patrones y prácticas y de fortalecer las capacidades de los actores locales de entender y poner en práctica los cambios deseados. Los avances nulos en la reforma de la formación inicial de maestros y en el fortalecimiento de capacidades en las comunidades escolares comprometen el impacto de las reformas en las escuelas.

4.- Las autoridades ceden ante la más mínima presión, restándole legitimidad al proceso y produciendo desánimo.

El INEE ha cedido, en varios momentos, su autonomía para asegurar la implementación óptima de aspectos clave de la reforma. Han dejado que consideraciones de costo económico o político tomen precedencia sobre las técnicas; como resultado, tenemos un instrumento de evaluación docente deficiente por no incluir observación en el aula ni la voz de los alumnos, y sencillamente no contamos con información confiable sobre el aprendizaje de las y los estudiantes. Asimismo, ha sido lamentable como la Secretaría de Gobernación ha negociado acuerdos con el sindicato para limitar la implementación de los cambios normativos en algunos estados. Este tipo de actuación no sólo viola el espíritu de la ley; también produce desánimo. A las autoridades educativas estatales les toca mucho y han respondido poco. Ver estados de excepción sólo sirve para bajar aún más sus incentivos para tomar un papel más activo en la transformación de la educación.

5.- La falta de información, transparencia y rendición de cuentas obstaculiza el monitoreo y deja abierta la puerta a la corrupción.

El sentido de la reforma constitucional es orientar el sistema a garantizar el derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes. Este derecho es progresivo: debemos asegurar que cada vez más niñas y niños lo puedan ejercer y que sigamos ampliando nuestra idea de que es el “máximo logro de aprendizaje”. Hacer esto requiere de información. Sin embargo, no se ha publicado todavía la información que la ley mandata a través del Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED) tanto a nivel federal como en los estados.

Asimismo, en los últimos años, los programas para mejorar las condiciones materiales en las escuelas han aumentado, llegando a más de 56 mil escuelas. Esta inversión histórica requiere de una transparencia sin precedente, para que podamos asegurar que el dinero realmente llegue a donde tiene que llegar. Finalmente, ¿Cómo evaluamos el progreso en el derecho si no contamos con un instrumento de medición del aprendizaje? Preocupa mucho la falta de compromiso mostrado por las autoridades para llevar a cabo PLANEA censal en el año 2017.

¿Qué tenemos que hacer en 2017 para remontar estas barreras? Es una pregunta que trataremos de responder la próxima semana.

(Para mayor detalle de la información favor de consultar: http://prioridades2017.mexicanosprimero.org)

* Los autores son Directora de Investigación e investigador de Mexicanos Primero.

www.mexicanosprimero.org


* Los autores son Directora de Investigación e investigador de Mexicanos Primero.

www.mexicanosprimero.org

En 10 años faltarán Maestros para cubrir grupos en las Escuelas: INEE.

La Redacción.

En 10 años la Educación Básica tendrá un colapso ante la falta de Maestros Normalistas, y esto se debe sin duda a que los Maestros que hoy se encuentran en activo en una década se tendrán que jubilar, por consiguiente esto generará un sisma en el Sistema Educativo Nacional, según información del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

El reporte “Los Docentes en México”, que fue presentado ayer en la Cámara de Diputados, revela que en 2013 poco más de 88 mil maestros del País cumplían con los requisitos de edad y antigüedad para pensionarse.

Para 2023, la cifra ascenderá a más de 160 mil profesores en posibilidad de jubilarse.

“Las cifras de pensionados potenciales a cinco y 10 años son relativamente grandes y deberían ser consideradas por las autoridades educativas federales y locales para anticipar la formación inicial de los docentes requeridos en el futuro”, expone el INEE.

El documento, que hace una radiografía sobre un millón 475 mil docentes 456 docentes de educación básica y media superior, añade que los docentes de educación básica que se estima podrían solicitar su pensión en el mediano plazo, sobrepasa los actuales flujos de egresados normalistas.

Detalla, por ejemplo, que el número de vacantes en educación primaria y secundaria previstos en 2013, de 48 mil 212 y 33 mil 606, respectivamente, es muy superior al de egresados normalistas de los últimos años, de aproximadamente 9 mil y 8 mil.

“Esto debiese alertar a las autoridades educativas para estimar con mayor precisión el número de profesores que requiere formar el País en los próximos años.

“A la vez, permite advertir sobre la necesidad de planificar el papel que han de jugar las instituciones formadoras de profesionales en educación, para asegurar no sólo una cantidad suficiente de docentes sino que todos ellos estén altamente calificados para ingresar al Servicio Profesional Docente (SPD)”, sostiene.

Por otra parte, el INEE considera que la profesión docente está perdiendo atractivo y las escuelas normales no son instituciones de educación superior de calidad.

“Existen indicios de que en los últimos dos ciclos, muy probablemente como consecuencia de la nueva legislación en materia docente, hay menos demanda por educación normal y se ha reducido su matrícula, ocupándose solamente 72.6 por ciento de los lugares disponibles.

“Esta situación se vuelve especialmente grave frente a las previsiones de la insuficiencia del egreso de las normales para cubrir las vacantes por jubilación”, puntualiza.

Escenario potencial

Estimación sobre los maestros a pensionarse en los próximos años tanto de escuelas públicas como de privadas de nivel básico:
Screen Shot 2015-04-09 at 11.07.29 AM

Vías de retiro

Número de maestros por tipo de pensión, según los criterios de la institución de seguridad social a la que pertenecen.
Screen Shot 2015-04-09 at 11.08.01 AM

Emiten criterios

El INEE publicó los lineamientos para la evaluación del personal docente de nuevo ingreso y funciones de dirección en educación básica y media superior.

4 años lapso de aplicación de la prueba 350 mil docentes en servicio a evaluación.

  • Medirá los conocimientos y la práctica profesional de los maestros.
  • Cada maestro recibirá un informe de resultados individual, el cual no será público.
  • Quien no se presente será separado del servicio público.
  • En caso de que el personal de nuevo ingreso incumpla con la evaluación o con programas de apoyos se le retirará la base.

Fuente: Educación y Cultura A-Z

Publica INEE Calendario de las Evaluaciones Docente 2017.

Por Redacción | Profelandia

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación publicó el Calendario de Evaluaciones Docente 2017.

En dicho calendario se detallan las acciones que deberán realizarse el año próximo en materia de evaluación al magisterio, así como la distribución de responsabilidades  para el desarrollo las evaluaciones establecidas en el marco de la reforma educativa.

Las evaluaciones que se aplicarán en 2017 son: Ingreso (educación básica y media superior), Promoción (básica y media superior), y Desempeño segundo año (básica y media superior).

Del mismo modo la del Desempeño educación básica inducción (directores y asesores técnicos pedagógicos), Desempeño tercer grupo (básica y media superior) y Desempeño segunda y tercera oportunidad (básica y media superior)

El organismo de la evaluación reveló que el periodo de evaluaciones iniciará el 6 de mayo y terminará el 26 de noviembre de 2017.

Con base a sus atribuciones, el INEE  define los programas anual y de mediano plazo, conforme a los cuales se llevarán a cabo los procesos de evaluación docente, en coordinación con las autoridades competentes.

En tanto la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente, participa con el INEE en la elaboración del programa anual conforme al cual se llevarán a cabo los procesos de evaluación.

Por último, el INEE puntualizó que las autoridades federal y locales les corresponde de manera concurrente participar en las actividades para realizar evaluaciones para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el Servicio Profesional Docente en la educación básica, así como en la educación media superior.

Descargar calendario de evaluación docente 2017 AQUI

Fuente: Profelandia.

Plazas de Base ya sólo tienen vigencia de 4 años. Maestros pierden todo.

Por: La Redacción. Insurgencia Magisterial.

La Reforma laboral en materia educativa, a nivel de documentos, siempre fue clara en sus planteamientos, mintieron autoridades y sindicatos para evitar protestas.

Con la Reforma, se acaban todos los derechos laborales adquiridos por los maestros. Y no es una generalización simplista, esa es la realidad, se acaban todos los derechos laborales adquiridos, todos.

Su finalidad siempre fue económica, no educativa. Por ello, los grupos empresariales, políticos les urge que se aplique en su totalidad, para empezar a “invertir” en este jugoso negocio y para evitar la formación de ciudadanos críticos. El PRI, PAN, PRD, PVEM y PANAL lo apoyan con todo, al igual que el SNTE. En Veracruz la Sección 32 y 56 del SNTE son aliados del gobierno para implementar la reforma, al igual que el SETSE y la vergonzosa Coalición de Sindicatos supuestamente Independientes.

El gobierno y los sindicatos, siempre afirmaron que la reforma no afectaba ningún derecho laboral, lo cual es FALSO y ahora lo aceptan de manera descarada. Muchos maestros quisieron creer en estas mentiras y apoyaron a sus llamados líderes sindicales, ahora deben asumir las consecuencias, ya no tienen ningún derecho.

La CNTE en Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán han dado una lucha admirable en la defensa de los derechos laborales y la educación pública, que ha colocado a la reforma educativa en un fracaso técnico y político. Su lucha les ha costado maestros golpeados, desaparecidos, encarcelados y asesinados, pero siguen en pie.

En los demás estados, incluyendo a Veracruz, grupos, colectivos y agrupaciones siguen en pie de lucha a pesar de la estrategia gubernamental de amenazas, cooptación e institucionalización de las disidencias. Los maestros saben perfectamente quienes han pactado con el gobierno.

La SEP y el INEE ya reconocen que con la Reforma, todos los maestros que tenían plaza basificada o de “planta”, la han perdido. Ya no lo niegan, le dan la razón a la CNTE y a los grupos movilizados, siempre supieron que así sería, pero mintieron. Compartimos la propaganda que la SEP está haciendo llegar a las escuelas, junto con una pregunta ¿QUÉ HARÁS MAESTRO PARA DEFENDER TU PLAZA DE BASE?

plazas4-1

plazas4-2

Fuente: Insurgencia Magisterial

Alain Touraine: “Los culpables de lo que pasa en Educación no son los Maestros, es el sistema”.

Por: Anna Montero.

El sociólogo francés reflexiona sobre del papel de la educación, la escuela y los maestros en el modelo social que describe para nuestros tiempos.

Sus 91 años no le impiden seguir pensando y compartiendo con claridad y lucidez sus ideas acerca de la sociedad que viene. El sociólogo francés, uno de los máximos representantes del pensamiento europeo y premio Príncipe de Asturias 2010 junto a Zygmund Bauman, advierte que hemos pasado de una sociedad posindustrial a un modelo postsocial donde la sociedad, tal y como la conocemos, se descompone en favor de un sistema donde predomina el individualismo. Durante su visita a Barcelona con motivo de la conferencia Encuentros BCN reflexiona en exclusiva para AIKA acerca de la educación que viene:

Ayer pensaba que no podría dar una conferencia en español, estaba casi seguro de que me iban a salir puras palabras italianas, porque actualmente hablo italiano todos los días y español casi nunca. Estaba un poco asustado, la verdad, pero ha funcionado.

Le escuché y se le entendió perfectamente. Ha explicado que lo social ha desaparecido, y que hemos de pensar en términos individuales. ¿Cómo encaja la educación en el paradigma que usted plantea?

Es muy sencillo. La educación en nuestras sociedades era definida como socialización. ¡Eso era horrendo! Es horrendo utilizar la educación como una manera de incorporar los individuos a la sociedad, que es un sistema de poder. La cuestión es reemplazar la socialización, como meta de la educación, por la famosa subjetivación. El papel de la educación es aumentar el grado de autonomía, de iniciativa y de crítica de cada individuo, especialmente de cada joven. No solamente, pero la población más importante es esa.

“El papel de la educación no es socializar, sino aumentar el grado de autonomía, de iniciativa y de crítica de cada individuo”

Yo fui educado en un liceo público, pero también en mi familia, con los métodos antiguos. Es decir, el profesor, el maestro —una palabra clave: ¡el maestro!—, transmitía ideas universales: la ciencia, la patria, la familia, la cultura (con una C grande), los grandes valores, etc. a jóvenes que vivían en un espacio limitado. Hay que eliminar eso. Entonces, la idea era realmente muy buena: frente a un mundo campesino donde la gente estaba dominada por una burguesía local rentista, se podían acercar temas universales a través de la escuela pública (y contra la Iglesia católica prácticamente, en el caso francés). Yo he vivido eso durante muchos años, largos años de guerra, y no era el momento para discutir órdenes, pero recibir esa educación para mí fue realmente un sufrimiento. Yo fui muy infeliz en la escuela.

¿La escuela de hoy en día está preparada para este cambio?

No. Yo creo que está muy atrasada, pero ha cambiado un poco. Lo que he descubierto, en el caso francés, es que un porcentaje relativamente alto de los maestros han cambiado. No son un 10% los que hacen otras cosas sino que hay un 30 o 40% que están tratando de cambiar la capacidad de expresión y de iniciativa de los jóvenes.

También he descubierto, con más distancia, que no son los maestros realmente los culpables de lo que pasa, es el sistema. El sistema es el ministerio centralizado y los sindicatos que viven del sistema. Aumentar el grado de autonomía e iniciativa para mí es fundamental. Primero, de los maestros, y segundo, y en consecuencia, de los alumnos. La burocratización de la escuela, de la educación, es responsable de este tipo de reproducción social. Cuando se discute sobre educación y hacen huelga en Francia, los sindicatos dicen que con 25 alumnos no se puede hacer nada, pero con 22 es muy fácil. ¡Es estúpido! No quieren cambiar nada. Cambiar cosas es difícil, pero cambiar ideas cuesta más.

“Cambiar cosas es difícil, pero cambiar ideas cuesta más”

El cambio no consiste en transformar la abstracción en actividades prácticas y de trabajar en una máquina. No se trata de eso, sino de dar más importancia, incluso en las notas de los alumnos (aunque hay que eliminar las notas lo máximo posible) a los medios técnicos y tecnológicos. Usando las palabras del mejor especialista en educación en Francia: hay que realizar un trabajo más cercano, más vinculado con la experiencia. Experiencia significa tecnología, pero también emociones y comunicación. No se puede aislar el conocimiento matemático, o a Platón, o la teoría de la relatividad, sino que es necesario vincular la experiencia, la interpretación y el análisis, no romper a favor de la abstracción, que es la reacción a lo concreto. No se debe eliminar lo concreto. Hay que pensar, por ejemplo, en colores, en formas, en movimiento…

Para el sociólogo francés, el papel de la educación es aumentar el grado de autonomía, de iniciativa y de crítica de cada individuo. Foto: Anna Montero

 ¿Cómo encajan las nuevas tecnologías en ese marco?

Yo creo que las tecnologías como tales no son tan importantes. Lo importante es si la tecnología favorece la reintroducción de la experiencia, incluso en el aspecto de la comunicación y el aspecto afectivo. No hay que aislar el mundo escolar, no aislar al maestro del padre, de la madre, del amigo, de la amiga o del estudiante.

¿Las nuevas tecnologías ayudan a socializar o a desocializar, en el mundo educativo?

Depende de las tecnologías. La mayor parte de las tecnologías son colectivas, son máquinas. Yo diría que lo importante en las tecnologías es la información, porque no hay conocimiento sin información. Pero la información no tiene que estar aislada de la comunicación, que es fundamental, ni de las emociones, de lo afectivo. Es una idea clásica muy elemental pero fundamental.

“Hay que realizar un trabajo más cercano, más vinculado con la experiencia”

Del mismo modo, no se debe aislar lo mejor de lo inferior, que no hable solo la elite científica. No es fácil, porque necesitamos una elite científica, y no cualquier persona puede estudiar, por ejemplo, matemáticas a un nivel alto. Pero lo importante es que esta gente tenga la capacidad de ascender en su imaginación y no oponerse, no decir: “si tu eres bueno en matemáticas, no pierdas tu tiempo con pintura, juegos, amistades, conflictos o peleas”. Hay que subir hacia la abstracción y la creación científica o intelectual, pero en relación con toda la vida, como conjunto de experiencias afectivas y de comunicación. El éxito de una nación o un individuo está en la capacidad de pensar de forma abstracta y científica, pero eso no puede eliminar lo concreto, porque eso es una motivación de clase social.

Hablando de clase social, había dicho usted que la escuela era importante para disminuir las desigualdades…

No en el momento actual. La escuela, y hablamos de la escuela pública, aumenta las desigualdades. No las mantiene o las reproduce, sino que las aumenta. Hay que respetar la experiencia del alumno o de la alumna. Eso es importante. Por ejemplo, en Francia, no sé en España, está prohibido hacer estadísticas según el origen étnico de los estudiantes. Se hace por buenas razones, es muy respetable, pero el resultado es que cuando se habla en sociología de sectores especiales de la escuelas, de gente en situación difícil, son todos árabes. Ahí el efecto es absolutamente negativo por no utilizar las palabras, los datos, lo que todo el mundo sabe. ¡En el barrio todo el mundo sabe que en esa escuela son todos árabes!

“La escuela pública no mantiene o reconduce las desigualdades, sino que las aumenta”

Lo interesante es que la discriminación étnica es muy fuerte con los hombres y casi nula con las mujeres. Las mujeres, si buscan un empleo, dicen “yo me llamo Leila no se qué” y pueden conseguir el empleo. Si dices “Mohamed”, nunca lo vas a tener. La discriminación y la segregación afectan a los hombres, porque los hombres son considerados superiores.

¿La falta de escolarización no suele afectar más a las mujeres?

No. Incluso para los inmigrados, el nivel de escolarización es más alto para las mujeres que para los hombres. Hay que hablar de forma precisa. Las alumnas, las mujeres, obtienen un nivel de escolaridad más alto, pero tienen un nivel de expectativas más bajo. Hay un viejo estudio muy conocido de estudiantes de química. Las niñas estudiantes de química han resultado mejores y estudian más que los hombres, pero ¿cuánto ganarán dentro de cinco años como ingenieras químicas? Las expectativas de las mujeres son más bajas, a pesar de que hay más escolarización o mejores resultados escolares. La contradicción es impresionante, es una demostración de la sociología. Es evidente que no es un problema de competencia, de calidad o de inteligencia, es un puro mecanismo de interiorización, de discriminación. Las expectativas han resultado.

¿Qué papel le queda al profesor?

Más y más, se ve una relación inversa. En general, el alumno utiliza la tecnología para dar solución a los problemas, y el papel básico del maestro es ayudar al alumno o la alumna a incorporar un conocimiento o una técnica dentro de la experiencia multidimensional, afectiva y comunicativa del joven.

Touraine, durante su conferencia en la Universidad de Barcelona. Foto: Anna Montero.

Touraine, en la Universidad de Barcelona, durante su conferencia en Encuentros BCN. Foto: Anna Montero

 

A lo largo de su larga carrera profesional ha escrito usted muchísimos libros. En la era de la tecnología, permítame la curiosidad, ¿escribe usted a mano?

(ríe) Es cierto que en mi caso hay dos cosas. Primero, es un aspecto físico o emotivo, tengo una relación del tipo amorosa-erótica con la escritura. Es hermoso, es un poco como hacer nacer, es una visión femenina, de crear. Segundo, empecé en la profesión muy joven, como profesor. Cuando escribí mi primer libro tenía 28 años.

Yo hablaba mucho con un amigo, y él me decía que en matemáticas el 10 % produce el 90 % del conocimiento. Le dije que lo mismo pasa con las ciencias sociales, solo que aquí no es el 10 sino el 5 % quién produce el 95 % del conocimiento. Yo creo que esa lógica es un mundo que atrae a los mediocres. Es un trabajo mal pagado, realmente muy mal pagado y con un estatus social muy limitado, pero te da mucha libertad. Ninguna persona me ha dado en toda la vida una orden.

¡Qué afortunado!

Es una suerte, he hecho absolutamente lo que quería hacer.

¿En este mundo en el que se valora tanto la ciencia y la tecnología, cree que se le da poco valor a las ideas de pensadores, de filósofos o sociólogos como usted?

Yo creo que en el momento actual hay un cambio de mundo, y tratar con ideas es difícil. Yo tenía un amigo físico que recibió un premio Nobel y decía: “Yo era incapaz y fui a un colegio experimental”. Y no le fue tan mal, ¡ganó un premio Nobel!. Es un poco lo mismo. La sociología no es un mundo exacto, es un trabajo de imbéciles muchas veces, aunque no siempre.

Hay muchos sociólogos hoy aquí…

¡Pues seguramente muchos de ellos son tontos!

Fuente: http://www.aikaeducacion.com/entrevistas/alain-touraine/

Fotografía: aikaeducacion

Fuente: Insurgencia Magisterial.

 

Opinión: Desaprender y Reaprender reto de los Maestros, y el de SEyC Capacitar.

Por Isacc Alvarado.
El Sistema Educativo Mexicano no detiene su transformación, las concepciones que ahora permean son totalmente distintas a las del pasado, por eso la escuela pública necesita de líderes que ayuden a construir la nueva escuela mexicana. Y por eso es indignante -por decir lo menos-, el nivel de negligencia de las autoridades educativas (las que hayan sido responsables) que se atrevieron a comprometer el presupuesto educativo de manera tal, que hoy es insostenible la deuda que aqueja no solo a Secretaría de Educación y Cultura, sino también y más lamentable aún a miles de trabajadores de la Educación en Quintana Roo.
¿Cuánto de este dinero estaba destinado a capacitación?
Si queremos hablar de liderazgo en Educación y de mejoras en todo el Sistema Educativo, empecemos por gastar adecuadamente el dinero que se destina al Proceso Educativo. Es poco menos que vergonzoso saber que los recursos educativos fueron utilizados para otras cosas, menos a lo educativo, y en eso, los maestros de a pie, no tuvieron nada que ver.
¿Quieren verdaderamente respetar y promover a las maestras y maestros de México y hacer de estos, líderes que transformen las escuelas de este país?
CAPACÍTENLOS. Nunca antes, como ahora los maestros necesitamos, DESAPRENDER Y REAPRENDER.
Lo anterior, es responsabilidad de las autoridades por el bien del Sistema Educativo Mexicano y es lo que espera de nosotros los maestros, pero, desde mi punto de vista en esta parte, vemos que la autoridad aún no termina de llegar a resolver el problema de la Educación en México, con la mal llamada Reforma Educativa.
Recordemos que en lo educativo, la realidad es dinámica: todo lo que no avanzamos, lo perdemos.
Ya es hora de escuchar a los maestros y maestras de México.
 

Adeudos salariales a maestros no son responsabilidad de la SEP: Nuño.

Redacción Profelandia

En caso de haber adeudos salariales a maestros en algún estado de la República, es responsabilidad de los gobiernos locales porque la Federación ya hizo las transferencias de los recursos destinados a dicho rubro; aseguró en titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer.

En entrevista luego de su participación en el TEDxYouth@ColegioAtid, el funcionario advirtió que si por adeudos salariales a los maestros se registran movilizaciones, éstas deben hacerse sin afectar a terceros.

Asimismo precisó que los recursos de las universidades también están garantizados, y que ya hay un grupo de trabajo que analiza el financiamiento de esas instituciones.

Por último celebró el alto índice de participación en las evaluaciones magisteriales, y explicó que el año próximo el proceso, que será obligatorio, se realizará con lo establecido por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Escuchar la entrevista:

entrevista-aurelio-nuno-27-11-16.mp3

 

SEyC sumida en enorme deuda superior a los 650 millones de pesos.

Por Diario Noticias.

La Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) se encuentra sumida en deudas, con 655.7 millones de pesos en pagos pendientes que dejó la administración pasada, confirmó Marisol Alamilla Betancourt, titular de la dependencia.

De acuerdo con la funcionaria, del total de los pasivos, 502 millones 037 mil 806.52 pesos corresponden a deudas diversas, principalmente con empresas “terceros institucionales”, (Consupago, Crédito Maestro, Etesa, Credi-Amigo, CrediFiel, entre otras), con quienes los empleados tienen compras y contratos crediticios.

Otros 143 millones 200 mil 730.36 pesos refieren a retenciones y contribuciones por pagar, tales como cuotas Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), Impuesto Sobre la Renta (ISR), entre otros.

En tanto, los 10 millones 500 mil 829.81 pesos restantes son cuentas pendientes por pagar a proveedores diversos, con quienes la dependencia estatal tenía convenios de compra venta para el cumplimiento de sus funciones.

“Desafortunadamente nosotros encontramos en esas condiciones la Secretaría. Nosotros conocemos las necesidades de los maestros, pero lamentablemente los recursos no los tenemos, es por ello que conforme ha ido fluyendo se van cubriendo los pagos”, señaló.

Según la información de la SEyC, se tiene en la base de datos poco más de 11 mil docentes del nivel básico, y la totalidad tiene afectaciones en el pago de sus compromisos, por lo que algunos ya enfrentan problemas con las empresas.

“Es un tema bastante complejo y estamos haciendo negociaciones con los diferentes sindicatos, porque el hecho de no pagar está causando problemas de manera personal a los trabajadores de la SEyC”, mencionó.

Actualmente, la dependencia estatal trabaja en un esquema que permita ponerse al día, primero con las empresas, a fin de evitar alguna situación de inconformidad futura que pudiera generar enfrentamientos con la base magisterial.

“Sería una mentira decir que se va a cubrir la totalidad porque el tema financiero es complicado. Vamos a cumplir en los tiempos que establezca la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan)”, puntualizó la funcionaria.

(Sipse)

Fuente: Diario Noticias