El SNTE, entre la sumisión al Estado y la traición a las bases.

Los que no ven la suya desde el 2013, son los líderes sindicales del SNTE, y no solo ellos, también los líderes de los sindicatos más pequeños tienen problemas; estos  han sido rebasados por sus agremiados.

Y es que el SNTE, después de ocupar un lugar prominente ante sus agremiados y el poder federal, ha pasado a ocupar un lugar marginal como actor político y social. Su secretario General, Juan Díaz de la Torre, solo es una figura honorifica en los eventos, su firma ya no es requerida, su presencia pasa inadvertida, su palabra ya no vale.

El líder sentista, sabe que el lugar que ocupa es producto de una traición. Su mentora y hacedora está en la cárcel, el cargo de  secretario general, que hoy ostenta es espurio,  fue producto de una negociación unilateral del gobierno de la república.

Su miedo a vestir un traje de prisión, color  naranja, ha hecho que este líder, solo juegue el papel de marioneta sostenida por los  hilos del poder. Cuando el gobierno de la república detuvo a la maestra Elba Esther Gordillo, después de haberla usado como ariete en muchas negociaciones políticas; considero que era necesario tener a un títere al frente de un sindicato, que era considerado un gran bastión de votos tricolores.

Sin embargo, las bases magisteriales de todo el país, no vieron con buenos ojos, la llegada de este traidor.

El declive del SNTE, ha sido  consecuencia del desdén del presidente y de los cambios económicos generados por las políticas de liberalización y apertura y de las prácticas internas antidemocráticas, la falta de autonomía y la sumisión frente al Estado.

La postura entreguista del SNTE,  ante el gobierno de la república, en lo referente a la Reforma Educativa, le resto la poca credibilidad que tenía.

Desde que el gobierno federal determino recuperar la rectoría de la educación, el SNTE solo es el puro cascajo, sus edificios lucen vacíos, sus eventos de reagrupación, son monótonos, aburridos y desangelados.

Además, las nuevas generaciones no cuentan con una plataforma ideológica que les permita amar al SNTE, solo muestran un compromiso mecánico, por puro  agradecimiento por haber conminado con sus padres, para que pudieran heredar la plaza.

Los viejos charros sindicalistas, son paquidermos, lucen enfermos y cansados,  son candidatos  a una jubilación forzosa, sin embargo, ven con melancolía, como el SNTE, que tantos años los  alcahueteo, se desmorona ante su vista.

Pero que se requiere para que el SNTE, recupere la confianza de sus agremiados. En primer lugar, el SNTE deberá transparentar el uso de los recursos y de las cuotas de los maestros.

Para recuperar el protagonismo y la confianza de las bases, el SNTE deberá reformular sus  prácticas monopólicas, ponerlas en línea con el proceso de democratización iniciado en el país y explorar formas de cooperación con las delegaciones sindicales regionales, darle apertura al voto secreto  en las asambleas; y sobre todo abandonar  los caciquismos regionalistas, que tanto han dañado a la educación en el país.

Fuente: Libertad Bajo Palabra

¿Y las Conquistas Sindicales?

Por: Abelardo Carro Nava

El primer día que ingresé al magisterio, todo un cúmulo de sucesos se hicieron manifiestos: la presentación con los directivos de la escuela, con los que serían mis compañeros de trabajo, con la delegación sindical que representaba a éstos, con mis fututos alumnos; en fin, todo un nuevo escenario que, a más de uno, podría dejar perplejo. ¿Quiénes no hemos pasado por esto? Indudablemente, quienes tenemos la oportunidad de pertenecer al Sistema Educativo Mexicano (SME), sabrá de lo que estoy hablando.

El lenguaje que permea este medio, es particular y propio de quienes nos formamos para ello. Educación, planeación, evaluación, material didáctico, son algunos de los conceptos que de manera reiterada se expresan en cada uno de las escuelas. Sin embargo, y como parte de esa “jerga” que envuelve a dicho medio, existen otros tantos que, indiscutiblemente, forman parte del hecho educativo, me refiero, como parece obvio, al sindical, y lo que éste trae consigo.

Recuerdo muy bien que en ese primer día, hubo una reunión convocada por la representación sindical. El motivo, dar a conocer la serie de “conquistas” que hasta ese momento se habían conseguido. Confundido, como era de esperarse, me atreví a preguntarle al compañero que tenía a mi lado sobre el significado de ese término: “son los logros que se han obtenido como parte de las negociaciones que establece el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con la Secretaría de Educación Pública” – me dijo –.

Siguiendo un protocolo, ortodoxo por cierto, se fueron abordando cada uno de los puntos que la agenda de trabajo contenía. Bono para fin de año, lentes, servicios médicos, festejos para el día del maestro y la madre trabajadora y varios etcéteras más, se agotaron pero siempre, en todos, quien hacía uso de la palabra, enfatizaba el hecho de que tales logros eran resultado de las “conquistas” que el Sindicato, a través de su dirigente, había conseguido.

Bien a bien no entendí tales “conquistas”, pero indiscutiblemente que tal evento llamó mi atención, así como también, el que con el paso del tiempo, en las reuniones a las que convocaban las representaciones sindicales – que difícilmente eran cambiadas –, se aludía tal concepto hasta el hartazgo; no obstante esta situación, mi inquietud, natural en los seres humanos, me llevó a realizar un análisis de aquello que reiteradamente se repetía.

Reflexionar sobre las prestaciones que, como trabajadores al servicio del estado, tenemos derecho; hacer cuentas y analizar los rubros que cada año se daban a conocer pomposamente sobre los incrementos salariales; observar que en los festejos no se festejaba a quien debía festejarse; comprobar que en los ascensos y promociones se veían afectados, injustamente, compañeros que deberían ser promovidos; fueron algunos de los asuntos que me llevaron a preguntarme – como ahora lo hago – a qué tipo de “conquistas” se referían cuando se hablaba al respecto.

Si por “conquistas” se entiende cada uno de los “logros” que se obtienen de una negociación entre el patrón y los trabajadores – a través de su representación sindical – pues habría que pensarlas en esos términos y no como algo “utópico” que implica una victoria sobre algo o alguien.

Ciertamente, los puntos de acuerdo a los que llegan las partes, conforman esos “logros” a los que hago referencia. Léase bien, “puntos de acuerdo”, que emanan de un análisis de la situación por la que atraviesa, en este caso, el sector educativo. ¿Por qué llamarlos “conquistas” entonces? Sencillo, la representación sindical, optó por esa “idea” para referir que había obtenido una victoria resultado de la lucha encarnizada que había sostenido con su contrincante. Tal vez por esta razón es que Carlos Ornelas ha afirmado – y afirma – que la Secretaría de Educación Pública (SEP) fue colonizada por el SNTE. No obstante ello, como puede verse, esta idea parece derrumbarse, cuando en los hechos o en las negociaciones, han intervenido las dos partes: una que pide y otra que otorga. Argumento que me permite darle la razón a Manuel Gil Antón cuando plantea que la SEP no fue colonizada por el SNTE, sino que fue cedida por la misma autoridad para que tal Sindicato, hiciera de las suyas.snte-origenes

Años han pasado y, si no me equivoco, el término ha desaparecido del lenguaje de quienes tienen la representación de los trabajadores de la educación. Supongo, es algo normal y hasta lógico pensarse. Los años han transcurrido y esa lucha sindical que suponía la obtención de una victoria, prácticamente ha quedado en el anecdotario. Dese cuenta, en la misma organización sindical ya no se habla de ello, por el contrario, se aplaude y reconoce una reforma educativa que ha impulsado el gobierno de Peña Nieto. De hecho, en los primeros meses de este sexenio, cuando se reformó la Constitución y surgió la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), si no mal recuerdo, cual estribillo de una canción que escribió hace tiempo el gran José Alfredo Jiménez: el sindicato calló. Así, sin más ni más: calló.En suma, considero que si de conquistas a conquistas estamos hablando, la SEP, con Aurelio Nuño al frente, ha ganado, y eso que ésta y él no representan a los trabajadores a través de un Sindicato.

Fuente: Educación Futura

SNTE y CNTE se enfrentan a balazos en Chiapas, hay dos muertos.

Redacción Profelandia.

Un enfrentamiento entre miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se registró en Ixtacomitán, Chiapas.

Dicho enfrentamiento llegó incluso a los balazos con un saldo de dos maestros muertos, identificados como Leticia de la Cruz Villareal y Roberto Díaz Aguilar; así como cuatro lesionados: Jeremías Domínguez Aguilar, Damasio Delesma, Eduardo Gómez González y José Manuel Pastrana Jiménez.

Los hecho violentos derivaron cuando docentes del Nivel Educación Indígena de Ixtacomitán de la XII Región Petróleto, se disponían a reinstalar la Subcomisión Mixta Regional en la Jefatura de Zona.

Sin embargo, los nombramientos de la jefatura de sector en cuestión abrieron discrepancias que culminaron en el enfrentamiento entre maestros del SNTE y la CNTE.

De acuerdo con fuentes policiales de la entidad chiapaneca, el enfrentamiento se originó luego de que maestros de la CNTE, retuvieron a profesores del SNTE desde las 9:30 de la mañana, por lo que después al exigir que los liberaran se inició el choque entre ambos grupos.

En tanto la Coordinadora culpó al Gobierno Federal, estatal, municipal y a los “charros del SNTE” del enfrentamiento en que perdió la vida uno de sus compañeros, así como a otros tres lesionados más.

cyayrjcuqaapnziFuente: Profelandia

 

 

 

Puebla: Hacen Fraude desde el SNTE con Venta de Plazas.

Por Staff Diario Cambio.

Los afectados ya acudieron a la Secretaría de Educación Pública para exponer el fraude operado desde el gremio sindical, pero desconocen si la dependencia estatal procedió a investigar sus casos.

Hace un par de años, representantes de la sección 23 del SNTE le ofrecieron a Cruz García Reyes, una plaza como intendente en una secundaria de Tehuacán, Puebla a cambio de 120 mil pesos. A pesar que el hombre juntó esa cantidad, nunca le dieron el trabajo.

En 2014 ocurrió lo mismo, personas de la sección 23 ofrecieron de nuevo una vacante en un plantel de Tehuacán. Supuestamente le otorgarían trabajo a Mónica Márquez Valerio a cambio de 170 mil pesos. Ella vendió un terreno y pidió un crédito para reunir la cantidad.

Estas dos personas informaron a MILENIO que presentaron denuncias por el delito de fraude contra Ricardo Amador Tobón, quien personalmente les hizo la oferta y de quien recibieron pagarés firmados, por el dinero que le entregaron.

En entrevistas por separado comentaron que hay otros dos académicos implicados en la venta de plazas en varios municipios: Cándido Carrillo y Pedro Mauleón.

Carrillo ocupa el cargo de titular de la Secretaría de Conflictos en el nivel de secundarias técnicas de la sección 23. Tobón y Mauleón son sus auxiliares.

Los afectados dicen que Emilio Salgado Néstor, secretario de la sección 23, es el protector de Carrillo.

Una investigación de la Secretaría de Educación Pública estatal confirmó la venta de plazas en las que están involucrados Carrillo, Tobón y Mauleón.

La averiguación corrió a cargo de Margarito Solís Hernández, supervisor de la zona escolar 6, quien confirmó las anomalías, según se establece en los oficios SEP-6.2.2-DAL/2984/16 y SEP-6.2.2-DAL/3496/16.

Al confirmarse la “supuesta venta ilícita de plaza laboral”, la Dirección de Secundarias Técnicas instruyó a Solís “el levantamiento de las actas administrativas correspondientes contra Ricardo Amador Tobón, Cándido Carrillo y Pedro Mauleón Cano.

Lo anterior está documentado en el oficio SEP-2.1.4-DST/0965/16, del cual posee copia MILENIO, elaborado el 6 de octubre de 2016 por María de la Luz Hernández, responsable de la recepción de los asuntos de la Dirección de Secundarias Técnicas.

En este expediente se menciona que hay un cd con evidencias e información aportada por la parte afectada con el fraude de la venta de plazas.

A pesar de la instrucción que giró la SEP al supervisor de la zona escolar, los tres académicos acusados e investigados siguen ocupando sus cargos y cobrando en la nómina.

Los recibos.

Cruz García y Mónica Márquez aseguraron que tienen pruebas que incriminan a la gente del Sindicatao Nacional de Trabajadores de la Educación, como mensajes por celular, grabaciones y videos. Ambos desconocen por qué después de dos años la fiscalía del estado no ha detenido a los responsables.

Los afectados ya acudieron a la Secretaría de Educación Pública para exponer el fraude operado desde el gremio sindical, pero desconocen si la dependencia estatal procedió a investigar sus casos.

Fuente: Milenio

 

 

El SNTE, a medias tintas.

Por Anwar Moguel (Columna Tiro Libre) Novedades Chetumal.

Un periodo de engañosa calma vive en la actualidad la Sección 25 del SNTE y su dirigente, Fermín Pérez Hernández, quien tuvo la suerte de llegar a la secretaría general de la otrora poderosa organización justo después de los agitados tiempos de la aplicación de la Reforma Educativa peñanietista, tan rechazada por el grueso del magisterio.

A Fermín Pérez las circunstancias lo han favorecido, ya que además de tomar las riendas del gremio en tiempo de bonanza, el destino lo puso en el liderazgo justo en medio de una alternancia gubernamental, cuya coyuntura fue muy bien aprovechada por el brazo político de la organización, el Partido Nueva Alianza (Panal), que fiel a su estilo mercenario dio la espalda a sus eternos aliados del PRI y del Verde para pactar con el nuevo gobierno encabezado por Carlos Joaquín González.

Gracias a esa buena relación establecida con el gobernador, el pasado martes la Sección 25 realizó un “encuentro” de la estructura sindical con Carlos Joaquín González, al que fueron convocados hasta los representantes de escuelas, con la finalidad de mostrar el “músculo” al mandatario.

Por supuesto que un evento político de este corte es digno de presumir, y Fermín Pérez, que apenas empieza a sentirse cómodo en la dirigencia del SNTE local, aprovechó el foro para pavonearse y hacer una solicitud pública al gobernador Carlos Joaquín y a la secretaria de educación Marisol Alamilla -muy muy afín al SNTE, por cierto- para resolver algunos asuntos pendientes.

Carlos Joaquín, con todo el colmillo político que posee, respondió con un discurso a modo, asegurando que habrá una nueva relación con el magisterio, que no está de acuerdo con las agresiones que recibió el gremio en el pasado gobierno de Roberto Borge Angulo, y que tiene un fin común con el sindicato: reivindicar la figura del maestro.

No se puede soslayar el impacto político de este encuentro, ya que la relación del SNTE con el gobierno estatal es fundamental para mantener el respeto a los derechos del magisterio y garantizar la estabilidad en el sector educativo. Es importante, pero no lo es todo.

Al parecer, la calma que reina entre el profesorado quintanarroense le ha hecho olvidar a Fermín Pérez que las relaciones entre la base y el SNTE aún son frías y distantes, pues el gremio mira de lejos a la dirigencia sindical que, mientras está metida de lleno en la grilla, tiene en el abandono a su gente.

Los éxitos en el ámbito político -donde todo se mueve por el interés del momento- no han servido para fortalecer a un SNTE que languidece día con día, hipotecado por ex líderes y líderes que han perdido de vista su misión colectiva para satisfacer sus ambiciones particulares.

Así, convertido en una especie de club nobiliario, que en poco o nada representa a los maestros, se encamina hacia su extinción real, porque virtualmente ya no tiene mayor influencia.

Si Fermín Pérez quiere marcar la diferencia y tener un liderazgo exitoso, debe reinventar la forma de actuar del sindicalismo, regresando a los orígenes, cuando el SNTE se preocupaba por crear identidad dentro de sus bases, por fomentar la cultura del sindicalismo y enarbolar el orgullo de la organización.

Debe retomar los programas para acercarse al profesor que hoy en día ni sabe –ni le interesa saber– quienes conducen los destinos del sindicato; debe aterrizar el sinfín de programas y servicios que se están generando de la dirigencia nacional, pero que tienen nulo impacto en el gremio a nivel local, lo que se puede medir a simple vista.

Debe afinar los canales de comunicación con la base, que ni siquiera se entera de lo que está pasando, incluso de eventos tan importantes como el encuentro con el gobernador.

Si Fermín insiste en mantener la misma política de oídos sordos y ojos cerrados que sus antecesores, no puede ser diferente su destino: el descrédito ante su gremio.

Fuente: Periodistas Quintana Roo

 

Entregó la SEP $650 millones al SNTE para Promoción de la Reforma Educativa.

Por Laura Poy Solano.

A tecnologías de la información para docentes destinó $700 millones en el sexenio.

Adicionalmente, erogó 580 millones de pesos en previsión social, actualización y fomento cultural.

En lo que va del sexenio, la Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) 650 millones de pesos para impulsar acciones de divulgación de los beneficios de la reforma educativa mediante campañas de difusión.

Además, destinó fondos públicos por 700 millones de pesos al proyecto de apoyo de tecnologías de la información para personal al servicio de la enseñanza, en el que también participa el gremio magisterial.

De acuerdo con las respuestas a los pliegos generales de demandas de 2013 a 2016, emitidas por la dependencia federal, también destinó 580 millones de pesos para fortalecer las prestaciones de previsión social; fomento cultural y al ahorro, así como de capacitación y actualización del magisterio.

Se trata en total de mil 930 millones de pesos, de los cuales mil 230 millones se han destinado al SNTE, que encabeza Juan Díaz de la Torre, mediante la firma de convenios con la SEP.

Los recursos asignados por la dependencia federal para las acciones de difusión sobre los beneficios y compromisos de la reforma educativa representan casi 30 por ciento más de lo que este año se autorizó al Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa, que cuenta con 465 millones, y que incluye fondos para atender la enseñanza básica de los niños de familias jornaleras agrícolas migrantes.

En cuanto a los 700 millones canalizados al proyecto de Apoyo de Tecnologías Educativas y de la Información para el Personal al Servicio de la Educación, que se encuentra en proceso de restructuración, la SEP instruyó a sus representantes en el comité operador para que conjuntamente con el SNTE participen en la revisión del proyecto de contrato de mandato maestro para la recepción, administración y distribución de recursos a los distintos fideicomisos y mandatos.

El objetivo del citado proyecto es impulsar que los docentes cuenten con acceso a equipos de cómputo que les facilite su trabajo educativo en clase. Sin embargo, hasta la fecha la dependencia federal no ha dado a conocer el impacto de este proyecto ni el número de maestros que se han beneficiado en lo que va de la presente administración.

Otro de los montos entregados al SNTE corresponde al financiamiento para las prestaciones de previsión social, por un total de 580 millones de pesos, aunque en ninguna de las respuestas presentadas por la SEP de 2013 al 2016 se especifica en qué rubros se aplicarán los recursos ni a cuántos trabajadores de las educación se buscó favorecer.

Entre otros beneficios otorgados al gremio magisterial como parte de las negociación nacional única, está la entrega de diversos estímulos a los docentes, como las llamadas becas-comisión, con las que el gremio magisterial puede determinar qué profesores realizarán estudios de posgrado en instituciones extranjeras o nacionales, y otorgar a los beneficiarios una compensación similar a la que recibirían con una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Por todo lo anterior, Ángel Díaz Barriga señala:

Esta es la forma de dilapidar el dinero en época en que se tienen que utilizar con racionalidad y ética pública el dinero de los contribuyentes.

Así se compró la “voluntad” del SNTE para no defender los derechos laborales de los maestros que se violaron en el ejercicio de evaluación del desempeño 2015.

No notificar a tiempo, amenazar a los maestros por parte de sus directivos “o se evalúa o se le despide”, obligar a maestros que tienen problemas de salud o maestras que tenían avanzado estado de embarazo o que acababan de salir de una cesarea a presentarse a 8 horas de evaluación. No garantizar que todos los equipos funcionaran adecuadamente, cuántos docentes de inglés salieron insatisfactorios porque no alcanzaban a escuchar las frases que el sistema deficiente de cómputo emitía, cuantos docentes tuvieron que presentar examen en un área que no era la suya.

Cuántos docentes ingresaron a la sede del examen entre gritos, insultos y golpes, a cuántos les costó concentrarse después de esa situación. Por qué les dijeron que serían 125 preguntas (un minuto y medio por pregunta según los docentes) y el examen contenía 155 preguntas. Cuántas preguntas absurdas: piojos, alumno desmayado por un balón, presa que se rompe e inunda la escuela, etc, Por qué les exigieron una planeación irreal que denominaron argumentada. Donde el docente se convierte en trabajador social, en reconstrucción de la historia de la escuela, en funcionario que hace gestión del sistema, en experto curricular que conoce de memoria todos los elementos del plan de estudios.

Todavía el INEE afirma que todo la evaluación reúne los requisitos técnicos de “confiabilidad y validez”, quien sabe en qué manual estudiaron. Cuántos evaluadores improvisados o los que prepararon les enseñaron la importancia de la evaluación formativa para luego ponerlos a calificar a destajo (110 pesos por maestro calificado) en listas de cotejo llamadas pomposamente “rúbricas”.

En toda esta parte técnica de evaluación el sindicato sencillamente guardó silencio. No defendió, ni ha pedido que en la ley se incluyan causales por las cuáles un docente puede ser eximido de una evaluación en un año determinado. Cuántos docentes salieron insatisfactorios (ese es el modelo de evaluación formativa mexicano) por todas estas inconsistencias. El sindicato callado con 650 millones de pesos. Sencillamente Ya basta de desperdiciar los recursos de la sociedad para establecer un proyecto sólido de trabajo con docentes.

Fuente: La Jornada / Ángel Díaz Barriga

Con la Reforma Laboral, el SNTE se verá obligado a seleccionar a sus Dirigentes por el voto directo, libre y secreto; ¡Santo Trancazo!

Por unanimidad, el Senado de la República aprobó la reforma constitucional propuesta por el Ejecutivo Federal en abril pasado sobre justicia cotidiana en materia laboral. Cuando Enrique Peña Nieto aspiraba a la presidencia, se manifestó por la democratización de los sindicatos, incluido el SNTE, de manera que los líderes rindan cuentas claras y haya más transparencia en las cuotas de los agremiados.

Pues resulta sorprendente que ahora que ha recuperado en parte la rectoría de la educación y tiene doblegado al SNTE, con un secretario debilucho y sin carácter como Juan Díaz de la Torre, los senadores afines al PRI se pronunciaron a favor de la nueva Reforma Laboral, que pondrá un bozal a los líderes sindicales para que ya no puedan seguirle hincando el diente a las cuotas de los agremiados.

Además, la reforma de Peña Nieto señala que si la organización sindical cuenta con más de 150 agremiados, las auditorias sobre el uso de las cuotas sindicales deben ser verificadas por un auditor externo y no por un comité de vigilancia sindical, que nunca sirvieron para nada. Pero eso no es todo, se acabarán los delegados sindicales representativos de la base, maestros que estaban más que planchados a favor de los caciques sindicales.

Con la nueva Reforma Laboral, los secretarios generales serán escogidos por un voto directo, libre y secreto, emitido por el mismo trabajador de la educación. El perredista Luis Sánchez Jiménez explicó que en las reformas se establece el voto libre y secreto para determinar asuntos sindicales como la elección de dirigentes, resolución de conflictos entre sindicatos y la solicitud de un contrato colectivo de trabajo. Ni hablar, se les acaba la mina de oro a los caciques sindicales.

Fuente: Libertad Bajo palabra

El SNTE Débil, Desdibujado y Extraviado: Cómplice del Gobierno Federal.

Por Salvador García Soto

El sindicato más grande de América Latina, el SNTE, carece en estos momentos de un discurso claro y perdió su influencia sobre la problemática educativa. Sometido por el gobierno federal para apoyar la reforma educativa, tras la detención de su presidenta Elba Esther Gordillo, en febrero de 2013, el sindicato magisterial no tiene un liderazgo sólido y la permanencia de Juan Díaz de la Torre —que contra los estatutos internos ocupa al mismo tiempo dos cargos, el de presidente y secretario General— obedece más a la imposición del gobierno que a un liderazgo real del actual dirigente, que no tiene control total de las secciones magisteriales.

Una muestra del terreno perdido por el sindicato magisterial es que a tres años de la implementación de la reforma educativa ni siquiera es el principal interlocutor de la SEP para el tema educativo. Tiene mayor interlocución la CNTE, a la que se la han dado mayores concesiones y apoyos y hasta mesas de diálogo, que el SNTE, aun cuando es el titular oficial del Contrato Colectivo, aunque también en las filas del magisterio oficial hay grupos y secciones que no terminan de aceptar la sustitución de su antiguo Servicio Profesional Docente que contemplaba hasta 60 escalafones por sección, por un escalafón único ligado a la Evaluación Docente.

La Evaluación Docente alteró los equilibrios internos del SNTE. El débil liderazgo de Juan Díaz se refleja en que, cuando fue nombrado —en febrero de 2013 en el Congreso de Guadalajara, tras la detención de Elba Esther— se le otorgaron funciones de “presidente” sólo para un periodo de 6 meses “mientras pasa la emergencia”. Han pasado 3 años y 8 meses y, violando los estatutos internos que le prohíben ocupar los dos cargos, Díaz de la Torre sigue apareciendo en el organigrama oficial como “presidente” y al mismo tiempo como “secretario general”. La razón por la que no convoca a un nuevo Congreso Nacional para elegir a un nuevo presidente o para que lo ratifiquen a él y elijan un nuevo secretario general es porque no tiene el control total de las secciones y sí podría haber una rebelión que le quitara los dos cargos, algo que tampoco conviene al gobierno de Peña Nieto.

Cuando detuvieron a Elba Esther Gordillo en febrero del 2013, la plana mayor del SNTE, reunida en Guadalajara, recibió la noticia como un balde de agua helada. Los dirigentes de las 32 secciones sindicales, comandados por Juan Díaz de la Torre, entraron en shock. Varias voces de dirigentes comenzaron a subir el tono y a proponer una “confrontación total” con el gobierno para exigirle la “liberación inmediata” de su presidenta: “Saquemos a los maestros a las calles, presionemos hasta obligar al gobierno a liberarla”, dijeron líderes seccionales.

Fueron 48 horas de discusiones y tensión en Guadalajara, cuando la hija de Elba Esther y entonces senadora por Nueva Alianza, Mónica Arriola, llamó por teléfono a Juan Díaz y le dijo que se encontraba en ese momento en Bucareli, en el despacho del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. “El gobierno quiere negociar con el sindicato y quiere que tú encabeces la negociación”, le dijo la hoy fallecida senadora, quien se encargó de concretar la primera reunión entre la dirigencia del SNTE y Gobernación tras la detención sorpresiva de Gordillo.

En el Congreso del SNTE se plantearon entonces dos salidas: ir a una confrontación abierta y declararle la guerra a Peña Nieto y a su gobierno, con todo lo que eso pudiera significar, o atender el llamado a la negociación de las autoridades y replegarse en busca de un acuerdo político que les garantizara, primero, la liberación de Elba Esther en un plazo máximo de 6 meses y, segundo, la posibilidad de convocar a elecciones para nombrar un nuevo presidente del SNTE. Se impuso la negociación con el gobierno y Juan Díaz de la Torre fue llevado por Osorio Chong a Los Pinos y ahí se acordó que él asumiera el liderazgo del sindicato.

Se sellaba así no sólo la suerte de la maestra, que paulatinamente sería abandonada en la cárcel por la dirigencia de Díaz de la Torre, que ni siquiera ha querido declarar como “testigo de cargo” a favor de su antigua lideresa; también se escribía la suerte del poderoso sindicato que, dividido y fracturado por los pleitos entre Juan Díaz y las hijas de Gordillo, la fallecida Mónica Arriola y Maricruz Montelongo, y el distanciamiento con Fernando González, comenzaría a perder poder y presencia frente al gobierno, mientras la CNTE gana terreno e interlocución.

Hoy la falta de control del nuevo dirigente magisterial se muestra en que el SNTE ni siquiera ha logrado negociar un nuevo Contrato Colectivo de Trabajo que se adecue a las nuevas disposiciones de la reforma educativa, que ya hicieron inválido el antiguo contrato laboral del otrora poderoso y hoy debilitado sindicato magisterial.

sgarciasoto@hotmail.com

Con Cuotas de Maestros el SNTE regala Camionetas 2016 a Dirigentes por Promover simpatía por Reforma Educativa.

Por Francisco Milla.

En medio de toda la polémica a nivel República Mexicana con un amplio sector de magisterio en contra de la reforma educativa y en las calles exigiendo su abrogación, la dirigencia nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación con las cuotas que aportan los maestros y comprando conciencias premió con cinco camionetas Nissan Frontier 2016 a dirigentes sindicales por el simple hecho de promover la simpatía por la reforma entre sus sindicalizados. Casi 1.6 millones de pesos destinados a este fin.

Encubierto bajo el título o asunto de Estrategia Única de Consolidación Nacional del SNTE mediante acuerdo 421/01-02-2015/SNTE/0040.CDMX. procedió a la entrega de cinco camionetas doble cabina Frontier NP300 Marca Nissan del año 2016 a cinco líderes sindicales de Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Chiapas y Michoacán abiertamente por el hecho de generar en sus comunidades y entre sus maestros simpatía por la reforma educativa tan discutida por un amplio sector del magisterio.

En un comunicado interno y confidencial firmado por el dirigente nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, se afirma que bajo el compromiso primordial de consolidar todos los SNTE “nuestro sindicato entregará estímulos a secretarios generales nacionales, estatales y regionales, representantes y líderes incipientes con ideales que protagonicen el cambio y amplia simpatía con la REFORMA EDUCATIVA que propone la Secretaría de Educación Pública”.

Acto seguido, anuncia a los cinco beneficiarios de la primera etapa de estímulos consistente en la entrega de las cinco camionetas último modelo anteriormente mencionadas con un costo aproximado en el mercado de 318 mil pesos cada una, un millón 590 mil pesos en total.

Sin cortarse y totalmente de forma abierta, en el citado documento se especifica que se trata de un “compromiso asumido y cumplido para que nuestros líderes coberturen la información e incorporen más agremiados a nuestro sindicato”.

Concluye reiterando que el SNTE tiene claridad y acompañará con absoluto respeto y seriedad la discusión y reflexión, así como que la sociedad, los padres de familia y los alumnos pueden contar con sus maestros en estos momentos tan trascendentales por los que atraviesa la educación.

big_gporlzcaFuente: El Puntero

Un Elefante Blanco Magisterial se niega a Morir (una Leyenda llamada SNTE).

Cuenta la leyenda que antiguamente los reyes de Tailandia, cuando no estaban satisfechos con un súbdito, le regalaban un elefante blanco. El súbdito debía darle comida especial y permitir el acceso a aquellos que quisieran venerarlo, lo cual tenía un costo que muchas veces arruinaba al súbdito.

Lo que si es cierto es que la frase “elefante blanco” es atribuida a posesiones que tienen un costo de manutención mayor que los beneficios que aportan, o a aquellas que proporcionan beneficio a otros, pero que únicamente ocasionan problemas a su propietario.

El SNTE es precisamente eso, un elefante blanco, muchos caciques magisteriales, no quieren reconocer su realidad, sin embargo, después de que el Gobierno Federal recobrara utópicamente la rectoría  de la educación, después de conocer el número de escuelas y maestros, el SNTE ya no les sirve a los jerarcas del dinero y del poder político. Además, después de  constatar que el SNTE ya no es un bastión de votos electorales a favor del PRI, y que los lideres seccionales ya no tienen el control de los maestros, el SNTE estorba a los planes del Gobierno.

El SNTE fue hecho a la medida de las necesidades del revolucionario institucional, su voto corporativo permitió durante más de siete décadas que los gobiernos emanados del PRI, disfrutaran de las delicias del poder, simonía, nepotismo, favoritismos y corrupción, mucha corrupción.

Hoy el Gobierno Federal,  ya se percató que su famosa Reforma Educativa no cuajo en el ánimo magisterial. La Reforma Educativa es un amasijo de recomendaciones extranjeras neoliberales que no cuadran con las necesidades de las escuelas mexicanas, su geografía  y su pluricultaridad, son una verdadera barrera.

Sin embargo el gobierno federal requiere todavía de los servicios del SNTE, es necesario que el sindicato magisterial que algún día presumía su poderío, justifique sus intentos por hacer creer a la sociedad mexicana que en realidad se  busca la calidad educativa.

Por eso aun los invitan  a sus actos protocolarios, por eso comparten en ocasiones  el pan y la sal, a regañadientes y entre murmullos el SNTE aun tímidamente comparte la alcoba con el gobierno federal. Se deja seducir por el Gobierno Federal, de ahí depende su sobrevivencia.

Sin embargo el SNTE sale perdiendo de esta adulterina relación, el SNTE ha perdido legitimidad ante los maestros,  el SNTE es solo una ilusión ya no resuelve nada, ya no compone nada.

No obstante, existe preocupación entre la cúpula  de poder del SNTE,  por un lado la   CNTE ha permeado las filas del sindicato oficial, y por otro, rápidamente  nacen nuevos sindicatos en las 32 entidades federativas.

Comienzan a surgir voces inconformes pidiendo cuentas claras sobre las cuotas sindicales, que cada quince días se descuentan vía nómina.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha recibido  más de mil 792 millones de pesos en los últimos 15 años por parte de la Secretaría de Educación Pública por concepto de “cuotas sindicales”, lo que significa que por día a las arcas de la organización del magisterio se le adjudicaron más de 327 mil pesos que fueron descontados a los maestros de la educación básica.  Las  preguntas obligadas son  ¿Dónde está ese dinero?  ¿En que se utiliza?

Es un  hecho que los metros están sujetos al SNTE, por las buenas o por las malas, ya que en el estatuto del sindicato, en su artículo 18, establece que los miembros del magisterio “cubrirán por concepto de cuota sindical ordinaria 1% del total de su sueldo; estas cuotas serán descontadas quincenalmente por la autoridad competente de los emolumentos de los trabajadores y se entregarán directamente al Comité Ejecutivo Nacional, que celebrará con las autoridades que correspondan los convenios necesarios relativos a los descuentos, para contar oportunamente con la cantidad íntegra de éstos”.  Empero, los maestros  al ver que  el SNTE, no defiende los derechos laborales, muchos maestros están solicitando la devolución de sus cuotas sindicales y buscar cobijo en otras siglas.

En el caso de Juan Díaz de la Torre, este solo es un sujeto de papel, un títere que es manejado desde bambalinas por los barones del dinero. En estos momentos el SNTE, padece de credibilidad y fortaleza, su unidad de la que tanto se ufanaban es solo un espejismo.

Los maestros han comenzado a reclamar lo que les corresponde, están comenzando a abrir los ojos.

El yugo charril y los cacicazgos comienzan  a debilitarse, las manifestaciones, después del 2013, han comenzado a ser más organizadas. Las secciones del sindicato magisterial,  piden unidad, sin embargo en la realidad ya no existe, solo existe conveniencia e interés.

Y lo más preocupante para el SNTE, su hacedor el Gobierno Federal, lo tiene  en la mira,  sabe que en cualquier momento cambia de secretario general o lo limita más de lo que ya está.

Un elefante blanco que se niega a morir, una leyenda llamada SNTE FOTO: LUIS ORTIZ

Fuente: Libertad Bajo Palabra