Prof. Recomendaciones sobre formación inicial y continua de Maestros en México.

“Prof.” Recomendaciones sobre formación inicial y continua de los maestros en México.

Palabras del Dr. Marco Fernández | Director de Investigación de México Evalúa

 

Ciudad de México a martes 9 de febrero de 2016.

Muy buenos días a todos. Antes que nada, quisiera agradecer a los colegas de Mexicanos Primero la invitación para comentar su estudio Prof. Recomendaciones sobre formación inicial y continua de maestros en México que busca precisamente convencer de las primeras contribuciones al estudio de los retos que tiene la formación de los docentes, tanto la formación inicial como para la formación de los docentes en funciones, el tema que trata el estudio fundamental de cara a la discusión que se tiene en los avances de la implementación de la Reforma Educativa.

La Reforma Educativa, como se ha discutido en múltiples ocasiones, tiene el propósito fundamental de mejorar la calidad de la educación que se imparte en las escuelas públicas y privadas de nuestro país y para poder tener mejor calidad educativa, uno de los actores fundamentales al centro de estos esfuerzos son los docentes y justo el estudio nos invita a pensar cómo podemos dotar a los docentes mexicanos de las herramientas que necesitan para poder llegar a buen puerto en su tarea de perseguir la excelencia y la mejor calidad educativa.

En ese sentido, celebro el esfuerzo de los colegas de Mexicanos Primero porque busca primero partir de un diagnóstico sobre cuales están siendo los problemas de la formación de nuestros docentes, comparto en ese sentido esta inquietud y es precisamente el motivo que está llevando a un grupo de colegas y a un servidor a también estar tratando de estudiar cuales son los desafíos en la transformación que requieren tanto las escuelas normales como las instituciones de educación superior en donde se están formando nuestros futuros maestros.

El diagnóstico y lo comparto con el estudio señala con precisión que tenemos un problema en los requisitos de ingreso a las escuelas normales, cuando uno compara el número de gente que ingresa a las escuelas normales o las plazas disponibles ahora que existe un servicio profesional docente, se da cuenta inmediatamente de la falta de formación adecuada del sistema educativo. Mucha gente se va a quedar queriendo ser profesor y va a tener que buscar otra profesión, porque no hay espacios suficientes para ellos en el servicio profesional docente. A eso se agrega la trágica preparación que tienen, ya que hay que dejarlo con toda claridad, en varias ocasiones el estudio señala uno de los problemas que tiene la formación de nuestros docentes, muy teórica poco práctica.

La experiencia internacional señala lo fundamental que es precisamente el ejercicio práctico de la docencia, la observación en clase son, sin duda alguna, ejercicios costosos pero que son inversiones necesarias que el país tiene que tomar para ir mejorando la formación de nuestros docentes, a eso se agrega además un punto que ojalá que pudiese analizarse con mayor profundidad y que menciona el estudio pero que creo es al centro de los problemas que tenemos en el sistema educativo, la preparación de los formadores de los futuros docentes, no es solamente la incertidumbre de a oral que muchos de ellos si tienen por estar contratados solo bajo el esquema de horas, pocos tener bajo el esquema tiempo completo, sino que esos mismos formadores de futuros docentes, no tienen cursos adecuados para su actualización y en ese sentido el círculo perverso de actualización de los docentes y la mejora de la formación es difícil de romper, además creo que en ese sentido uno de los puntos que realmente sugiere el estudio es nuevamente la falta de una adecuada premiación en el sistema educativo, tan solo cuando uno sepa cómo se gastan los recursos destinados a las escuelas normales y ahora al sistema de formación docente, pues si se atiene la necesidad de que tenemos que aprender a gastar bien si se reconoce y creo que es importante lo mencionó David Calderón en su presentación el esfuerzo reciente que tanto el Congreso, como el Ejecutivo Federal han hecho para incrementar de forma sustantiva los recursos destinados a la formación docente, pasamos de los doscientos millones a casi mil cuatrocientos millones de pesos, pero la pregunta aprendiendo de las experiencias que hemos tenido en otros rubros de gasto educativo, es cómo hacer que estos recursos lleguen a donde tienen que llegar y se usen bien.

Los diagnósticos múltiples citados incluso por el propio estudio de la Auditoría Superior de la Federación apuntan a que uno de los problemas de que ha tenido influencia de la formación docente nuestro país es que los recursos se han hecho sin que se tengan diagnósticos claros de donde están los problemas para la formación y, por lo tanto, a dónde se tienen que destinar los recursos.

En septiembre pasado se nos había prometido por parte de la Secretaría de Educación Pública y el entonces Secretario Chuayffet, que se daría a conocer el diagnóstico precisamente que la administración estaba preparando porque por el estado de las escuelas normales, ya se ha pospuesto y se nos dijo que es ahora en febrero.

Este estudio es fundamental porque uno esperaría que esta decisión de los mil cuatrocientos millones de pesos que se van a destinar, van a llevar una guía, un propósito para ver cómo se va a hacer una mejor aplicación de estos recursos.

Hay en este esfuerzo de mejorar la formación de nuestros docentes, evidencias también del sentir de los propios maestros que evidencian a través de las encuestas que la OCDE ha hecho en su estudio TALIS que no se sienten lo eficientemente preparados, eso a pesar de que en el pasado por ejemplo programas como la famosa carrera magisterial propició pues la cultura llamarla de alguna manera viacrucis, más de mil cursos que se contemplaba en el catálogo de los cursos a partir de la obtención de puntos para entrar al programa de carrera magisterial, en donde no queda claro que la planeación haya sido la más adecuada para darles las herramientas a los docentes de lo que necesitan para su mejor enseñanza. Hay esfuerzo hoy de múltiples universidades, incluyendo en la que yo laboro en el TEC de Monterrey, de tratar de contribuir a la capacitación de los docentes.

Actualmente, según el último censo de los corredores de los cursos que se van a dar para formación de los docentes, hay más de trescientas instituciones de educación superior públicas y privadas y de asociaciones que van a estar contribuyendo a este esfuerzo, pero lo que preocupa en esta inquietud de proveedores, es que realmente la autoridad no ha podido con tantos desafíos que tiene desarrollar evaluadores externos para realmente comprobar la calidad de estos proveedores, y en ese sentido que se puedan proveer cursos que sean realmente útiles para los docentes y que no sean llamados al engaño de nuevamente como ha ocurrido en el pasado de tener cursos que poco se reflejan en su calidad docente. Hay, desde mi punto de vista, uno de los retos fundamentales en este rediseño de la política de formación de los docentes, la necesidad de tomarse enserio, creo que es una de las cosas que habría de enfatizar más en el estudio, cuáles son las actividades y conocimientos que nuestros jóvenes y nuestros niños requieren en el siglo XXI. Hace unos meses tuvimos la oportunidad una serie de colegas por ejemplo de ir a esta conferencia que se realiza cada año en Qatar, la conferencia de WISE y ahí se compartían las experiencias de distintos especialistas en educación en el mundo, de cuáles son estas habilidades que requieren los jóvenes este y los niños del siglo XXI, la capacidad de raciocinio crítico, de análisis, de trabajar en equipo, etc. Y cuando uno lo compara con la formación que tienen nuestros docentes y el tiempo por lo tanto de enseñanzas que le dan a nuestros niños, uno observa los retos que tiene el país este de frente. En ese sentido, es importante también entender que la práctica sí hace al maestro, ese dicho no es una cosa fútil, si no que se tiene que tomar muy enserio y eso tiene que empezar desde las escuelas normales, cualquiera que ha acudido a las escuelas normales, verá que habrá cursos de la pedagogía y de autores renombrados que se les dan a nuestros profesores, pero poco se privilegia el espacio para la práctica en el aula para que puedan ser acompañados los docentes de la observación en clase y que los mentores, estas mentorías individualizadas les ayudan a empezar a calibrar con sus prácticas de la docencia al interior del aula y la experiencia internacional nos demuestra, que este tipo de ejercicio es fundamental, si, insisto, es un ejercicio costoso, pero que se tiene que ver como una inversión que el país tiene que hacer de manera muy puntual, en ese sentido, uno de los puntos que recuerda el estudio, es la necesidad de ubicar bien la evaluación de los docentes, se discute muchísimo de la importancia de evaluar a nuestros profesores, pero siempre se discute poco las evaluamos para que y en primer lugar, tiene en la evaluación, desde mi perspectiva un propósito formativo, sí, que tiene que ser complementado con la rendición de cuentas para el propio docente como el Sistema Educativo, pero que si no cumple ese propósito formativo, entonces poco sirve el haber implementado una reforma educativa como la que está en curso, en ese sentido, los retos que tienen las autoridades, que es cómo utilizar los insumos que tienen de los resultados que pronto se van a dar a conocer, por ejemplo, de los docentes en funciones para poder realmente que el INEE den estos diagnósticos personalizados y empiece a coordinarse con la Autoridad Federal que establecerá los lineamientos respectivos de la formación y de las Autoridades Estatales, que son los que van a ser encargados de dotar los cursos de capacitación a los docentes, en ese sentido, el reto de lograr coordinación efectiva entre las distintas autoridades de la educación es muy importante y una de las cosas que le comentaba hace ratito a Claudio y a David, es en ese sentido el reto también de capacidades técnicas tanto de la Autoridad Federal como de la Autoridad Estatal.

Insisto, cuando uno observa y quiero ser muy franco, pláticas que tienen con los colegas de las Autoridades Educativas tanto a nivel Federal como Estatal, preocupa la carencia de un estar constantemente con la preparación técnica más adecuada para poder precisamente poder empezar a crear esas directrices que se van a necesitar para los cursos de la formación docente y este señalamiento es un señalamiento de un aneaje personal, sino de observar una realidad y tratar entre todos como comunidad interesada en mejorar la calidad de la educación, encontrar la forma de desarrollar esas capacidades técnicas. En ese sentido, mi punto de vista es que las universidades, tanto privadas como públicas, sí tienen que estar articuladas para poder este contribuir en este esfuerzo por mejorar la educación de nuestros docentes y habrá tentación y hay que tener cuidado de evitar esa tentación de que en su papel de contribuir a esta tarea, lo vean como una perspectiva meramente de negocio y se ponga en el lado de lo que tiene que ser fundamental, que es la mejora de nuestros docentes, e insisto, la mejora de los docentes porque el fin último son nuestros niños. La calidad de la educación que reciben nuestros jóvenes y nuestros niños tanto en escuelas públicas como privadas. Finalmente, dentro de nuestros puntos, creo que cabe destacarse dentro del estudio y que en mi perspectiva tendría que enfatizarse algo más, es la necesidad de la transparencia como la aliada para mejorar la política pública en nuestro país.

La transparencia no solo en el ejercicio de los recursos públicos, sino vendrá, les puedo asegurar lamentablemente las próximas semanas, una lucha por transparentar incluso los resultados de la evaluación de los docentes y que se tengan que hacer públicas las evaluaciones de cada uno de los individuos, no para someterlos al escándalo público, sino que se necesita precisamente esos insumos para comenzar a calibrar de mejor manera la Política Educativa y contribuir a estudios mucho más adecuados y sólidos en el aspecto técnico, para ir cambiando el curso de la formación de nuestros docentes.

Finalmente, creo que uno de los puntos que en una revisión futura de estudios, tendría que profundizar con mayor énfasis ese tema de como esa formación de los docentes tiene que ayudar a temperar las desigualdades que produce el sistema educativo nacional, en este sentido cuando uno observa los resultados precisamente de las pruebas estandarizadas tanto nacionales como internacionales se evidencia los problemas que hay de calidad educativa distinta que reciben de acuerdo al tipo de escuela que acuden los alumnos y no es solamente los actores económicos que influyen en este desempeño, sino también las diferencias de la preparación de los docentes que están frente a las aulas. De ahí es la controversia que desató la semana pasada o la nueva modalidad de aplicación de la prueba PLANEA, es importante entender que no es una discusión de especialistas y no es un ataque personal contra cierta autoridad educativa contra otra, si no, es la necesidad de exigir que tenemos que cuidar los instrumentos que tanto han costado desarrollar para precisamente tener esa retroalimentación que necesitan los docentes para poder tener una mejor labor en el aula, ya de por sí que en el cambio de ENLACE a PLANEA, en mi perspectiva se cometió un error y ojalá el congreso hubiera levantado la voz, que fue el reducirnos los años que eran evaluados. ENLACE, la virtud que tenía es que se tenían evaluaciones censales desde tercero de primaria hasta tercero de media superior, se tomó la decisión de sólo tener ahora evaluaciones para tercero de primaria, sexto de primaria, tercero de secundaria y tercero de media superior , si nosotros estamos diciendo que necesitamos retroalimentación de todos los docentes, de su labor que están haciendo en el aula, este tipo de instrumentos que en todos los años escolares es uno de las herramientas que necesita precisamente necesita para saber qué está funcionando y que no está funcionando en el aula. Sí, ahorita son doscientos millones de pesos y hubieran sido más si se hubiera hecho la relación a todos los años, pero la perspectiva de, primero el agregado del presupuesto que tiene la Secretaría de Educación Pública a su cargo y a la luz de gastos indebidos que fueron, por ejemplo, en el pago ilegal de los salarios de los comisionados el año pasado, pues claramente habría lugar de donde tomar para estos doscientos millones de pesos. Insisto no son un gasto, son una inversión porque si nos vamos a tomar enserio el tema de la necesidad de tomar nuestros docentes, necesitamos empezar a gastar en donde se tiene que gastar, gastar adecuadamente, entender que en esta labor los docentes son el actor principal con el objetivo último, insisto, de tener mejor calidad para educación de nuestros niños y nuestros jóvenes.

En www.mexicanosprimero.org se puede consultar y descargar el reporte completo.

CONTACTO:

Norma Espinosa, Coordinadora de Medios

+ (55) 12 53 40 00 | nespinosa@mexicanosprimero.org

 

 

 

1 opinión en “Prof. Recomendaciones sobre formación inicial y continua de Maestros en México.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *