Una Reflexión: El camino del Maestro.

Por Jesús Adoney Chi López.

El mundo está lleno de historias, algunas  son de éxito otras de transformación social, pero de lo que no hay duda es que un maestro siempre estará en nuestras vidas, ese agente social que día a día con su humanismo transforma la sociedad y enfrenta sus retos desde su ámbito, algunas  veces con apoyo y otras veces no, apoyo por parte de las autoridades educativas que muchas veces no llega, por estar más preocupado por aplicar una reforma educativa que es el caso de México donde los propios maestros la rechazan por considerarla dañina y por eso miles han salido a las calles a protestar contra ella, como ha venido sucediendo en nuestro  México.

El Maestro mexicano como muchos docentes de otros países recorren caminos, enfrenta sus propias dificultades pero enseña,  el maestro mexicano está lleno de historias  de las cuales aprovechare estas líneas para compartir algunas de ellas entre docentes de nuestra América que seguramente alguna de ellas se entrelazara en los pensamientos de quien recuerda a su maestro. Seguro también estoy que escondido por algún lugar hay más historias que contar. Cuatro maestros, cuatro historias.

Miguel Ángel Díaz, doctor en educación, creador de INTERLEADER docente del Estado de Jalisco me ha permitido conocer y aprender con él su esfuerzo por mejorar la educación en México, su propuesta inicial para dar seguimiento  a los directivos lo ha llevado por caminos  del mundo y en su paso muchos docentes hemos sido participes de sus enseñanzas para mejorar nuestra labor educativa. Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de conocernos en España en un diplomado y muchos de los que asistimos hoy seguimos enfrentando los retos de la educación; recorrer con Miguel Ángel  el poblado de Tihosuco, Q. Roo donde habita la raíz de la insigne raza Maya para conocer y participar de los saberes de los maestros rurales dejo mucho significado en mí y seguramente también en el  maestro Miguel Ángel quien mediante la investigación continua  sigue buscando la forma de fortalecer el trabajo docente para los maestro rurales en México. Siguiendo su huella hace unos días me entere que  participara en Australia con la experiencia rural, en hora buena por un maestro mexicano que seguramente traerá mayores saberes para compartir con los educadores de México, pero sobre todo que enfrenta los retos de la educación en un mundo globalizado partiendo de lo local a lo global.  

Todo maestro sabe ingeniársela para educar, para ser esa luz que haga brillar a sus alumnos, y más cuando los niños carecen de oportunidades, esa es la historia del maestro Colombiano Luis Soriano que mediante la lectura está intentando  combatir  la ignorancia y dar una mayor oportunidad a la gente del campo, la idea de Luis de crear la biblioteca mediante un burro (El Biblioburro)  para algunas personas fue algo genial mientras que para otros pareció una verdadera locura. El lomo del burro de Soriano lleva   a cuestas 70 libros de matemáticas, literatura, geografía e historia y literatura que llega a lugares apartados de la zona de su Municipio. Sin duda Soriano representa a la figura Quijotesca de Don Miguel de Cervantes. La historia de Luis Soriano remueve el afán por la lectura con sus pequeños lectores y es una campaña real contra el analfabetismo. No hay muchas historias como la de Luis Soriano, porque uno pensaría no hay muchos locos, pero de lo que si estoy seguro que muchos maestros hoy en día se la siguen ingeniando en esas áreas apartadas para dar a sus alumnos lo mejor de cada uno de ellos.(Publicado el 18 de septiembre del 2016 por (sin embargo/GlobalVoices).

Una historia que contrasta con  la de Luis Soriano viene de Uruguay donde el maestro y periodista Leonardo Haberkorn mediante una carta  ha tirado la toalla, ¿Qué ha sucedido con este docente? Pues resulta que él se a cansado de luchar contra la tecnología, esa que muchos piensan  que son la salvación de la educación, el maestro Haberkorn nos dice en su carta que los celulares, el watsap y Facebook le han ganado, que se ha cansado de hablar con maleducados, con personas carentes de interés por la clase, por quienes tienen mayor interés en no despegar la vista de su teléfono. 

Hoy en día en este mundo globalizado muchos creemos que la tecnología es lo mejor, pero en realidad, la tecnología nos ha llenado de información de un bombardeo constante que la información no puede ser procesada correctamente y por lo tanto la lectura que debe permitir el desarrollo de la conciencia y acercamiento a la realidad se ha tergiversado de tal forma que hoy al parecer una selfie se vuelve más importante que saber quién fue Gabriel García Márquez.  Tal parece que la incultura, el desinterés y la ajenidad están triunfando en la gente que emplea la tecnología y el maestro Habrkorn señala que ya no quiere ser cómplice de esa estafa social que esta con llevando a la mediocridad de una juventud y por eso prefiere tirar la toalla. Se habrá rendido o es tan sólo un llamado de atención para sí mismo, porque un maestro no se rinde, cambia, se transforma  y retoma su camino.

De Uruguay nos vamos a Honduras donde el maestro Hugo Armando Pinto tiene que remar 10 kilómetros en un cayuco tomado a préstamo no  sólo para allegar a trabajar diariamente sino que con él lo acompañan algunos de sus alumnos por el río san Juan en el Caribe hasta llegar a la escuela “Francisco Boca Cerrada del Municipio de la Másica. Al menos Hugo ha sido reconocido por su gobierno como el maestro del año este  2016, su historia sale a la luz pública al conmemorarse el día del maestro Hondureño, Armando Pinto es maestro interino como muchos en su País y otros en México y en otras partes del mundo, el sueño de Hugo es tener su propia lancha para transportarse a su trabajo y seguramente su propia plaza.

Así como la historia de Hugo, Leonardo, Luis y Migue Ángel que día a día hacen camino, seguramente en muchas partes existen historias que  merecen ser contadas, la vida de un maestro tal vez para muchos no sean importante o tal vez pensemos que tenga poco que contar, pero seguro estoy que al leer estas líneas recordaran alguno de sus maestros, aquellos testarudos que nos han cambiado la vida, porque fuimos tocados en nuestro interior por alguno de ellos, sabemos que hay tiempo difíciles para nosotros  los docentes, pero seguro estoy que los caminos seguirán siendo abiertos por los maestros y que cada historia de vida cambiara el pensar de  nuestra sociedad.

Los maestros de México estamos enfrentando una mal llamada reforma educativa y seguramente si los maestros decidieran compartir sus historias entre ellas encontraremos el verdadero significado de la docencia en nuestro País, esa a semilla del Normalismo mexicano que ha rendido frutos en las comunidades, rancherías y lugares apartados así como en las grandes ciudades.

El reto del maestro mexicano hoy reside en saber adaptarse a los cambios sin claudicar en sus derechos y sobre todo no permitir que se le arranque el derecho a su plaza base.

                                                                                            Jesús Adoney Chi López.

1 opinión en “Una Reflexión: El camino del Maestro.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *